Noticias de Telefónica: Por qué Telefónica gana mucho más que Netflix en su alianza de enemigos. Blogs de Homepage

Por qué Telefónica gana mucho más que Netflix en su 'alianza de enemigos'

Telefónica y Netflix anunciarán en febrero un principio de acuerdo que pone fin a la guerra entre ambas compañías. Sin embargo, una gana más que otra: y esa es Movistar

Foto: Reed Hastings, cofundador y consejero delegado de Netflix. (Reuters)
Reed Hastings, cofundador y consejero delegado de Netflix. (Reuters)

Decir bombazo es poco. La alianza entre Telefónica y Netflix para incluir los contenidos de la estadounidense en Movistar+ puede acabar siendo, si termina en buen puerto, el acuerdo del año en el 'streaming' de series y películas a las que casi todos estamos enganchados. Es un punto de inflexión brutal en todos los frentes. Para Telefónica supone dejar atrás (por fin) una estrategia de años basada en el ataque a las tecnológicas, en ese mantra de llamar 'chorizos' entre líneas a Google, Facebook o Amazon por no pagar por las redes de las telecos. Para Netflix supone acceder de un plumazo a millones de clientes. Y para los usuarios, más oferta donde elegir y, ojalá, mejores precios. Todos ganan. Pero también unos más que otros. Y Telefónica es, sin duda, la que más tajada sacará de este 'pacto de enemigos'.

El acuerdo entre Telefónica y Netflix está cerrado, pero aún en pañales (puedes leer todos los detalles del mismo en la noticia adelantada por Teknautas). Falta toda la negociación contractual, de integración técnica y, sobre todo, el modelo de precios y reparto de ingresos en caso de que incluyan el acceso al servicio de 'streaming' como un añadido a alguna tarifa nueva o existente.

Por ejemplo: imagina pagar 70 euros al mes por Fusión, con internet y fijo en casa (fibra simétrica a 50Mb, cuota de línea y llamadas a fijo) + móvil (llamadas ilimitadas y 5GB de datos) + TV (acceso a Movistar+ en cualquier dispositivo, incluidas todas las series y canales como #0 o Fox) + acceso completo a Netflix (en HD y con posibilidad de uso en 2 pantallas simultáneas). Sería, básicamente, la tarifa 'Fusión Series 50Mb' que hoy cuesta 60 euros, más Netflix, que individualmente cuesta 10,99€. En otras palabras, tendrías un 'todo en uno' casi imbatible en acceso a internet y contenidos, y encima más barato que si contrataras Fusión y Netflix por separado.

Todos estos paquetes y opciones son los que están por decidir, pero fuentes consultadas conocedoras de la alianza aseguran que es justo el camino que ambas compañías quieren emprender. Y sí, ambas ganan, pero Telefónica gana mucho más. ¿Por qué?

​Telefónica controla el cliente

Con Netflix integrado en Movistar+, la primera pasa a ser una mera proveedora de contenidos. Se podrá seguir contratando de forma individual, pero ya hemos visto que en España le está costando ganar masa crítica. De hecho, si la jugada le sale bien a Telefónica, e integra más adelante HBO e incluso Amazon Vídeo, se convertiría en un tentador agregador de contenido al que, además, tendrías que añadir toda su producción propia. Solo necesitará afinar con los precios y no cobrar de más (algo que, tirando de histórico, se hace difícil imaginar), para erigirse como la mejor propuesta del mercado. Con diferencia.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. (EFE)
El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. (EFE)

En este escenario, Telefónica lo tiene (y lo controla) todo: el mejor contenido y la relación directa con el cliente, que le pagaría religiosamente cada mes un extra por Netflix. La operadora ya se encargará luego de ingresarle la cantidad acordada por cada abonado, pero da igual, es una mera transacción financiera. Sí, es vital para Netflix (es un ingreso directo sin necesidad de pelear por conseguir el cliente), pero se deja atrás todo lo demás: los datos de los usuarios, sus hábitos de consumo, qué les gusta ver, dónde se encuentran en cada momento, sus rutas, información cruzada de lo que ven en Netflix o Movistar Series y lo que hacen al navegar con el móvil etc.

