Que alguien le robe el móvil a Echenique
  1. Sociedad
  2. España is not Spain
Juan Soto Ivars

España is not Spain

Por

Que alguien le robe el móvil a Echenique

Puede ser que Podemos apoye el mensaje o que nadie en el partido morado se atreva a decirle que está haciendo el ridículo. Sus mensajes son un plato intragable para cualquiera que no sea un fan

placeholder Foto: Pablo Echenique y Pablo Iglesias, en una foto de archivo. (EFE)
Pablo Echenique y Pablo Iglesias, en una foto de archivo. (EFE)

Matar el coronavirus, corregir el calentamiento global, acabar con las guerras, sanear la economía, reducir la pobreza, garantizar la igualdad de oportunidades, cortar el racismo, erradicar violaciones, asesinatos y quitarle el móvil a Echenique: estos son los retos más urgentes a los que se enfrenta la humanidad.

El único que no piensa así es Quique Peinado, que escribió un artículo donde advertía que todo aquel que osara atacar a Echenique en Twitter sería bloqueado, y os aseguro que cumple su amenaza, ay. Así que supongo que Peinado habrá bloqueado también a Echenique, porque no hay nadie en este mundo que lo ataque de forma tan letal.

Echenique me recuerda mucho al Doctor Strangelove. No hace más que lanzar bombas atómicas los siete días de la semana

Echenique en Twitter va a harakiri diario. Para quien no esté al tanto, su actividad se divide en dos categorías: ataques a Jorge Bustos, Pérez Reverte, Carlos Alsina, Vicente Vallés y gente así, y las más locas y absurdas justificaciones de las cagadas de su partido. Es, en pocas palabras, la encarnación humana de 'La Última Hora', el 'Ok Diario' de Podemos. El reverso morado de lo que fueron Rafa Hernando al PP y Girauta a Ciudadanos.

A mí Echenique me recuerda mucho al Doctor Strangelove. No hace más que lanzar bombas atómicas los siete días de la semana. Hubiera pensado que para convertirte en eso tenías que desayunar carajillos de Brummel, frotarte los dientes con Zotal, escupir en el suelo, inyectarte películas de Harry el Sucio y convivir diez meses con los gorilas del zoo, pero es que Echenique es físico del CSIC.

Foto: El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique. (EFE)

¿Cómo ha podido convertirse en esto? Hace años, antes de degenerar en este personaje de lengua tóxica, Echenique participaba en el blog “Retrón” junto al que sería su sucesor en el parlamento aragonés, Raúl Gay. Sus artículos sobre discapacidad eran lúcidos y gamberros, y dejaba reflexiones agudas y oportunas. ¿Dónde quedó todo eso?

Quizás comportarse como un bocachancla es su trabajo. Y no sé cuánto cobra, pero la actividad no le está saliendo barata. Ahora lo han condenado a pagar 80.000 euros por la estupidez de llamar violador a un hombre inocente que fue asesinado por el novio de una candidata de Podemos, con la colaboración de esta. Y me pregunto: ¿saldrá el dinero de la indemnización de las arcas del partido? ¿Financiarán la operación, o la multa la pagará Echenique? Sería interesante averiguarlo.

Polarizador profesional

Echenique, el Rafa Hernando Motorizado, se dedica a lo mismo que aquel: a polarizar. Por ejemplo, cuando Ciudadanos traga sapos y se decanta por apoyar los presupuestos pese a Bildu y ERC, Echenique publica un tuit donde se burla de la única formación del Congreso que parece proclive a traspasar ahora mismo la trinchera con una operación que solo puede perjudicarlos electoralmente. Esto, concretamente:

Se me ocurren dos explicaciones. La primera, que Podemos apoye el mensaje; la segunda, que nadie en el partido morado se atreva a decirle a Echenique que está haciendo el ridículo. El segundo supuesto es patético y divertido, da para una comedia francesa. Pensad en esta escena: Echenique, debido a su condición física, se ha convertido en un icono sacro al que nadie osa llamar gilipollas, y vive envuelto en esa reverencia blanda que enjaula a algunas personas con discapacidad, cada vez menos conectado con el efecto de sus palabras.

Había un anuncio de la televisión belga que iba justo por esa línea: veíamos a un tipo en silla de ruedas soltando auténticas mamarrachadas y a todo el grupito que cenaba con él sin atreverse a responder, acongojados, mirándose entre sí. El anuncio terminaba con una voz en 'off' que decía: “Este hombre es discapacitado. Pero también es idiota”. Y proponía que, en aras de la integración, empezáramos a tratar a los discapacitados como al resto, cosa que no siempre es fácil.

Foto: Personas con discapacidad intelectual exigen ante el TC su derecho al voto en 2017. (EFE) Opinión

Pero también podría pasar, y esta es la que me parece la hipótesis más plausible, que a Podemos realmente le interese alimentar esta crispación absurda y que el partido apoye su actividad. Es decir: que Echenique sea la verdadera voz de esa formación, cuyo objetivo es mantener cerca a los integristas, y alejar a todos los demás.

En fin. En cualquier caso. Tuitee Echenique por órdenes del Dormitorio Nupcial o por una incapacidad de la gente de Podemos para poner freno a su piromanía, lo que está claro es que sus mensajes son un plato intragable para cualquiera que no sea un fan con la carpeta forrada de fotos de Pablo e Irene.

Así que, por el bien de la paz mundial, y sobre todo por el bien de Podemos, por favor que alguien le robe el móvil a Echenique.

Matar el coronavirus, corregir el calentamiento global, acabar con las guerras, sanear la economía, reducir la pobreza, garantizar la igualdad de oportunidades, cortar el racismo, erradicar violaciones, asesinatos y quitarle el móvil a Echenique: estos son los retos más urgentes a los que se enfrenta la humanidad.

Ciudadanos Pablo Echenique Unidas Podemos