El tremendo error que cometes al no invertir tu dinero

No se trata de hacer trading diario, sino de generar rentabilidad a largo plazo y, gracias a las herramientas y tecnología de las que se dispone hoy, eso es totalmente viable para cualquiera

Foto: (iStock)
(iStock)

En 2007 el 65% de los norteamericanos tenían, de una u otra forma, dinero invertido en bolsa. A día de hoy, ese porcentaje ha bajado hasta el 55% según un estudio reciente de Gallup. Además, el 35% piensa que es en el sector inmobiliario donde se obtienen mayores rentabilidades a largo plazo. Le sigue la bolsa para un 21% de los encuestados, en lo que supone 6 puntos porcentuales menos que el año pasado y el menor desde 2012.

.
.

Sin embargo, no es el sector inmobiliario el que mejor se comporta a largo plazo. Basta con comparar uno de los principales fondos cotizados del sector, el Vanguard Real State (VNQ) contra el S&P 500 (SPY), para ver cómo 10.000 dólares invertidos hace 15 años en uno u otro activo, han dado hoy rentabilidades muy diferentes. Si 10.000USD colocados en el S&P500 (que también tiene empresas del sector) han generado a día de hoy unos 34.800USD, el ETF del sector inmobiliario puro sólo ha proporcionado 27.500USD. Además, y pese a incluir en el cálculo la gran depresión o la crisis sanitaria, el S&P se comporta con menor volatilidad relativa.

.
.

Sin duda alguna que la inversión en bolsa es considerada como de máximo riesgo por muchos. Y así es. Sin embargo, si un potencial inversor cuenta con cierta estrategia, disciplina y un horizonte temporal suficientemente largo, la historia dice que no hay ningún sitio mejor donde colocar tus ahorros. En el caso anterior del S&P500 y desde 1928, la tasa de rentabilidad media obtenida hasta la fecha ronda el 10% anual. Si observamos lo sucedido en la crisis financiera, entre octubre de 2007 y marzo de 2009, el principal índice norteamericano perdió un 54% de su valor. La caída duró 17 meses. A día de hoy, el índice acumula un alza superior al 400% desde los mínimos de esas fechas.

En el informe anterior resulta que, hablando del porcentaje de encuestados que afirman tener su dinero a largo plazo en cuentas y depósitos a la vista, el total alcanza el 17%. El desconocimiento a la hora de invertir, y el carecer de tiempo para analizar distintas alternativas, son los principales motivos que llevan a esa mala utilización de los ahorros. Si bien es verdad que para tomar ciertas posiciones uno debe llevar a cabo completos análisis y mucho tiempo, existen en la industria vehículos gestionados como los fondos de inversión, que permiten optimizar el proceso necesario. Del mismo modo, tanto los gestores automatizados como los propios vehículos que estos utilizan, permiten la configuración de una cartera de inversión pasiva acorde al perfil y objetivos de cada inversor. No se trata de hacer trading diario, sino de generar rentabilidad a largo plazo y, gracias a las herramientas y tecnología de las que se dispone hoy, eso es totalmente viable para cualquier persona.

No se trata de hacer trading diario, sino de generar rentabilidad a largo plazo y, gracias a las herramientas de hoy, eso es totalmente viable

Por último, el gran error utilizado para justificar que no se invierta en bolsa tiene que ver con la idea de carecer de dinero para hacerlo. Sin embargo, tanto los intermediarios tradicionales como aquellos automatizados, permiten inversiones desde 100 euros y se puede abrir una cuenta sin inversión alguna. Por pequeña que sea la contribución periódica, en las capacidades de cada uno, ésta ayudará a ir aumentando ese colchón con el tiempo. Si en 2005 un inversor empezó a destinar a la compra de un fondo índice del S&P500 100 euros anuales, es decir cada año invierte 100 euros, a día de hoy tendría 4400 USD, lo que supone una tasa anual de crecimiento ajustada por inflación del 25%.

Así las cosas, es un error no invertir lo que cada uno pueda pues, el no hacerlo supone perder dinero por el alza de la inflación, no contribuir a la creación de una hucha suficiente para la jubilación, la incapacidad para acometer un reciclaje laboral o hacer frente a cualquier imprevisto sea del tipo que sea. Con un mínimo de conocimientos y utilizando los vehículos existentes, el contribuir a ese mejor futuro económico debería ser una obligación para todos.

De Vuelta
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios