Es noticia
Menú
Septiembre cubre de negro a Wall Street
  1. Mercados
  2. Bolságora
Carlos Doblado

Bolságora

Por

Septiembre cubre de negro a Wall Street

Hace meses, muchos, que un acercamiento de sentimiento sospecharía del mercado alcista y lo consideraría en fase terminal. En términos de profundidad, desde hace meses también,

Foto: Wall Street. (Reuters)
Wall Street. (Reuters)

Hace meses, muchos, que un acercamiento de sentimiento sospecharía del mercado alcista y lo consideraría en fase terminal. En términos de profundidad, desde hace meses también, aunque menos, partes como el Russell2000, el Dow Jones de Transportes, China o el mundo emergente en general, no apoyan los últimos máximos de Wall Street. Eso no había sucedido durante todo el rally alcista vivido desde marzo de 2020. Y sin embargo, el S&P500 ha seguido escalando.

Y se ha movido hacia una súper-resistencia que he denominado como “muro de acero” en alguna ocasión, para conectarlo con el “muro de granito” que presentó el Nasdaq100 ligeramente por encima de los 10.000 puntos. Impossible is nothing. Tengo la impresión de que no ha sido completamente alcanzada, pero no podemos negar que el análisis técnico es un ejercicio a mano alzada si uno no se pone muy quisquilloso. Y nuestros ancestros no tenían estos programitas tan chulos.

Como poco, el S&P anda muy cerca de esa resistencia. Y tras septiembre, un mes estacionalmente malo, se ha puesto sobre la mesa un estado de inquietud como no se había visto desde 2018 y primeros de 2020 desde un punto de vista chartista. Y desde luego no hemos tenido en ningún momento un mercado tan vulnerable desde que empezó el rally de marzo de 2020, con precios viniéndose arriba desde sobre soportes de medio/largo plazo para mantener a salvo los cimientos del mercado que nace en 2009, sacando el tarro de las esencias con la madre de todas las recuperaciones tras el padre de todos los desplomes.

placeholder Pinche para leer el documento.
Pinche para leer el documento.

La pauta de dos meses en velas mensuales desplegada por el S&P500 en su muro de acero es potencialmente bajistas y no requiere confirmación teóricamente. Hablamos de un patrón envolvente. Es bien cierto, sin embargo, que el aspecto no será vendedor tendencialmente hablando mientras no se confirmen formaciones de cabeza y hombros (hch?) en gráfico diario, sobre cuyos soportes clave el mercado se vino arriba en la sesión de ayer viernes con notables vueltas en un día, quizá con la excepción del Nasdaq, que pende de un hilo que se llama S&P500, con un patrón de cabeza y hombros (hch) en zona de doble resistencia ascendente en fase de confirmación aunque no plenamente confirmado. Nuevos mínimos dejarían completamente deteriorado al mercado por primera vez desde primeros de 2020.

Tampoco apoya estos mínimos del Nasdaq el resto de la renta variable norteamericana. Tanto el Russell2000 como el Dow Jones de transportes intentan aferrarse a sus medias de 200 sesiones. Con especial vehemencia el primero, que es el índice con peor comportamiento relativo de todas las grandes referencias norteamericanas en 2021. ¿Podrá el Dow Jones de Transportes desplegar un doble suelo (s1s2?)… Sería un soplo de aire fresco en un mercado con muchísimos elementos en contra.
En Europa, por su parte, las cosas estuvieron a punto de complicarse mucho también esta semana. Recayeron el DAX y el EuroStoxx50 hasta niveles clave para configurar formaciones de venta en tendencia de orden superior a las ya confirmadas recientemente, y ya muy notables en términos de desarrollo temporal.

La reacción sobre soporte clave es la que todo alcista quiere ver, aunque esta requiere confirmación con un cierre por encima de la vela desplegada ayer viernes. Por debajo de esos niveles el mercado no admitiría dudas, ni siquiera aunque plazas como Londres hayan resistido la recaída a las mil maravillas y los bancos hayan aprovechado para dar el do de pecho, subir durante la semana, y amenazar resistencias en lugar de soportes.

placeholder Pinche para leer el documento.
Pinche para leer el documento.

Hace meses, muchos, que un acercamiento de sentimiento sospecharía del mercado alcista y lo consideraría en fase terminal. En términos de profundidad, desde hace meses también, aunque menos, partes como el Russell2000, el Dow Jones de Transportes, China o el mundo emergente en general, no apoyan los últimos máximos de Wall Street. Eso no había sucedido durante todo el rally alcista vivido desde marzo de 2020. Y sin embargo, el S&P500 ha seguido escalando.

Nasdaq
El redactor recomienda