Noticias de Oriente Medio: Aniversario de la Revolución Islámica: Irán, hacia los altos horizontes de la cooperación. Blogs de Tribuna Internacional

Aniversario de la Revolución Islámica: Irán, hacia los altos horizontes de la cooperación

La visita de Alfonso Dastis, el 21 de febrero, demuestra que Irán y España, al igual que otros países, están decididos a ampliar sus relaciones en la era posterior a la consecución del acuerdo nuclear

Foto: Un llama de gas surge de una plataforma de producción de petróleo del campo de Soroush en Irán. (Reuters)
Un llama de gas surge de una plataforma de producción de petróleo del campo de Soroush en Irán. (Reuters)

El 11 de febrero se celebró el trigésimo noveno aniversario de la Revolución Islámica de Irán. Con la victoria de la Revolución Islámica, se acabó la hegemonía de larga data de las potencias regionales y extra regionales sobre los pilares políticos, económicos y de seguridad de Irán. Desde entonces, liberar al país de la dependencia del petróleo, la autosuficiencia en todos los sectores, la privatización, la mejora de las condiciones económicas y la promoción del bienestar social se convirtieron en una prioridad del Gobierno, en cuya agenda se incluyó la implementación de amplios programas de desarrollo. En los últimos 39 años, el Gobierno iraní y la nación han sido coherentes y, en busca de hacer avanzar la economía del país, han confiado en sus propias capacidades internas y han neutralizado las conspiraciones de distintos enemigos extranjeros.

En las últimas cuatro décadas Irán ha registrado notables crecimientos en áreas como la ciencia y la posición mundial en esta materia, el número de universidades, estudiantes y médicos, el desarrollo de fármacos y el progreso en los campos de varias ciencias médicas, especialmente en cultivo de células madres, la producción de acero, la producción de cemento, productos minerales, la producción y las exportaciones de automóviles, la fabricación de electrodomésticos, la construcción de refinerías y centros petroquímicos, el desarrollo y la explotación de los recursos de petróleo y gas, el desarrollo del ciclo de la industria nuclear, el desarrollo de las energías renovables, las exportaciones no petroleras, el desarrollo de las carreteras principales y secundarias, el desarrollo ferroviario, la construcción de metro, el desarrollo y la construcción de aeropuertos, el desarrollo de la flota marítima y el desarrollo de capacidades militares particularmente el sector aeroespacial... aun así el país todavía tiene muchas necesidades.

Durante las últimas cuatro décadas, la población de Irán ha aumentado de 35 millones a 80 millones de habitantes (el 60% de ellos menores de 40 años) y la mayoría de la gente, especialmente la clase media y los autónomos, viven mejor que antes de la Revolución y su modelo de vida (vivienda, alimentos, ropas y bienes de consumo y de hogar) ha registrado un ascenso. De hecho, las marcas extranjeras como las españolas han crecido en el mercado iraní de manera espectacular.

Mientras tanto, atender a las capacidades internas mediante el apoyo a las empresas nacionales y a los trabajadores así como impulsar el sector privado ha concluido en la creación de altas potencialidades técnicas, ejecutivas y de ingeniería entre millones de jóvenes educados y pequeños y medianos empresarios, lo cual puede servir a los inversores extranjeros y al rápido crecimiento económico del país.

Jóvenes iraníes en un restaurante en el Oeste de Teherán, Irán. (Reuters)
Jóvenes iraníes en un restaurante en el Oeste de Teherán, Irán. (Reuters)

Con una extensión de de 1,648 millones de kilómetros cuadrados, Irán es el 18º país del mundo en términos de tamaño, el 17º país del mundo en términos de población y la 19ª economía más grande del mundo. Como el país más seguro y más estable de Oriente Medio, Irán no tiene deuda externa y su tasa de crecimiento económico es del 5%. A fines de 2017, la cantidad de reservas de divisas y oro en Irán ha ascendido a más de 132.600 millones de dólares, ubicándose en el puesto 19º entre 175 países.

Debido al acceso de Irán al Océano Índico y a aguas internacionales mediante el Golfo Pérsico y el Estrecho de Ormuz, Irán es la ruta más corta y más segura para acceder a Asia Central, el Cáucaso y Asia Occidental, lo cual significa el acceso al mercado de cuatrocientos millones de habitantes de los países vecinos de Irán. Al completar el proyecto del Corredor Norte-Sur, los países europeos a través de Irán, Azerbaiyán y Rusia tendrán un acceso más rápido y más económico al Sudeste asiático, con una disminución del 30% en los costos y del 40% en la distancia. El estar situado en el corazón de la energía mundial, entre las dos áreas energéticas del Golfo Pérsico y el Mar Caspio, que contienen casi el 70% de las reservas de petróleo y gas del mundo, el dominio sobre el Golfo Pérsico contando con extensas costas así como el dominio sobre el Estrecho de Ormuz -que es la vía trascendental de transporte de energía en todo el mundo- han convertido a Irán en un área geoestratégica a nivel mundial.

Tener la cuarta mayor reserva del petróleo del mundo (el 9,3% de las reservas probadas del planeta) y la primera reserva de gas del mundo (el 18,2% de las reservas mundiales de gas) hacen de Irán el país más influyente del mundo en términos de energía. Muchos países consideran a Irán como el país que garantiza sus necesidades energéticas.

El Gobierno ha presentado 121 proyectos de infraestructuras y de transporte valorados en 25.000 millones de euros

Tras el acuerdo nuclear y el levantamiento de las sanciones internacionales contra Irán, el Gobierno de la República Islámica decidió ampliar sus interacciones internacionales para acelerar el progreso económico del país, y en el ámbito económico, buscó proporcionar el terreno para la presencia de empresas extranjeras en varios sectores de la economía iraní. En consecuencia, fueron definidos un conjunto de proyectos de infraestructura, valorados en 360.000 millones de dólares, en diferentes sectores en cuya ejecución se saluda la presencia de inversores extranjeros.

- Irán tiene 68 tipos de minerales (no petroleros) y con 37.000 millones de toneladas de reservas descubiertas y 57.000 millones de toneladas de reservas potenciales se encuentra entre las 15 potencias mineras del mundo y ofrece decenas de proyectos de desarrollo a los inversores.

- Irán tiene previsto la realización de 50 proyectos de petróleo y gas por valor de 185.000 millones de dólares y numerosos proyectos petroquímicos por valor de 70.000 millones de dólares para los cuales saluda la presencia de inversores extranjeros.

- Desde el punto de vista económico, Irán es uno de los países más atractivos en el campo de la generación de energía solar y eólica, y los inversores extranjeros tienen a su disposición incentivos para participar en proyectos en esta área.

- Irán es un país que exporta electricidad a los países vecinos y planea aumentar su capacidad de exportación de 1.500 megavatios actuales a 6.000 megavatios a través de numerosos proyectos. Por lo tanto, acoge la presencia de empresas extranjeras en el campo de la construcción de centrales eléctricas y la transmisión de electricidad.

- El Gobierno de la República Islámica de Irán ha presentado 121 proyectos de infraestructuras y de transporte valorados en 25.000 millones de euros que incluyen el desarrollo de varios aeropuertos internacionales, la construcción de nuevas ciudades, el desarrollo del metro en grandes ciudades, proyectos ferroviarios, de autopistas, de desarrollo de puertos, etcétera, para los cuales busca la participación extranjera.

- Irán ocupa el cuarto lugar en el mundo en la diversificación de la producción agrícola con una producción de más de 90 millones de toneladas por año. Debido al problema de la sequía y la escasez de agua, el Ministerio de Agricultura iraní busca mejorar la gestión de los recursos hídricos y beneficiarse de la última tecnología en el mundo para tal fin.

- Con una historia de varios miles de años de civilización, una comunidad diversa de etnias y culturas y una singular naturaleza de cuatro estaciones, Irán es una de las diez atracciones turísticas más importantes del mundo. Para alcanzar el objetivo de aumentar el número de turistas extranjeros de 5 millones actuales a 20 millones en 2025, Irán necesita inversiones en infraestructuras y en el desarrollo de instalaciones residenciales y turísticas así como en gestión turística, para los que está interesado en la experiencia y capacidades de España.

Una turista en la histórica Plaza Naghshe Jahan, en el centro de Isfahán. (Reuters)
Una turista en la histórica Plaza Naghshe Jahan, en el centro de Isfahán. (Reuters)

El Gobierno iraní siempre ha intentado establecer normativas apropiadas para apoyar la inversión extranjera, incluso ofreciendo garantías del Gobierno para el inversor, exenciones de impuestos e incentivos para el uso de ingresos y ganancias por la ejecución de los proyectos para el reembolso del capital.

Asuntos como la alta diversidad en áreas aptas para la inversión, especialmente en el desarrollo de infraestructuras ferroviarias, aeropuertos y carreteras, petróleo, gas y petroquímica y nuevas energías, turismo y hoteles, industrias mineras, agricultura y otras áreas diversas ofrecen importantes oportunidades a los inversores extranjeros para su presencia en el mercado iraní. Las empresas extranjeras pueden realizar actividades productivas en Irán bajo la protección de la ley y con incentivos como la energía y la mano de obra barata y una generación joven, cualificada y especialista y además del mercado iraní de 80 millones, pueden exportar sus productos al mercado de 400 millones de habitantes de la región.

Dos año después de la implementación del Plan Integral de Acción Conjunta, debido a los sabotajes de EEUU y el incumplimiento, por parte de éste, de sus obligaciones para con el acuerdo nuclear así como la intimidación de los bancos, las empresas y los inversores, la economía iraní no ha logrado alcanzar sus objetivos, pero llegan noticias alentadoras de la Unión Europea y de sus estados miembros. Coreanos, italianos, austriacos y franceses han abierto líneas especiales de crédito para compradores iraníes, y la Unión Europea ha anunciado que seguirá comprometido con la total implementación del Plan Integral de Acción Conjunta y apoyará a sus ciudadanos y empresas en contra de las leyes restrictivas de Estados Unidos. España ha sido pionera en esta línea. La visita del Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España a Irán, el próximo 21 de febrero, demuestra el hecho de que Irán y España están decididos a ampliar sus relaciones en la era posterior a la consecución del acuerdo nuclear.

*Mohammad Hassan Fadaifard, Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República Islámica de Irán en España.

Tribuna Internacional

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios