A la vicepresidenta Díaz le importan los parados
  1. España
  2. Palo Alto
Graciano Palomo

Palo Alto

Por

A la vicepresidenta Díaz le importan los parados

Sin inversión productiva, señora Díaz, no hay empleo. Porque se ha demostrado que la alimentación burocrática aumentada en las cinco administraciones que pagamos no resuelve los problemas

placeholder Foto: La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz. (EFE)
La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz. (EFE)

He oído a la vicepresidenta Díaz, una de las figuras más destacadas del Gobierno y jefa del sector "podemita", lanzar una andanada en plan ideológico contra el presidente Sánchez, porque este ha osado irse a Estados Unidos, todavía primera potencia mundial, en busca de dinero fresco con el que engrasar la maltrecha economía española.

No seré yo el que critique al jefe del Gobierno porque haya ido en busca de apoyo financiero USA en momento tan necesitado. Es más, desde mi punto de vista, es una de las iniciativas más lozanas que ha tomado el señor presidente. Bien mirado, se trata de aplicar el viejo consejo que le diera a Felipe González Dang Xiao Ping, en la mejor tradición china: "Gato blanco, gato negro, lo mismo da si caza ratones…".

Sánchez sabe que los llamados "fondos buitre" y otros son parte de la recuperación española y en ese sentido antepone los intereses generales de la nación a cualquier otra cuestión ideológica. Es ahí donde ha entrado a saco la señora Díaz. Pero desde una cucaña ideológica y argumental muy fútil y fácilmente desmontable.

Dice la vicepresidenta que a ella, más que los fondos que siempre van en busca de rentabilidad para su dinero (obvio), le importan los parados. Naturalmente, a todos. Pero para que esa 'paqueirada' galaica (obvia) tenga algún viso de convertirse en verdad, habrá que convenir que para sacar del paro a esa millonada de españoles(as), harán falta inversiones dentro de la economía real. Economía real, no ficticia, como ocurría en la extinta URSS y, actualmente, en Cuba, Nicaragua y Venezuela donde todo es cartón piedra.

¿Acaso pretende la vicepresidenta que los fondos de inversión pierdan dinero y echen a todos sus empleados?

¿Acaso pretende la vicepresidenta que los fondos de inversión pierdan dinero y echen a todos sus empleados? ¡Lo que hay qué oír! En el presidente se impone, por una vez, el realismo. En la vicepresidenta si impone (como casi siempre) sus parámetros ideológicos claramente superados por la realidad y por la Historia.

Escrito lo anterior, debo extenderme en el análisis. Yolanda Díaz no ha tenido más remedio que enfrentar a los "parados" de ella contra los "fondos USA" de Sánchez porque la contradicción es clamorosa. Ella ha llegado al poder invocando a los parias y resulta que forma parte de un Gobierno que busca a los fondos buitres que tanto ha combatido. Hasta ahí, todo de una lógica aplastante, máxime cuando siente el aliento encabronado de aquellos que dice defender.

Sin inversión productiva, señora Díaz, no hay empleo. Porque se ha demostrado que la alimentación burocrática aumentada en las cinco administraciones que pagamos no resuelve los problemas. Es lo que ha intentado hacer Pedro Sánchez. Creo. Allí ha subrayado que sus cesiones a Podemos serán mínimas.

Yolanda Díaz Unión Soviética (URSS)