Lectura ('fake') de los informes Tezanos
  1. España
  2. Palo Alto
Graciano Palomo

Palo Alto

Por

Lectura ('fake') de los informes Tezanos

La "factoría Redondo" ha dejado paso en exclusiva a la "factoría Tezanos". Como no hay memoria del pasado, algunos muerden el anzuelo con fruición, generalmente por miedo

Foto: El presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas, José Félix Tezanos. (EFE)
El presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas, José Félix Tezanos. (EFE)

La insoportable canícula agosteña conduce a conclusiones discutibles. Sobre todo, cuando se analiza la coyuntura política actual. Hay gente, hola gente, que se ha fijado en los informes del CIS, todavía dirigido por Tezanos, para aventurar que el 'cambio' al actual 'régimen' instaurado en la necesidad parlamentaria no cuaja en las ciudades.

En primer lugar, utilizar los papeles (carísimos para el contribuyente) de Tezanos, juez y parte cuasiobsceno, que no guarda ni las formas, para hacer un diagnóstico respecto a la evolución del sentir político entre la cuitada población, es un ejercicio analítico/periodístico de alto riesgo. No solo por el origen del dato. También porque va contra todo precedente histórico de cambio producido en España desde antes de la Guerra Civil y, sobre todo, porque esos dígitos de Tezanos chocan frontalmente contra las tabulaciones del resto de los profesionales sin mácula que adornan el vasto panorama patrio en lo relativo a estas cuestiones. Los cambios siempre se producen primero en las ciudades hasta extenderse posteriormente a las zonas rurales. El jefe del CIS tiene el coraje apesebrado de afirmar que hoy sucede en España todo lo contrario. Lo malo no es que lo diga el de carnet partidario; lo peor es que haya informadores que se traguen la milonga como si fuera una tosta de caviar iraní.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE)

Se pondrán como quieran, porque de seguir en el poder dependen sus vidas profesionales y haciendas enriquecidas. La necesidad de cambiar un poder contradictorio, ventajista, abusador, con corruptelas a gogó (aunque las cadenas de TV no se hagan eco), reidor de los más desfavorecidos con cuyas voluntades pretenden seguir en el "machito", es ya un grito ahogado que se deja escuchar (con sordina) en pueblos y especialmente en las grandes urbes.

La "factoría Redondo" ha dejado paso en exclusiva a la "factoría Tezanos". Como no hay memoria del pasado, ni siquiera de lo acaecido hace unos meses, algunos muerden el anzuelo con fruición, generalmente por miedo, precio o para ser invitados a los salones.

El color de la moqueta les trae sin cuidado. Lo importante es que exista moqueta. Salones que embotan sus sentidos y les impide oír en clamor de la calle.