Perdido en una violenta recuperación bursátil

Voy a dejar clarifiquen las cosas al ritmo que el mercado necesite. Habrá correcciones, y mientras tanto pequeñas posiciones en valores con gran castigo y cierto retraso

Foto: La Bolsa española. (EFE)
La Bolsa española. (EFE)

V” de venganza. Vuelta en “v”. Alcista. Hacía tiempo que no me encontraba en una situación tan incómoda. No padecí la de 2009. Sí me recuerda mi situación a 2014, cuando tras un “si esto no cae me hago monje” comentaba que lo difícil llegaba tras la caída: reincorporarse. Aquella vuelta en “v” acabó siendo un cabeza y hombros invertido (hchi) en continuidad alcista que precedió un último rally salvaje en las bolsas europeas, conectado al desplome del dólar norteamericano, para empezar un periplo que dura desde 2015 en el que sistemáticamente Europa ha vivido al margen de los tiempos de vino y rosas de Wall Street.

También tuvimos patrones en “v” que acabaron construyendo un amplio como patrón de vuelta en 2016. Las vueltas en “v” son auténticas bombas de matar técnicos. Ya he visto suficiente como para saber que salir es más fácil que volver a entrar. Y es lógico, de abajo a arriba hay mucha más volatilidad que de arriba abajo en la mayoría de las ocasiones. El mercado es fractal, lo que se ve de un lado debe verse del otro, pero no con la misma cotidianeidad.

No diré que no se haya podido ver venir esta violenta recuperación, pues desde esta tribuna ya hablé en los primeros días del ejercicio de que en términos de sentimiento inversor podíamos haber visto un suelo. No sé sí esta vez será diferente, pero siempre que se alcanzó el miedo a tal velocidad el mercado acabó recayendo. No quieras sin embargo verte en todas sin tener posiciones… Recuerdo muy bien 2001 aunque no me comí el marrón. 16 años desde que en casi me echan de Bloomberg TV por decirle al presentador que él estaba en desacuerdo con mi visión del momento como una oportunidad de compra -aún le temblaban las piernas por los atentados de días antes- porque era periodista. Dios me perdone, era joven y no conocía la diplomacia.

Aquel mercado bajista venía siendo duradero y había cumplido con todos sus objetivos mínimos, así que aposté por trabajar un `bear market rally´. Sin embargo en esta ocasión las cosas eran bien distintas, el mercado confirmó durante la parte final del pasado ejercicio potencialmente bajistas francamente impresionantes que no están desarrolladas ni siquiera en término de objetivo mínimo teórico. Los del doble techo del Stoxx600 total return deja boquiabierto. El fallo de patrones tan amplios es algo que me sigue resultando algo muy difícil de aceptar. Lo que no quiere decir que no pueda suceder.

Sí, podremos alegar que el SMI suizo en versión total return nunca rompió a la baja, o que es perfecto el movimiento hacia línea de tendencia del AEX holandés en versión TR, pero no caeré en la trampa de hacer de la excepción regla para explicar mis errores. Y es que aunque he venido proponiendo algunas ideas para quien quiere enfrentarse al mercado: Red Eléctrica, Engie, BBVA, Inditex, ACS, William Lyon, Merlin... Tengo mucha liquidez. Muy incómodo para mí y, por supuesto, para mis clientes: incluso aunque saben que usamos herramientas de protección de capital y que salir es más fácil que volver a entrar.

Sí, es cierto que el DAX30, el IBEX35 o el sector bancario europeo no han apoyado los nuevos altos crecientes del conjunto de la renta variable europea. Pero caray, un velón blanco como el desplegado estos últimos días tras la vela de ida y vuelta de la semana previa, con el `reversal´ que en zona de alto previo proponía el jueves con tremendas velas potencialmente bajistas, me ha dejado muy desubicado.

Y claro, llega el descoloque con un mercado norteamericano viviendo una de sus “v” más fastuosas de los últimos años…, de tal forma que la varios de los grandes índices han vuelto a situarse por encima de sus medias de 200 sesiones y tanto el Nasdaq como el Russell2000 las ponen en jaque. Aunque en los últimos días, hay que decirlo, el VIX no está acompañando a los nuevos mínimos ascendentes del conjunto.

Procede considerar que es posible que me haya equivocado no apostando por una “v” en zonas de soporte ascendente como eran líneas de tendencia y techo de canal en gráficos de medio/largo plazo, pero en lo que a mí respecta no pienso agobiarme con una competición frente a los índices que jamás he practicado ni con visión de medio plazo. Mi prioridad es la preservación de capital.

Personalmente, voy a seguir dejando que se clarifiquen las cosas al ritmo que el mercado necesite. Lo he asumido desde el principio. Habrá correcciones, y mientras tanto pequeñas posiciones en valores con gran castigo y cierto retraso, así como incorporaciones a alguna tendencia alcista muy sólida -que precisamente por ello no va a traer alzas desesperadas a la cartera- es lo que voy a seguir proponiendo desde mi operativa diaria.

Bolságora

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios