Dos estudios apocalípticos ponen el foco en USA

Si ayer hacíamos un repaso muy somero de los principales retos tanto macro como microeconómicos a los que se enfrentan los inversores en 2015, hoy, festivo

Foto: Dos estudios apocalípticos ponen el foco en USA

Si ayer hacíamos un repaso muy somero de los principales retos tanto macro como microeconómicos a los que se enfrentan los inversores en 2015, hoy, festivo en España salvo en sus mercados financieros, quiero traerles a colación un par de estudios que han visto la luz en los últimos días y que me han llamado especialmente la atención.

Hacen referencia a riesgos a medio plazo, de aquellos que probablemente están fuera del radar screen de muchos estrategas. Uno de ellos es específico de Estados Unidos, mientras que el otro es extrapolable a la mayoría de las naciones desarrolladas.

La denominación de apocalípticos se deriva de las enormes consecuencias que su materialización puede provocar en el crecimiento o el comportamiento de países y bolsas, más que en severas admoniciones de muy corto plazo. Son, por tanto, fondo de armario que no hay que perder de vista.

  1. Global aging, more headwings for U.S. stocks?”, fue publicado el pasado 22 de diciembre por varios analistas del Servicio de Estudios de la Reserva Federal de San Francisco. Con base en estudios académicos que relacionan la edad de la población estadounidense tanto con su deseo de estar posicionada en bolsa como con la valoración de la misma, concluyen que el PER del S&P500 debería pasar del múltiplo por encima de 17 por el que transita actualmente a 8,23 en 2025, dentro de una década. Menos de la mitad. Y no precisamente por expansión de los beneficios. Su lectura es ligera, precisa y recomendable, si bien cabe oponer reparos a algunas de sus conclusiones (por ejemplo, en la medida en que la riqueza se polariza, la propensión a permanecer invertido en acciones con el paso de los años se mantiene al existir otras fuentes de riqueza). Por cierto, el estudio concluye que el fenómeno de envejecimiento global no afectaría adicionalmente a los valores USA, lo cuál no deja de ser sorprendente siendo como es, al menos hasta ahora, el selectivo de referencia.

  1. Student debt poised ti crimp U.S. economy”, por su parte, fue publicado el 14 de diciembre en la Cornell Business Review, una revista del elitista campus realizada por estudiantes y para estudiantes y que busca detenerse en los problemas que les afectan. En este caso, ponen el foco en el rápido incremento de los créditos para el estudio universitario en la primera potencia mundial, en sus elevados volúmenes (más 20% sólo en el periodo 2011-2013) y tipos asociados y en la ligereza en su concesión, que recuerda al autor a lo acontecido con el subprime. A partir de ahí, desarrolla un discurso muy bien elaborado -que peca, no obstante, de naïf en la linealidad de sus predicciones- sobre las consecuencias de esa carga económica futura juvenil sobre creación de hogares, renta disponible, compra de inmuebles y, en definitiva, actividad productiva y de servicios en Estados Unidos. Aunque esta cuestión lleva tiempo en el punto de mira de los agoreros, como, por ejemplo, los muni bonds, es verdad que, en la medida en que la bola crece y, con ella, las garantías públicas asociadas, la posibilidad de que tenga su propio Detroit aumenta por días.

Ya saben, el objetivo de este Valor Añadido no es que ganen, sino que pierdan lo menos posible. A ese empeño nos encomendaremos también en 2015, proponiendo temas para el debate y alertando de aquello que, simplemente, no atiende a una lógica racional. Imagino que el behavioural finance y la irracionalidad de los bancos centrales nos volverán a dejar con el culo al aire. Pero, por intentarlo, que no quede.

Felices Reyes a todos.

Valor Añadido
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios