Vicente Vallés, apabullante sentido de la lógica
  1. España
  2. Palo Alto
Graciano Palomo

Palo Alto

Por

Vicente Vallés, apabullante sentido de la lógica

Para ser un profesional 10 en televisión resulta imprescindible: sentido común, lógica en el método, capacidad de análisis y honradez ante la verdad

placeholder Foto: Vicente Vallés, en la segunda edición de 'A3N'. (Atresmedia)
Vicente Vallés, en la segunda edición de 'A3N'. (Atresmedia)

Ha sido y es la referencia informativa básica durante los turbulentos tiempos que corren. Sin hacer un específico periodismo de investigación —no es el objeto de su informativo—, sin necesidad de dar exclusivas por doquier, el director del principal Informativo de Antena 3 demuestra que para ser un profesional 10 en televisión resulta imprescindible: sentido común, lógica en el método, capacidad de análisis y honradez ante la verdad. Punto.

Vicente Vallés, madrileño, 56 años, hace lo que hicieron los míticos Dan Rather, Mike Wallace o Edward Murrow en la CBS. Simplemente esto: informarse, buscar la realidad, escuchar a unos y otros para, finalmente, aplicar la lógica a la honradez informativa. En el cabal distingo de algo tan elemental como los 'géneros' periodísticos: información por aquí, opinión para allá. Punto.

Lo escribo con total sinceridad: no me ha sorprendido nada el éxito básicamente de público (audiencias) y también de crítica de Vallés y tampoco de su colega del mediodía, Sandra Golpe.

No es fácil distinguir el grano de la paja en mercancías informativas averiadas que facilita el poder, asustado ante las posibles consecuencias

Aunque parezca de Perogrullo, no es fácil distinguir el grano de la paja en mercancías informativas averiadas que facilita el poder, asustado ante las posibles consecuencias de todo orden con ocasión de la pandemia y su gestión más que cuestionable. Dejar a ese poder, que arrasa con todo y deglute la verdad a borbotones, al pairo de sus propias contradicciones, mentiras y medias verdades es, a mi entender, donde estriba el favor que los ciudadanos libres conceden al responsable del informativo "Noticias" en 'prime time'. No hay más secreto.

Hace unos días, la Administradora Provisional (sic) Única de RTVE —Radiotelevisión 'Espantosa' en autodefinición de la señora Mateo— dijo en sede parlamentaria que la culpa de la degradación de RTVE la tenía la oposición. ¡Vaya! Resulta que los consumidores de informativos españoles son como aquellos mansurrones ciudadanos de la antigua Alemania comunista (RDA) que hacen lo que les dice un partido.

Con su experiencia debería saber que los españoles han sido extraordinariamente disciplinados para cumplir las órdenes del estado de excepción durante tres meses, pero, buena dama, lo de no enchufar un canal u otro, por ahí no. La cosa es mucha más sencilla: la "gente", soberana del mando, ha cogido el número correcto a los Hernández, Ónega, Fortes y demás genuflexos. Punto.

placeholder El ministro de Sanidad, Salvador Illa, junto a Fernando Simón en una rueda de prensa en la Moncloa. (EFE)
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, junto a Fernando Simón en una rueda de prensa en la Moncloa. (EFE)

Ocurre que los espectadores televisivos en la España de la actual hora distinguen las voces de los ecos al decir machadiano. Unos son voz, propia, honrada y con talento; otros son meros ecos. Punto.

Si llegara el día en que la confusión voces/ecos fuera total, y la realidad llegará o viniese con vitola de "verdad revelada", no quedará otro remedio que liar el hatillo y encender Radio Pirenaica.

¡Siempre quedará algún Vallés que mueva con talento, valentía, sentido común y lógica el braserillo!

Vicente Vallés RTVE Pandemia Antena 3 Coronavirus