Esa información es oro y solo la tienen los operadores, que saben tanto o más de nosotros que Google, Amazon y compañía. Es tan valiosa que la teleco ha lanzando el megaproyecto Aura (o cuarta plaforma), con Chema Alonso al frente, para intentar comercializar esos datos (con tu permiso). Para que Netflix se beneficie de esa 'inteligencia' de datos tras la alianza, ambas compañías tendrán que acordar transferencias de datos de clientes. Y eso ya es más peliagudo. Tendrán que ser 100% transparentes al respecto y pedir consentimiento expreso. De hacerlo, es probable que se encuentren con el rechazo generalizado por sospechas de privacidad y el escrutinio de organismos oficiales de protección de datos. Y no parece que vayan a llegar a ese extremo.

Su marca puede quedar muy diluida. Si luego el acuerdo va mal y se rompe, le va a ser más difícil volver a andar en solitario

En definitiva: Telefónica gana acceso a todo el contenido de Netflix y se lo entrega en mano a sus clientes. Netflix queda siempre en segundo plano. ¿Qué más se puede pedir?

No, no es una relación bidireccional

Si todo el contenido de Netflix, incluidas sus producciones propias, aparecerá en el catálogo de Movistar+, ¿ocurrirá lo mismo al revés? ¿Veremos el contenido de Movistar+, incluidas sus producciones propias, en Netflix? La respuesta es sencilla: no. El acuerdo, tal y como se plantea ahora, es unidireccional. Telefónica es la gran beneficiada, acabará aglutinando las series, películas y documentales de otras plataformas en la suya propia. Netflix gana abonados e ingresos. Genial a corto plazo, pero arriesgado como estrategia de marca.

Pongamos otro ejemplo. Si eres ahora eres cliente de Movistar Fusión por un lado y de Netflix por otro, ¿te merecerá la pena la nueva integración? Dependerá del paquete final y el precio, pero desde luego Telefónica tiene más probabilidades de salir ganando: si decides contratar la nueva opción, Telefónica no solo mantiene un cliente, sino que también lo fideliza. El beneficio para Netflix es bastante más relativo. Mantiene el cliente pero es probable que acabe cobrando menos por él. Y su visibilidad queda supeditada a la del 'gran proveedor', Movistar+. "Su marca puede quedar muy diluida. Si luego el acuerdo va mal y se rompe, le va a ser mucho más difícil volver a andar en solitario", comenta una fuente del sector.

Imagen de la película 'Fe de etarras', de Netflix.
Imagen de la película 'Fe de etarras', de Netflix.

Todo dependerá de las tarifas que decidan poner en marcha ambas compañías. Si son muy competitivas, a Netflix le puede salir un problema adicional: enemigos en el resto de operadores.

"Netflix, yo también quiero"

"Estaremos muy atentos a los términos del acuerdo que Netflix cierre con Movistar. Pero como sea interesante, vamos a pedir exactamente lo mismo. Y no creo que a Netflix le interese tirar a la basura la relación con el resto de operadores y encerrarse solo en Movistar. Nos necesita", explica una fuente del sector que prefiere no ser identificada.

Otras fuentes consultadas coinciden: tras su acuerdo con Telefónica, y una vez se conozcan los detalles de la estrategia de precios, a Netflix le van a apretar mucho las tuercas el resto de operadores. Entrará en un tira y afloja en el que a ninguno le interesa quedarse sin el otro. Y eso significa ofrecer concesiones. Después de todo, el poder de negociación de Netflix en España no es el mismo que en EEUU. Está por ver si la compañía saldrá airosa de esa nueva ronda de ajustes y si logrará o no mantener a todos los operadores como socios tras la entrada de Movistar. Necesita crecer su base de abonados en España, no le queda otra que probar, pero el tiempo dirá si es la mejor forma para conseguirlo.

Homepage

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios