El BCE al rescate, mientras la inflación lo permita

¿Cuánta madera tiene el BCE para seguir haciendo lo mismo? La respuesta es ilimitada. El dinero necesario para llevar a cabo estas políticas lo crea la propia autoridad monetaria

Foto: El símbolo del euro en la sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncort (Alemania). (Reuters)
El símbolo del euro en la sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncort (Alemania). (Reuters)

La semana pasada el Banco Central Europeo volvió a dar muestras de que hará todo lo que esté en su mano para evitar un nuevo frenazo en la economía. En esta ocasión la medida estrella fue el nuevo retraso de las subidas de tipos. El BCE espera ahora que los tipos se mantengan en los niveles actuales “al menos hasta finales de 2019”. En la reunión del 24 de enero decía: “al menos durante el verano de 2019”.

También comunicó una nueva ronda de financiación barata a largo plazo para los bancos (TLTRO) y mantiene que seguirá renovando los vencimientos de la deuda pública en su balance (seguirá refinanciando a los Estados) durante un tiempo prolongado tras la fecha en la que comience a subir los tipos de interés. En conclusión, la política monetaria seguirá siendo muy expansiva durante mucho tiempo.

Una vez más, la autoridad monetaria echa más madera al fuego para impulsar la economía. Es algo a lo que cada vez estamos más acostumbrados, ya no sorprende a nadie. Es la medicina por excelencia que se utiliza para combatir todos los males de la economía. Es sencilla y, por ahora, eficaz.

No obstante, en esta tesitura conviene que nos hagamos dos preguntas ¿Cuánta madera tiene el BCE para seguir haciendo lo mismo? La respuesta es ilimitada. El dinero necesario para llevar a cabo estas políticas lo crea la propia autoridad monetaria. Entonces, ¿dónde está el límite? En la inflación. El mandato del BCE es controlar la inflación. Su objetivo es que se sitúe cerca del 2%. Si supera esa cifra será muy difícil que pueda seguir justificando políticas monetarias expansivas.

¿Qué pasará cuando la inflación impida al BCE mantener una política monetaria laxa? Tendremos que buscar otras soluciones más dolorosas para ajustar la economía y/o aceptar una inflación mayor. En ese momento, responsabilizaremos al banco central de lo ocurrido. Darán igual todas las advertencias realizadas desde la autoridad monetaria para exigir mejores políticas fiscales y reformas estructurales. Esos avisos se considerarán letra pequeña.

Rumbo Inversor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios