Por qué creo que el Gobierno español es demasiado optimista con el plan renove

Pensar que 300.000 personas van a achatarrar un coche de su propiedad y con la ITV en regla para cobrar desde 300 euros por ello no me parece muy real

Foto: El tráfico de personas interesadas en comprar coche ha aumentado mucho en los últimos días.
El tráfico de personas interesadas en comprar coche ha aumentado mucho en los últimos días.

El Gobierno calcula que el nuevo plan Renove aprobado recientemente va a permitir 300.000 sustituciones de vehículos nuevos más eficientes y seguros a cambio de achatarrar el mismo número de vehículos con más de 10 años de antigüedad. Además, prevé que este plan, dotado con un presupuesto de 250 millones de euros, supondrá la recuperación de 450 millones de euros en ingresos fiscales directos.

El Ejecutivo hace estas estimaciones en base a los anteriores planes de ayuda y también contando con la tasa interanual de crecimiento de las matriculaciones. En todo caso el Gobierno garantiza en su memoria presupuestaria el retorno de la aplicación de este plan de ayudas con un aumento de recaudación fiscal, básicamente por el IVA y el Impuesto de Matriculación.

Un punto clave e importante del Plan Renove es que contempla ayudas para todas las tecnologías disponibles en la actualidad, por lo que se mantiene la siempre deseada neutralidad tecnológica, tantas veces demandada. Y es que se pueden aplicar a vehículos eléctricos, híbridos, híbridos enchufables, de combustión, de GLP o de gas natural, y hasta de hidrógeno.

El Gobierno ha dado un paso adelante de apoyo al sector de la automoción, es incuestionable, lo que va a repercutir también en el mantenimiento del empleo en el sector del automóvil y en sus factorías instaladas en España. Además, entiendo que desde Moncloa se ha cubierto una parte importante de las demandas del sector al anunciar tanto el Plan Renove como el Plan Moves II para transmitir confianza a los ciudadanos. Y eso ha dado su fruto claramente al ver el tráfico de personas que hay en los concesionarios de automóvil y la cierta euforia con la que se analizan ahora los datos y las previsiones de cara a los próximos meses, pese a las dificultades.

Sin embargo creo que las estimaciones que hace el gobierno respecto al número de vehículos que se van a sumar al plan Renove son demasiado optimistas. Pensar que 300.000 personas van a achatarrar un coche de su propiedad y con la ITV en regla para cobrar desde 300 euros por ello no me parece muy real.

En una situación como la que vivimos, con un nivel de paro que se va a disparar en los próximos meses con el cierre de empresas y con autónomos que han perdido su actividad, no es un buen momento para achatarrar un vehículo. O al menos hacerlo por un precio tan bajo, cuando tienen mucho más fácil cedérselo a un hermano, un amigo o un familiar antes que achatarrarlo.

Las ayudas en el caso de un coche con etiqueta C, es decir uno de gasolina o diesel, son de 400 euros que pueden llegar a los 800 euros si además de ser etiqueta C de la DGT tiene la etiqueta de eficiencia energética "A". Pero estas ayudas hay que incluirlas en la declaración de la renta por lo que una persona con un sueldo en torno a los 25.000 euros anuales deberá devolver unos 100 € de esta cantidad en el caso de los 400 €, que llegaría a los 200 € si se opta por la ayuda de 800 €.

Poca ayuda

Además hay otro problema muy importante que no hay que olvidar. Estas ayudas del Plan Renove ya están aprobadas, pero todavía no está abierto el sistema para poderla solicitar, por lo que es muy probable que no se pueda cobrar esa ayuda hasta finales de año. Y los concesionarios no lo adelantan como si lo hicieron en anteriores planes de este tipo.

Ante todas estas circunstancias, creo que es poco probable que salvo que se tenga un coche muy viejo, algo extraño si tiene la ITV en regla como obliga el plan, se opte por dar de baja un coche. Este vehículo puede perfectamente dar servicio como un segundo o tercer coche en casa, o como un coche que se tiene en el pueblo, en la playa o en nuestro sitio de vacaciones.

Y eso es un peligro para la circulación, porque no deja de ser un coche viejo con poco equipamiento de seguridad. Además, al utilizarse mucho menos, tendrá mucho menos mantenimiento, lo que aumenta el riesgo. Si el Gobierno calcula que por cada euro invertido en un plan de ayudas se recuperan 1,7 euros en ingresos fiscales, quizá hubiera sido un momento perfecto para poder de verdad apostar por renovar el parque de vehículos.

Renovar el parque es una cuestión prioritaria en España, ya estamos en 13 años de media del parque de vehículos. Es una cifra que sube aún más en el caso de las furgonetas, vehículos que están todo el día circulando por las ciudades y contaminando y haciendo cada día más inseguros nuestros desplazamientos.

Automaníacos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios