Cs, tijera en mano, quiere cortar la coleta

Tiene sus riesgos. Intentar cortar la coleta a un tipo tan determinado como Iglesias conlleva mucha tisana. La tijera igual corta pelo que dedos

Foto: La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, acompañada de Edmundo Bal. (EFE)
La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, acompañada de Edmundo Bal. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura2 min

"Nuestro objetivo político, dadas las circunstancias, es influir lo máximo posible en el Gobierno…Sánchez sabe que nos necesita, mucho más ahora que están por librarse desde Europa los 140.000 millones sin los cuales España no podrá salir adelante…".

Esto me afirmaba hace menos de 48 horas uno de los líderes más influyentes de Ciudadanos. El objetivo no es corto, mucho menos perezoso. Tal y como están las cosas, los dirigentes del partido liberal entienden que necesariamente el "podemismo" tiene que ir perdiendo fuerza dentro del poder gubernamental, máxime cuando los frentes judiciales abiertos contra Iglesias y algunos de sus más conspicuos cuates hieden, apestan.

"Es la gran apuesta de Ciudadanos que tampoco anda sobrado de oportunidades después del batacazo electoral último"

¿Aguantará Sánchez el hedor que emana de esas cloacas? La puesta naranja va por ahí. Europa juega ahora un rol fundamental en la política interna española y los Macron, Rutte y algunos otros juegan un papel decisivo. Ambos son de la familia política del partido de Arrimadas y Edmundo Bal y hasta el propio Sánchez entiende que pueden ayudarle a mantener líneas abiertas con los europeos. Se trata de la cuadratura del círculo para Pedro Sánchez porque no puede subsistir internamente sin la aquiescencia de podemitas y separatistas que si en España apuntalan su poder en Europa no son homologables. El cruce de caminos que se le presenta al emperador de la "extenuación" no es baladí. Porque aquellos que auparon a Sánchez al poder vomitan cualquier aproximación a los liberales y estos, precisamente, lo que quieren es "cortar la coleta al de Dina, Irán, Caracas…" En medio, el gran conductor, ebrio y pagado de sí mismo.

Es la gran apuesta de Ciudadanos que tampoco anda sobrado de oportunidades después del batacazo electoral último. No tienen fácil apartar a sus enemigos ideológicos —y hasta personales— del regazo sanchista. "Van a aguantar todo lo que sea porque en el Gobierno se vive muy bien…".

Tiene sus riesgos. Intentar cortar la coleta a un tipo tan determinado como Iglesias conlleva mucha tisana. La elaboración de los Presupuestos Generales dará ocasión de conocer si el 'desideratum' tiene alguna posibilidad de plasmación real.

La tijera igual corta pelo que dedos.

Palo Alto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios