Cubrir barato en bolsa el alto riesgo catalán

El riesgo percibido por los operadores del mercado no ha variado de forma sensible en las últimas semanas y no se presta mucha atención a las consecuencias de lo que pueda pasar

Foto: El Ibex 35. (EFE)
El Ibex 35. (EFE)

Que el referéndum catalán va a llevarse a cabo, de una forma u otra, parece una posibilidad cada vez más real. Y sin analizar siquiera cuál pudiera ser el resultado del mismo, creo que estamos a punto de entrar en un periodo de incertidumbre de consecuencias no contempladas por la mayoría de inversores. Un sondeo de Metroscopia mostraba cómo la preocupación de los catalanes por el futuro de su comunidad había alcanzado ya el 62% del total, y pese a que en ese mismo estudio se declara que la independencia es muy poco o nada probable, el sentimiento que se vive en la calle no es el mismo.

Del mismo modo y mientras que esto sucede, la bolsa parece ajena a lo que se nos viene encima. El mínimo movimiento que se percibe viene más por el incremento del número de titulares sobre el proceso catalán y del aumento del número de tertulias al respecto, que de síntomas tipo variaciones importantes de cotizaciones. Ni la prima de riesgo, ni la volatilidad del mercado de acciones, ni el mismo índice han sufrido alteración significativa alguna. Bueno, desde agosto hasta ahora, la prima ha subido un 20% y el Ibex 35 sin dividendos pierde un 5%, pero nada destacable, dados los niveles en que estamos.

Fuente: datosmacro.com.
Fuente: datosmacro.com.

Tomando gráficos de volatilidad realizada del Ibex 35 hasta la semana pasada, vemos también cóomo no se ha producido un movimiento destacable y estamos en niveles históricamente muy bajos. Lo mismo sucede con la implícita cotizada hoy. Es decir, el riesgo percibido por los operadores del mercado no ha variado de forma sensible en las últimas semanas (gráficos de Enrique Castellanos) y no se presta mucha atención a las consecuencias de lo que pueda pasar. De esta forma, cubrir una cartera hoy frente al elevado riesgo que todo el proceso catalán puede deparar, es muy barato comparado con toda la serie histórica anterior.

Y también es un buen momento para tomar una cierta posición de riesgo direccional. Pese a que yo me decanto directamente por comprar volatilidad con posicionamiento bajista y riesgo controlado, son muchas las alternativas que pueden llevarse a cabo en estas condiciones.

De un lado, se pueden comprar opciones PUT sobre el Ibex 35 con vencimiento de octubre. Con eso se puede aprovechar esa baja volatilidad y apostar a una caída hasta, por ejemplo, niveles del 9200/9400. Si bien es cierto que en nuestro mercado de opciones la liquidez y 'strikes' disponibles no son lo que uno desearía, nos vale para importes pequeños. Si no nos fiamos de la dirección que el mercado puede tomar, pero pensamos que el movimiento que se produzca será grande, una estrategia simple consiste en comprar opciones de compra y de venta de mismo precio de ejercicio y vencimiento. Con esta posición, lo que importa es que se produzca movimiento y suba la volatilidad.

En este caso concreto, podemos limitar el importe que destinamos a riesgo, y tiene sentido desde el punto de vista del precio que estamos pagando por las opciones (gracias a esa baja volatilidad). El plazo de la estrategia dependerá de cada inversor, así como el nivel objetivo. Como siempre les vengo contando, la relación rentabilidad/riesgo que asumo pienso que cae del lado positivo. Obviamente, si no pasa nada y todo sigue igual, el impacto del valor temporal me irá comiendo y reducirá el importe de la prima pagada. Ese es el riesgo que asumo.

Otra forma de posicionarse bajista, sin verse afectado por el tiempo o por la volatilidad, puede llevarse a cabo mediante la venta de futuros, vendiendo en corto acciones o comprando ETF inversos sobre el índice. El perfil de riesgo será diferente en cada caso, y puede ser bien para cubrir una cartera existente o bien para tomar una posición direccional. En cualquier caso, todo proceso de inversión requiere siempre del suficiente conocimiento y buen juicio.

Así las cosas, soy de los que piensan que nos enfrentamos a unas semanas donde el tema catalán (entre otros) generará mucha incertidumbre y cuya estabilidad actual de los mercados no se corresponde con el nivel de riesgo implícito. Esto genera que tengamos bajo coste de la volatilidad y alta oportunidad de movimiento. Ojalá que me equivoque y pierda en esta operación, pues lo que está en juego puede traernos consecuencias ni siquiera imaginadas.

De Vuelta
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios