Ray Dalio se equivoca: el bitcoin ya es parte del sistema
  1. Mercados
  2. De Vuelta
Javier Molina

De Vuelta

Por

Ray Dalio se equivoca: el bitcoin ya es parte del sistema

Las posibilidades que se abren de cara al futuro en este ecosistema, siguen siendo infinitas y así debería entenderlo y aprovecharlo pues, al final, de eso se trata el mundo de la inversión

Foto: Ray Dalio, en una imagen de 2017. (Reuters)
Ray Dalio, en una imagen de 2017. (Reuters)

Intercambiando unos comentarios en Twitter el otro día, me sorprendía justificando ciertas afirmaciones que sacaba en mi anterior tribuna, por un tema de “edad” y cómo el paso del tiempo nos va adaptando al medio de forma distinta. Sin darte cuenta, te ves poniendo en tela de juicio tanto convicciones pasadas como las adquiridas más recientemente mientras que, de otro lado, abres tu mente a aquello que venías rechazando y evitando. Y en un entorno totalmente cambiante como el actual, donde uno se encuentra sumergido en la inmensidad de la 'criptoeconomia' y la utilidad que esta puede aportar, ciertas afirmaciones de algunos referentes que uno tiene, activan mecanismos extraños que llevan a divagar sobre el actual momento en el que nos encontramos.

Muy posiblemente hoy no agrade ni a aquellos que promocionan bitcoin (BTC), ni a aquellos que lo critican, pero justo en ese punto creo que radica el valor que se puede aportar para que, después de todo, cada uno sea libre de tomar sus decisiones de inversión, que de eso se trata. Vaya por delante y como vengo defendiendo desde hace ya más de seis años, el valor que se está creando en el entorno de los criptoactivos va mucho más allá de bitcoin (BTC) e incluso, comparar el actual momento de los activos digitales con la revolución “punto.com”, es quedarse muy corto y no entender la gran “revolución industrial del valor” en la que estamos inmersos.

Foto: (Reuters) Opinión

Aclarado ese punto, y volviendo al principio, han sido las declaraciones de Ray Dalio a la CNBC del otro día, las que pienso están totalmente equivocadas. El afamado gestor, fundador del mayor Hedge Fund del mundo que gestiona más de 150.000 millones de USD, es uno de los grandes referentes del mundo de la gestión de las últimas décadas. Con respecto a bitcoin (BTC), Dalio ha ido pasando de tener cero expectativas en el activo y en lo que éste podría llegar a ser (medio de pago, reserva de valor, un “asset class”, “sound money”…), a reconocer que una pequeña parte de lo que tiene invertido en oro (que a su vez es otra pequeña porción de su total inversión) resulta lo tiene ahora colocado en la principal criptomoneda. Y a este respecto afirmaba en aquella entrevista que, en caso de triunfar alguna vez esto del bitcoin (BTC), los reguladores se lo iban a cargar. Y este es el gran error. Dalio no se ha dado cuenta, y tal vez muchos de los “bitcoiners” más convencidos tampoco, de que las cosas ya no van por ahí.

Resulta que el movimiento impulsado en su inicio por aquellos Cypherpuks, que transitaba hacía un nuevo orden monetario, sin intermediarios, contrario al monopolio tecnológico y de las corporaciones dominantes, y que iba a democratizar las finanzas (así como las entendíamos hasta hace poco), se está convirtiendo en el centro del nuevo sistema monetario de las élites. Ellos se han forrado por tener la visión y la suerte de estar en sus inicios, pero de descentralización y democratización real, poca.

Comentaba muy acertadamente un autor en Substack que, ese movimiento 'cripto' que pretendía aquel fin, resulta que ha entregado en bandeja los últimos desarrollos tecnológicos para que Wall Street, la Reserva Federal y Silicon Valley (su brazo financiero), puedan seguir ejerciendo aquella hegemonía. Les han ofrecido una tecnología disruptiva de código abierto, que cualquiera puede utilizar para crear e inventar a modo de “copy and paste” y que, encima, no tiene coste de acceso alguno. De ese modo, Blockchain se ha convertido en el corazón de las viejas élites y de su nuevo sistema monetario.

Blockchain se ha convertido en el corazón de las viejas élites y de su nuevo sistema monetario

Citaba el autor algunos ejemplos para ver por dónde va la idea. En junio de este año, JP Morgan y Goldman completaron la primera operación 'cripto' interbancaria. Utilizando el JPMCoin y la plataforma Blockchain del primero (Onyx) donde se digitaliza una versión del mercado repo (se obtiene liquidez a plazos cortos por bancos y grandes compañías), se ponía en marcha una revolución financiera digital. Las CBDCs y los Bancos Centrales son otra de las muestras de utilización de aquella tecnología inicialmente libertaria, por parte de las élites clásicas para, aprovechando las bondades entregadas, terminar haciendo lo mismo de forma aún más eficiente, con la capacidad de ejercer mayor control y así poder perpetuar su estatus actual.

De otro lado y tirando de los que venían apostando por ese cambio de paradigma como Circle o Coinbase, es curioso observar cómo aquellos se han ido cambiando de bando poco a poco. El primero quiere salir al mercado vía una Spac, y los segundos, que lanzaron su salida a bolsa hace unos meses, se sientan ahora con Nancy Pelosi y Jay Powell para establecer relaciones y responder cuestiones sobre 'cripto'. Hasta el máximo perseguido, rebelde y gran exponente del gran cambio CZ Binance, admitía ayer mismo que habría que cumplir con la regulación y que tendría que volver al redil. Esto recuerda a lo sucedido con PayPal y su visión original de ofrecer un sistema anónimo para la transferencia de valor sin fronteras ni Estados…

Este acercamiento consentido entre unos y otros pone de manifiesto que, al contrario de lo que piensa Ray Dalio, el 'cripto'-mercado no va a desaparecer ni se va a prohibir. Todo lo contrario. Al igual que ha pasado con BlockFi, por ejemplo, se les irá llamando a filas para que cumplan con sus reglas como única salida para mantener el estatus que, toda esta 'cripto' élite, ha ido adquiriendo en los últimos años. La unión de poderes en su máxima expresión en la que, por cierto, el pueblo ni corta ni pincha.

Así las cosas y sin entrar hoy en lo que esto supone del lado del riesgo sistemático por la unión entre ambos mundos en un momento de burbuja global, la conclusión clara pasa por la asimilación de un entorno futuro donde ambas élites convivan, se entiendan y nosotros como ciudadanos rasos, aceptemos que el paradigma aquel de la descentralización y la salida del sistema clásico, tendrá que esperar. De otro lado, las posibilidades que se abren de cara al futuro en este ecosistema, siguen siendo infinitas y así debería entenderlo y aprovecharlo pues, al final, de eso se trata el mundo de la inversión.

Referentes Reserva Federal JP Morgan Silicon Valley Bancos centrales Hedge funds PayPal