Vigo sale fortalecido tras el acuerdo de PSA y Toyota

En la planta gallega se fabricará desde finales de 2019 un modelo de furgoneta con la marca Toyota en su frontal para el mercado europeo

Foto: Este es el Opel Combo Life, último modelo llegado a la factoría de Vigo y al que se unirá el nuevo Toyota a finales de 2019.
Este es el Opel Combo Life, último modelo llegado a la factoría de Vigo y al que se unirá el nuevo Toyota a finales de 2019.

Buenas noticias para la planta de producción de Vigo en la que se fabrican modelos de la marcas Citroën, Peugeot y Opel. Próximamente ampliará su producción también a vehículos con la firma Toyota para el mercado europeo. Es un nuevo acuerdo muy importante con el que se refuerza el tejido industrial español y se garantiza aún más el futuro de la planta gallega.

La semana pasada, los grupos automovilísticos Toyota y PSA alcanzaron un acuerdo por el que el consorcio francés va a fabricar desde finales de 2019 una nueva furgoneta compacta de Toyota en su planta de Vigo. Un modelo que se comercializará en el mercado europeo bajo la firma de la marca japonesa.

Es un nuevo paso adelante en la colaboración entre ambos grupos industriales, y se suma a la colaboración en el ámbito de los vehículos comerciales ligeros que firmaron las dos entidades en 2012 para la producción del Toyota Proace en la factoría del grupo PSA en Hortain (Francia).

El objetivo de este acuerdo, y de otros similares puestos en marcha por ambas empresas, es el de conseguir reducir los costes de producción y de desarrollo de nuevos modelos dentro de un mercado muy competitivo. Además, el acuerdo se centra en el segmento de las furgonetas pequeñas, el que más crece en los últimos meses y que tiene una gran proyección de crecimiento a corto y medio plazo.

La planta de Vigo es una de las más importantes del Grupo PSA. (EFE)
La planta de Vigo es una de las más importantes del Grupo PSA. (EFE)

La causa de este gran potencial para el mercado de estos vehículos es el fuerte incremento que experimenta el comercio 'online'. Esto obliga a aumentar las flotas de reparto de mercancías en las distancias cortas y en el centro de las ciudades. Un tipo de transporte que solo se puede cubrir con este tipo de furgonetas pequeñas, como las que se producen en la planta de Vigo.

En esta fábrica de Galicia se produce, desde su lanzamiento al mercado en el año 1997, el Citroën Berlingo, que vino a revolucionar el mercado de este tipo de furgonetas pequeñas. Un vehículo que tuvo rápidamente su réplica en la marca Peugeot, con el modelo Partner, también fabricado en la planta de Vigo. Y desde hace unos meses, y tras la integración de la marca Opel en el consorcio francés, también se fabrica allí un modelo equivalente, el Combo.

Este acuerdo es muy importante para la planta de Vigo, porque en un plazo de doce meses comenzará a producirse un cuarto modelo con la misma plataforma, lo que va a permitir aumentar los niveles de producción y con ello reducir los costes de dicha factoría, una de las más importantes del grupo francés y de las más productivas en Europa.

Tavares contra Ghosn

En un momento en el que Carlos Ghosn atraviesa una situación complicada y con ello también la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, toma nuevo protagonismo Carlos Tavares, el presidente ejecutivo del grupo PSA que en un plazo de solo dos años ha pasado de hacerse cargo de un grupo industrial a la deriva y con un difícil futuro a convertirse en un icono y un ejemplo en el modo de gestionar una empresa en crisis.

La complicada situación de Goshn no es tanto un problema de evasión fiscal, que puede que haya existido, sino más bien de una lucha por el poder en un gran grupo industrial que ahora comparten dos empresas japonesas (Nissan y Mitsubishi) con una francesa y en la que el Estado francés tiene una representación que no tiene Japón.

En el grupo PSA no ocurre nada parecido. Es un grupo 100% francés que ha adquirido una marca alemana como es Opel y que ha llegado a importantes acuerdos con Toyota, como este para la producción de un nuevo modelo de furgoneta en Vigo. O también un acuerdo por el que la corporación asiática adquirirá el 100 % de la planta de Kolin (República Checa), que mantenían ambas compañías a través de una 'joint venture' desde 2002. Esta planta está dedicada a la fabricación de automóviles del segmento A.

Tavares aseguró que con este pacto alcanzado con Toyota abre un nuevo capítulo en la colaboración de beneficio mutuo basada en una relación de confianza al servicio de sus clientes y de las dos empresas.

Automaníacos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios