De la prolongación de la Castellana... a una capital de provincias

Se propone renunciar a uno de los objetivos fundamentales y proyectos emblemáticos del actual plan general: ampliar el principal eje urbano de la ciudad, a favor de una calle secundaria

Foto: Paseo de la Castellana de Madrid. (EFE)
Paseo de la Castellana de Madrid. (EFE)

El Proyecto de la Prolongación de la Castellana del vigente Plan General de Ordenación Urbana de Madrid de 1997, perseguía sin ser exhaustivos - y persigue, pues no se ha tramitado hasta el momento ninguna modificación del mismo - los siguientes objetivos fundamentales:

Prolongar el Paseo de la Castellana entre la M-30 y la M-40, como gran eje urbano estructurante del norte de Madrid; en segundo lugar, favorecer la construcción de la nueva Estación de Chamartín, como intercambiador fundamental de transporte y, por último, propiciar la mezcla de usos y actividades para articular una centralidad urbana equilibrada. Concebida esta para obtener una intensa vida social y urbana atractiva para la implantación de usos de capitalidad (instituciones, organismos, grandes empresas, hoteles, museos, teatros, auditorios…), alguno de ellos con la posibilidad de ejercer un papel similar al que tuvieron, en su día, los Nuevos Ministerios, más la necesaria componente residencial.


El Proyecto pretendía completar la historia de este eje urbano, el más importante de Madrid. Junto con los tres proyectos emblemáticos propuestos en el Plan General de 1997 perseguía elevar a Madrid al nivel de algunas grandes capitales europeas: prever los suelos para solicitar unos Juegos Olímpicos; recuperar su Centro Histórico rehabilitándolo y revitalizándolo; y potenciar el eje cultural Recoletos-Prado con su restauración medioambiental y transformación urbana. El primero en “standby” tras los fracasos de la candidatura de Madrid para 2016 y 2020. En el segundo se dieron pasos, ralentizados luego por la crisis económica que hoy parece superada. Lo mismo puede decirse del eje Recoletos-Prado, perjudicado además, en su momento, por la falta de entendimiento entre las administraciones autonómica y municipal.

Hoy parece que el Proyecto de la Prolongación de la Castellana, de gran importancia para el futuro de Madrid, no va a realizarse como fue concebido y ni siquiera se va a prolongar aquella.

Tras los acuerdos entre Ministerio de Fomento, Ayuntamiento de Madrid y Distrito Castellana Norte en julio de 2017 y abril de 2018, se nos ha ofrecido a través de los medios un avance, bastante pormenorizado, de la futura ordenación, caracterizada por:

El Paseo de la Castellana ya no se prolonga, otorgando el papel de eje de desarrollo del proyecto a la calle Agustín de Foxá, hoy secundaria en el distrito de Chamartín.

La ordenación de conjunto sin personalidad y basada en un conjunto de pequeñas manzanas.

Los usos terciarios: hoteles, oficinas y comercio, han perdido mucho peso y no se plantean como elementos vertebradores de una centralidad. Las áreas residenciales serían similares a otras muchas construidas en España desde los años setenta.


Se trata de una ordenación sin el más mínimo carácter, vulgar y anodina, sin aportar nada nuevo en su concepción y composición urbanística, nada que ver con una nueva y vanguardista forma de construir la ciudad como debería esperarse para un importante desarrollo urbano de Madrid en pleno siglo XXI.

Sería un proyecto urbano que, desde la relación “rango-tamaño”, parecería más apropiado para una capital de provincias


Sería un proyecto urbano que, desde la relación “rango-tamaño”, parecería más apropiado para una capital de provincias; ello supondría, de nuevo, la pérdida de otra oportunidad de elevar la calidad urbana de Madrid hasta el nivel de algunas de las más importantes capitales europeas.

De mantenerse la actual propuesta, la modificación del Plan General debería concebirse de forma abierta y flexible – definición solo de los parámetros fundamentales – para permitir posteriormente una notable mejora de la ordenación final.

Luis Rodríguez-Avial* es arquitecto y exgerente del Consorcio para la Prolongación de la Castellana (1997-2012)

Tribuna

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios