Por qué Tesla fabricará las baterías de su coche eléctrico de Europa en Alemania

Tesla confirma que su primera gran factoría de baterías y coches en Europa se ubicará en la localidad alemana de Berlín, tras descartar otras opciones como

Foto: Tesla abrirá su cuarta factoría en Berlín y refuerza su apuesta por Europa.
Tesla abrirá su cuarta factoría en Berlín y refuerza su apuesta por Europa.

Tesla confirma que su primera gran factoría de baterías y coches en Europa se ubicará en la localidad alemana de Berlín, tras descartar otras opciones como Reino Unido y Holanda. Una decisión que supone un importante paso adelante para la electrificación en Europa de la mano de Alemania, el país que ya lidera esta nueva movilidad.

Sin duda esta es la decisión más lógica que podía tomar Elon Musk para instalar su cuarta gran factoría a nivel mundial. Las dos primeras en Estados Unidos, la tercera en China que es el principal mercado mundial del automóvil y sobre todo el que más apuesta por el coche eléctrico. A todas ellas se sumará la cuarta en Europa. Con ello se pone fin a meses de especulaciones sobre esta nueva gran factoría.

En principio, esta planta de producción de baterías y de coches iba a estar montada en Reino Unido pero el Brexit y la postura de Boris Johnson ha hecho cambiar la decisión en las últimas semanas. Otra opción era Holanda, donde en estos momentos la compañía norteamericana tiene una pequeña fábrica en la que se terminan de montar los vehículos traídos por piezas hasta Europa. La reciente aprobación de una ley de cambio climático muy polémica también ha ayudado a que se perdiera la opción de instalar dicha factoría en Holanda.

Si Reino Unido ha hecho todo lo posible para que no se montara la planta de Tesla allí, y si Holanda ha hecho algo parecido, Alemania ha hecho todo lo necesario para que la decisión beneficiara a su industria. Hace solo tres semanas, cuando había todavía posibilidades de inclinar la balanza hacia un lado u otro, Angela Merkel anunciaba planes muy concretos para apoyar al coche eléctrico. Una inversión millonaria en infraestructuras para la recarga del coche eléctrico de más de 3.500 millones de euros y nuevos planes de apoyo para la venta de este tipo de vehículos.

Si a todo estos sumamos el gran potencial de la industria auxiliar del sector del automóvil en Alemania, tenemos la razón clara por la que el carismático presidente de Tesla, Elon Musk, haya decidido llevarse su factoría Alemania, y más en concreto a Berlín. Esta decisión supone un gran refuerzo a la política alemana de apoyo al coche eléctrico.

Todos los países, y todos los políticos, hablan cada día de apoyar el coche eléctrico, de luchar contra el cambio climático y de muchas más cosas. Pero realmente son pocos los que finalmente toman decisiones que sirvan para conseguir estos fines.

Ejecutivos

Detrás de las grandes compañías de automóviles siempre hay un ejecutivo carismático que marca el rumbo de dicha con empresa. La razón por la que Volvo crece y crece sin parar desde hace 10 años es porque detrás está un hombre visionario como Hakan Samuelson. Si Seat crece como la espuma y consigue sus mejores resultados históricos es porque detrás está Luca de Meo tomando decisiones. Y lo mismo ocurre con el grupo PSA que ahora con Carlos Tavares crece muy fuerte, adquiere compañías y analiza nuevas fusiones.

En el otro lado de la balanza encontramos a la alianza Renault Nissan, que sin la presencia de su líder carismático, Carlos Ghosn, ahora ven como sus ventas y beneficios bajan, o el caso de Fiat, que de comprar empresas con Sergio Marchionnne ahora vive momentos muy complicados sin su ejecutivo estrella.

Pues con los países ocurre exactamente lo mismo. Mencionar a Donald Trump en Europa es como hablar del diablo, pero ha llevado a la economía norteamericana a la mejor posición desde hace 50 años con las cifras de paro en mínimos históricos. Angela Merkel ha conseguido evitar una recesión que parecía imparable en Alemania tomando decisiones arriesgadas, mientras que el resto de los países europeos ya sufren las desaceleración.

Reino Unido todavía sigue echando cuentas de lo que va a perder con el invento del Brexit, Francia, una gran potencia, ha visto como Hollande acababa con el socialismo y como Macron y sus ideas han llevado a una crisis de seis meses de los chalecos amarillos, con una difícil solución. En Holanda, el gobierno actual ha decidido poner en marcha un ambicioso plan contra el cambio climático que va a machacar los sectores de la agricultura y la ganadería, claves en aquel país. En España, tras un año de gobierno en funciones y sin tomar ni una decisión, seguimos esperando para tener un nuevo Ejecutivo.

Automaníacos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios