Bancos: ¿selección natural o aviso a navegantes?

Si estamos ante el inicio de lo que los anglosajones denominan un 'bank run', es decir, una retirada masiva de depósitos bancarios, podemos imaginar lo que podría ocurrir

Foto: Imagen: Enrique Villarino.
Imagen: Enrique Villarino.

Si lo que ha ocurrido con el Banco Popular y, en distinta medida, Liberbank hubiera ocurrido hace unos años, habría sido motivo suficiente para eliminar o reducir posiciones en bolsa española 'ipso facto'. Y probablemente también en el resto de Europa. Hasta el autor más autor de los fondos de ídem de la zona euro tiene una fuerte posición en banca. En los índices europeos reina la banca.

La cuestión no es baladí. Si estamos ante el inicio de lo que los anglosajones denominan un 'bank run', es decir, una retirada masiva de depósitos bancarios, podemos imaginar lo que podría ocurrir. Y, aunque a mí no me gusta nada ser agorero, realmente ha habido un primer 'bank run', al menos en el caso del Popular. Parece ser que hasta la Seguridad Social retiró sus depósitos (lo cual, de ser cierto, demostraría la confianza que tiene la Administración en la supervisión de sus colegas).

¿Qué hace que lo que hace unos años hubiera supuesto recomendación inmediata de venta de fondos de renta variable europea no esté tan claro ahora?

En primer lugar, el sentimiento de mercado. La bolsa no son solo números, son también sentimientos, expectativas e incluso modas y formas de ver las cosas. Es uno de los motivos por los que no creo que un robot esté todavía capacitado para tomar decisiones financieras. Ahora el sentimiento de los inversores hacia la economía europea y hacia la banca en particular es muy distinto del que había durante la crisis.

Los inversores perciben la recuperación de la economía de la zona euro, y piensan, acertadamente o no, que el rescate bancario y las medidas que se tomaron marcan una diferencia. Prueba de ello es la confianza mostrada en el nuevo mecanismo de estabilidad, cuando, en el fondo, lo único que ha hecho el Banco Central Europeo es enviar unos funcionarios, que les han dicho a los del Popular que se den por fastidiados. Luego han preguntado sobre la marcha a los posibles compradores cuánto estarían dispuestos a pagar por su competidor y estos han dicho que nada, que ni un euro. Los funcionarios les han dicho que al menos un euro sí que vale, hombre, y el comprador ha dicho que bueno, que vale. Y, finalmente, al finado le han dicho que “esto es lo que hay” y listo. Todo muy científico y muy planificado, como puede verse.

Los inversores perciben la recuperación de la zona euro y piensan que el rescate bancario y las medidas que se tomaron marcan una diferencia

Lo positivo es que, al menos hasta ahora, el 'mecanismo' ha funcionado. Y todo el mundo habla maravillas del mismo (el sentimiento). Llegan a hacer esto hace cuatro años y se monta la marimorena. Lo hacen ahora, que el sentimiento del mercado y el de la ciudadanía es que hay una mejora de la economía y un mayor control en la banca, y la cosa va y funciona. El algoritmo debe estar todavía rascándose la cabeza mientras analiza el 'big data' y compara situaciones históricas similares con esta.

No quiero decir que no vaya a pasar nada. Todavía no ha pasado la tormenta. Y ya veremos qué tal funciona el famoso mecanismo —que a mí me recuerda un poco a Pepe Gotera y Otilio— cuando el siguiente al que haya que decirle lo de “no vales nada y esto es lo que hay” sea un banco italiano o francés. Y no veas si es alemán. Pero, como dicen los ingleses, 'so far, so good'.

Aclarado que, por el momento, no parece que vayamos a tener un 'bank run' y muy atentos, por si acaso, a ver qué pasa en las puertas y en los cajeros de las sucursales de los bancos oficialmente sanos —no las colas en caja, que se deben más a su curiosa forma de entender la transformación digital (ver "Invierta en bancos inteligentes, los mayores beneficiarios del 'fintech")—, miremos ahora a largo plazo. ¿Es posible que algún día los bancos sean tratados —y supervisados— como cualquier otro negocio y que no pase nada?

Influir en la naturaleza acaba teniendo consecuencias peores que dejar que siga su curso

Hace tiempo visité una reserva de animales en Sudáfrica para un safari fotográfico. La gestionaba un grupo privado. Un día encontramos una manada de leones con muy mal aspecto. Parece ser que la leona había sido herida cazando y el macho no era capaz de cazar para toda la familia (es un mito urbano que los machos no cacen). Era un espectáculo muy triste. Pregunté por qué no les llevaban alimentos y me dijeron que en las condiciones para la explotación de la reserva se decía expresamente que no podían intervenir bajo ningún concepto en el proceso natural. Con la única excepción de las sequías severas. Argumentaban —y me pusieron buenos ejemplos al respecto— que influir en la naturaleza acababa teniendo consecuencias peores que dejar que siga su curso.

Matizando que siempre habrá que tener cierta flexibilidad en situaciones de 'sequía severa', que en el caso de la banca podría ser similar a una crisis económica o financiera, deberíamos tender a que la naturaleza —unida a una buena supervisión y un buen fondo de garantía— haga su trabajo. Llegaría un momento en que lo natural se convertiría en lo normal. Y que, insisto, contando con un potente fondo de garantía de depósitos, la caída de un banco fuera vista como algo normal en el negocio financiero.

En China, el baremo para pagar a los médicos no se basa en que atiendan a muchos enfermos, sino en todo lo contrario. Cuantos menos pacientes visitan al doctor en su circunscripción, mejor se valora su trabajo. En otras palabras: se valoran la prevención y la supervisión, no la gestión de crisis. Si el mecanismo europeo de estabilidad financiera EFSM, también conocido como ELQH ('Esto es lo que hay') fuera acompañado de un mecanismo de prevención y supervisión serio, podríamos estar ante la fórmula tanto tiempo buscada para, en la medida de lo posible, normalizar la situación del sector bancario en la economía. El 'fintech' y la revolución digital harán el resto del trabajo necesario para que solo sobrevivan los capacitados. Y ya se ha visto que no son necesariamente los grandes.

Telón de Fondo

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios