Seis motivos para no invertir en fondos cuantitativos

Cuando escuchas a los comerciales que te ofrecen invertir en ellos, siempre se repite el mismo patrón: dicen haber construido la máquina de hacer dinero

Foto: Un ejecutivo haciendo cuentas. (iStock)
Un ejecutivo haciendo cuentas. (iStock)

Los fondos que invierten siguiendo modelos exclusivamente cuantitativos están de moda. Unir conceptualmente inversión y tecnología siempre se ha vendido bien y ahora, con la revolución de las tecnologías de la información, todavía mejor. Son muchos los que buscan la gallina de los huevos de oro en las fórmulas matemáticas y en las operaciones automatizadas o 'high frecuency trading' (HFT).

Varias personas me han preguntado por esta categoría de fondos. Personalmente, no confío en este tipo de activos y voy a contaros por qué. Cuando escuchas a los comerciales que te ofrecen invertir en ellos, siempre se repite el mismo patrón: Dicen haber construido la máquina de hacer dinero (rentabilidad), no pueden explicarte con suficiente detalle cómo lo hacen (es su secreto) y te ofrecen la posibilidad de forrarte invirtiendo en el fondo.

Después de darle vueltas, llego a las siguientes seis conclusiones:

1. No hay ejemplos de fondos que siguiendo este tipo de estrategias hayan tenido excelentes resultados de manera continuada a muy largo plazo (décadas).

2. Frecuentemente, los buenos resultados obtenidos a corto plazo se interrumpen de golpe por imprevistos en los modelos (cambio en las correlaciones, evolución anormal de las cotizaciones, etc.). Es habitual que las pérdidas que generan estos imprevistos representen varias veces las plusvalías acumuladas con anterioridad.

3. Muchas estrategias son de arbitraje. Intentan aprovechar pequeñas ineficiencias del mercado. En el caso de haber descubierto un buen método, lo lógico sería utilizarlo para uno mismo y no vendérselo a otros a través de fondos.


4. Estas estrategias por naturaleza generan más rentabilidad cuanto menor es el volumen. Con poco capital, se realizarían solamente las operaciones que mayor rentabilidad aportasen. Entonces, ¿por qué tratan de aumentar al máximo el patrimonio gestionado? Buscan su beneficio, no el del inversor.

5. Todo participante influye en el mercado, quiera o no. El comportamiento de los precios antes de implementarse las estrategias no tiene por qué continuar. El resto de inversores aprenden y se defienden de los arbitrajistas. Por ello, las fórmulas mágicas, en caso de funcionar, deberían perder su efectividad con el paso del tiempo.

6. Suelen incurrir en demasiados costes. Bien porque realizan muchas operaciones o bien porque utilizan complejos derivados con grandes horquillas entre precios comprador y vendedor ('bid-ask'). Siempre he pensado que quienes de verdad ganan dinero con estos fondos son los intermediarios.

Por estos motivos, prefiero otro tipo de inversiones. Todo mi respeto para quienes lleguen a conclusiones diferentes. Cada uno debe invertir su patrimonio en aquello en lo que tenga razones para confiar.

Rumbo Inversor

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios