Los bajistas vuelven a morder el polvo

No sé si pronto tendremos una corrección bajista. De hecho ya podríamos haberla tenido. De hecho, en la mayoría de los episodios de la historia ya la habríamos tenido

Foto: Vista general de la bolsa española. (EFE)
Vista general de la bolsa española. (EFE)

Semana de ganancias notables, con la que el S&P500 total return consigue recuperar más de dos tercios de la corrección bajista. Como el Nasdaq antes que él. Con la que el S&P500 total return consigue cerrar el segundo de los huecos bajistas desplegados durante la corrección bajista. Como el Nasdaq antes que él. El Nasdaq, de hecho, consiguió ayer cerrar semanalmente por encima del primero de ellos. Si nos lo cuentan en marzo les llamamos beodos.

Y sí, digo corrección porque también eso puede ser un movimiento del 40 por ciento. Lo escribí entonces, lo sigo pensando. Lo que desde luego ninguno pensábamos es que fuéramos a asistir a una vuelta en “v” tan colosal. Si tuvimos el primer trimestre más devastador de la historia, ahora tenemos el segundo trimestre más glorioso en más de ochenta años. Queda un mes para el cierre, es cierto. Pero desde luego, que caigan resistencias tan importantes más allá del Nasdaq es algo que tiene importancia técnica, que nos dice cosas sobre lo que cabría esperar en el futuro. Y sí, que también las ataquemos en muchos otros índices, que fueron los protagonistas por fin, es un paso adelante tras una consolidación que duraba muchas semanas. El as del que hablaba la semana pasada resultó ser de diamantes.

Tribuna 1.
Tribuna 1.

También en Europa tuvo su recompensa el as puesto sobre la mesa. Muchos índices consiguieron altos crecientes. El DAX30 alemán consiguió cerrar el segundo de los grandes huecos bajistas desplegados en la corrección. El IBEX35 se permitió dejar un velón blanco para confirmar en gráfico semanal el mismo tipo de pauta que antes se había dejado en gráfico diario por parte muchos índices, y que era el argumento central de mi tribuna de la semana pasada. Incluso los bancos se movieron con fuerza al alza, aunque sin romper por ahora resistencias relevantes en tendencia. Y eso importa.

No sé si pronto tendremos una corrección bajista. Es perfectamente razonable. De hecho ya podríamos haberla tenido. De hecho, en la mayoría de los episodios de la historia ya la habríamos tenido. Lo que sí sé es que el mercado norteamericano ha elegido el camino más recto, que va eliminando, una tras otra, las minas puestas en el mismo por los bajistas durante el desplome; y que nos guste o no es Wall Street quien marca el camino. Los que no quisieron creer en la posibilidad de que la corrección podía establecer un suelo relevante en marzo tienen ahora un serio problema. El que comenten casi siempre en la mayoría de los técnicos: olvidarse de que a largo plazo, cuando de índices de renta variable se trata, el mayor de los riesgos es no estar dentro. Es más fácil salir que volver a entrar.

Bolságora
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios