¿Y si Soltec va bien?

El fabricante murciano de equipos de seguimiento solar (trackers) pertenece al sector de energías renovables, que vive un momento dulce en bolsa

Foto: (EFE)
(EFE)

Soltec será la primera salida al mercado continuo español en dos años. Espera captar 150 millones de euros para financiar su crecimiento. El fabricante murciano de equipos de seguimiento solar (trackers) pertenece al sector de energías renovables, que vive un momento dulce en bolsa.

Esta condición es la que provoca que la valoración prevista sea aceptable para sus dueños actuales. Por ello, la empresa ha decidido dar el paso de salir a bolsa. Otras compañías españolas de otros sectores no tienen esa suerte.

Soltec colocará en el parqué una participación minoritaria de su capital, que seguirá controlado por sus accionistas actuales. Los inversores que acudan a la oferta pública de suscripción (OPS) podrán participar de los futuros beneficios de una compañía en crecimiento y su inversión será líquida, puesto que en cualquier momento podrán vender sus títulos en el mercado continuo. Esto es lo que ofrecen los bancos colocadores de los títulos.

Sin embargo, los inversores tenemos miedos que no están vinculados a la evolución del negocio de la compañía. El problema para nosotros es la actitud de la dirección si la empresa va bien. ¿Respetará los derechos de los socios minoritarios o tratará de sacar el máximo partido de ellos?

Si la empresa va bien, es muy probable que los directivos y dueños de la mayoría del capital social quieran recomprar las acciones que hoy venden en mercado, sobre todo si pueden hacerlo a un precio significativamente inferior al que ellos estimen que tiene.

Para ello, rebajarían las expectativas de desarrollo futuro de la empresa. Desde la dirección de la empresa, que es quien genera la información financiera y de negocio que llega a analistas, inversores y al supervisor, ese es un trabajo muy sencillo. Además, podrían ir reduciendo poco a poco el free float de la compañía en bolsa, drenando la liquidez del valor, para ir arrinconando a los socios minoritarios. Finalmente contratarían un valorador que justifique en un informe de muchas páginas un precio bajo de las acciones y la compañía lanzaría una opa de exclusión. Estas operaciones se podrían financiar con los propios recursos que genere la compañía.

En todo este proceso, los inversores que hayan confiado en el modelo de negocio de la compañía no tendrían la capacidad para unirse y frenar las intenciones de recompra de acciones a bajo precio de los directivos porque la normativa actual no les ofrece herramientas para ello.

Esta situación no beneficia en absoluto a Soltec, ni a otras muchas empresas que querrían financiar su crecimiento en los mercados de capitales, ni a los bancos colocadores de las emisiones, ni a la economía en general. A todos les interesaría que los derechos de los inversores que compran las acciones de Soltec estuvieran más protegidos, para que puedan conseguir más capital y a mejor precio, como ocurre en otros mercados bursátiles.

Rumbo Inversor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios