El bitcoin va a desplomarse un 50%

Adelanto que no estamos ante el final del bitcoin, ni mucho menos. Pero el paseo puede ser chulo incluso en una "pequeña corrección" y tengo argumentos para pensar que estamos ya en ello

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Esta semana he aprendido cosas sobre el bitcoin muy interesantes. La más curiosa de ellas es que su nombre se escribe con minúscula. El Bitcoin es otra cosa. Lo explicaba Javier Molina en su provocador artículo de esta semana.

Por cierto Javier, al final del artículo te voy a plantear el reto que buscabas en la presentación del libro que en compañía de Isaac de la Peña, y en beneficio de Fundela, tuviste el detalle de hacernos recientemente… Si tienes interés en verte de nuevo, das bastante bien en directo, la he subido a mi blog personal.

El bitcoin es netamente alcista. Ha superado hasta las estimaciones de los más optimistas con Javier a la cabeza. Pero la hora de verlo sufrir ha llegado con alta probabilidad si aplicamos unas nociones básicas de análisis técnico. Y siendo como es ya un activo líquido y participado, más de lo que yo creía hace unos meses, lo cierto es que estas pequeñas aunque falibles herramientas debiera funcionar razonablemente bien incluso usándolas contra tendencia como va a ser el caso. Adelanto que no estamos ante el final del bitcoin, ni mucho menos. Pero el paseo puede ser chulo incluso en una “pequeña corrección” y tengo algunos argumentos para pensar que estamos ya en ello tras lo del viernes.

La vuelta semanal con la que hemos despedido el 10 de noviembre, con pérdida de primer soporte de muy corto plazo y confirmación de pequeño doble top, no es suficiente para aventurar estas “fantasías”. Simplemente hemos llevado a la escala semanal lo que vimos en diario con el “reversal” de los 8.000 dólares. Pero lo cierto es que pensar en un ajuste hasta los 5.000 es algo que parece un simple paso atrás aunque suponga dejarse un 40% desde su máximo histórico. Y es que al fin y al cabo hablamos de buscar la base de su canal alcista de corto/medio plazo. Ahí es nada la “locura”.

Ahora bien, todo se deja en una potente resistencia ascendente y con una divergencia triple en RSI semanal. También con lecturas extremadas en RSI mensual -casi tan elevadas como las alcanzadas en los altos de 20013- y presentando divergencia bajista también. En un ejercicio de imaginación técnico puedo incluso defender un recuento en 5 ondas de Elliott desde los 160 dólares, que de ajustar un simple 38,2% apuntaría a los 5.000.

Pero imaginemos un recorte de entidad, entre el 50 y el 61,8% del movimiento alcista de los últimos tres años… Pues eso nos situaría entre los 3.135 y los 4.050 dólares. Una corrección entre el 50 y el 60% desde su alto histórico. Al fin y al cabo, en 3.000 está el primer mínimo creciente serio en la tendencia principal.

Si Javier quiere desquitarse de su derrota del año pasado, que tan caballerosamente satisfizo al principio de este ejercicio, aquí tiene el guante.

Bolságora

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios