5 razones por las que no te debes perder 'American Crime Story'

Netflix estrena la producción que ficciona el juicio a la mediática estrella deportiva

Foto: Sterling K. Brown como Christopher Darden y Cuba Gooding, Jr. en el papel de O.J. Simpson.
Sterling K. Brown como Christopher Darden y Cuba Gooding, Jr. en el papel de O.J. Simpson.

La última ceremonia de los premios Emmy, celebrada hace un mes en Los Ángeles, dejó tres claros ganadores en cada uno de los géneros que se premiaban. A las conocidas ‘Juego de Tronos’ y ‘Veep’, que en España emite Movistar +, les acompañaba una producción de título extensísimo, responsable de que durante la ceremonia se escuchase en una veintena de ocasiones el nombre de un ídolo caído: ‘The People vs. O. J. Simpson: American Crime Story’. Una miniserie que en nuestro país no había sido emitida por ninguna cadena, ni tampoco había previsión de que alguna fuese a hacerlo. Agravio que ya era incomprensible antes de la ceremonia, por los nombres con los que cuenta la producción, y que terminó de redondearse con el apoyo de los miembros de la Academia.

[Estrenos de Netflix en noviembre: series, películas y documentales para el nuevo mes]

Afortunadamente, desde hace un año, los aficionados españoles a las series de televisión contamos con Netflix entre nuestras opciones de entretenimiento. Una posibilidad que aumenta la oferta de series que ya ofrecen los canales convencionales, los que se han incorporado recientemente o las plataformas de pago. Y que nos permite disfrutar ya de la galardonada miniserie, que ficciona el mediático juicio a la que fuera estrella deportiva, O. J. Simpson. Creación que, lejos de explotar su nombre, se centra en la labor del equipo de abogados defensores y el trabajo de la fiscalía. Un departamento encabezado por Marcia Clark, involuntariamente situada en el punto de mira de los medios.

A las miles de horas que la pequeña pantalla dedicó al caso, le siguieron parodias y homenajes en numerosas producciones. Y este año, además de la miniserie creada por Ryan Murphy, le ha acompañado una producción documental de la ESPN. Una sobreexposición que, curiosamente llega un año antes de que el deportista pueda optar a la libertad condicional, pero que no debe desanimar a aquellos que se planteen acercarse a ‘The People vs. O. J. Simpson: American Crime Story’. Porque no faltan razones para hacerlo.

5 razones por las que no te debes perder 'American Crime Story'

Marcia Clark, la confirmación de Sarah Paulson

Los aficionados a la otra “historia” de Ryan Murphy, ‘American Horror Story’, puede que la recuerden con dos cabezas, o la identifiquen con Lana Winters, su personaje en la segunda temporada. ‘Mujeres Desesperadas’, ‘Studio 60’ o ‘Deadwood’ son otras de las creaciones televisivas que adornan su curriculum, que evidencia que lleva años trabajando con los mejores porque es uno de ellos. Discretamente, sin la popularidad que dan las grandes comedias románticas en el cine o los papeles protagonistas de la televisión, Paulson se ha abierto camino. Y su triunfo en los Emmy es el premio a años de duro trabajo, pero especialmente un rotundo aplauso a su trasformación en una de las mujeres más populares de los años 90, Marcia Clark.

Para evidenciar lo hondo que caló en la actriz la trascendencia del caso en la vida de Clark, ambas acudieron juntas a la entrega de premios. Y Paulson aprovechó para criticar el sexismo y el frívolo tratamiento mediático que sufrió la fiscal, con críticas en todo tipo de programas de la televisión a su imagen, su peinado o el cuidado de sus hijos. Una vertiente de la historia de la que no se ha hablado lo suficiente y en la que Murphy se adentra sin miedo a dejar claro que aquella fue una época sonrojante para los medios de comunicación norteamericanos.

5 razones por las que no te debes perder 'American Crime Story'

El paradigma del juicio mediático

El caso de O. J. Simpson lo tenía todo para convertirse en el centro de atención de todo el país. Un afroamericano que se había convertido en una estrella del fútbol americano dos décadas antes, y ahora trataba de abrirse camino en el cine y la televisión, había matado a su exmujer, y un amigo de esta. En un arrebato de locura, sabiéndose principal sospechoso, el deportista emprendió una huida por carretera que retransmitieron todas las cadenas. El comienzo de un huracán mediático que arrasaría con todo a su paso, y en el que lo mismo era protagonista la afligida amiga, Faye Resnick, presentando su libro sobre la víctima, que un asesor de imagen que creía necesario ser implacable con el estilo de Marcia Clark.

Los magazines matinales, los informativos, y los talk-shows nocturnos, con Larry King haciendo de sí mismo en la serie, ofrecían diariamente información y entrevistas con personalidades relacionadas con el juicio. Que además, para mayor gloria televisiva, fue retransmitido en su totalidad gracias a la aprobación del juez del caso Lance Ito. Con lo que no contó el magistrado fue con la mala leche de los comediantes del país, que pronto le convirtieron en otro de los objetivos de las burlas sobre el proceso judicial del momento. Un retrato que Murphy incluye en su necesario, pero breve, interés por la figura del juez Ito.

Cochran y Darden, el factor afroamericano

Para aquellos que a mediados de los noventa ya tenían uso de razón, y recuerdan las noticias que llegaban desde el otro lado del charco a los informativos nocturnos, puede resultar especialmente interesante conocer la trascendencia que el factor racial tuvo en el caso. Y que no se ciñó únicamente a la simpatía que la estrella despertaba en la comunidad afroamericana, en la que la tendencia a creer en su inocencia era especialmente elevada.

Johnnie Cochran, un abogado experto en derechos civiles, se prestó a cubrir la necesidad que detectó Robert Shapiro cuando empezó a defender la causa de O.J. Simpson. El equipo de abogados de la estrella necesitaba algo más de color si quería utilizar el racismo policial como argumento de su defensa, y resultar creíble. Lo que tal vez no esperaba es que la pasión y la determinación que Cochran ponía en sus colaboraciones televisivas, defendiendo a la comunidad negra, también se trasladase a la corte. Y terminase siendo motivo de enfrentamiento con Christopher Darden, el ayudante de Marcia Clark, afroamericano como él, que no soportaba la utilización maniquea que Cochran hacía de su color de piel.

Para ocuparse de dos personajes tan importantes en la visión que quería ofrecer de la historia, Ryan Murphy se decidió por dos hombres con amplia experiencia frente a las cámaras. El veterano Courtney B. Vance ha sido el encargado de llevar a la pantalla un personaje carismático sin el que la causa racial y los derechos civiles no serían lo mismo. Mientras que Sterling K. Brown se ocupa del ayudante del fiscal Darden, uno de los personajes implicados en el juicio más desconocidos. Unas interpretaciones que a ambos les han valido para lograr sendos premios Emmy.

La Academia se equivoca poco reconociendo miniseries

‘Fargo’, ‘The Pacific’, ‘John Adams’, ‘Ángeles en América’, ‘Hermanos de Sangre’ o ‘The Corner’ son algunas de las producciones que los miembros de la Academia de televisión han reconocido en los últimos años. Y aunque no son infalibles, y también han entregado premios muy discutibles, en esta ocasión se han decantado por algo que comenzó a ser un rumor en cuanto se estrenó la serie. Que era imposible que su dirección, su guión o sus interpretaciones no fuesen reconocidas, por mucho que ‘Fargo’ hubiese puesto el listón muy alto en todas esas categorías con su segunda temporada.

A los reconocimientos a Brown, Vance y Paulson, se sumó el premio al mejor guión y a la mejor miniserie. El premio a la dirección, categoría en la que la producción tenía tres de los seis nominados, correspondió a ‘The Night Manager’ y la única mujer entre los seleccionados, Susanne Bier. Y en la vertiente creativa de los galardones, los académicos también premiaron el sonido, la edición, la peluquería y la selección de casting. A los que se sumaron, poco después, los premios de la asociación de críticos, una racha que podría continuar en 2017 con los Globos de Oro.

Las miniseries, en estado de gracia

A pesar de ser un género menor, las miniseries son una forma muy interesante de contar historias en la televisión, aunque habitualmente reservado a adaptaciones literarias. En los últimos años, y gracias al renovado interés televisivo por las antologías, las posibilidades creativas que ofrece el género más breve de la ficción serializada han aumentado. Ahora en la parrilla se multiplican las creaciones que, bajo un mismo nombre, cuentan, con un nivel excepcional, historias que siempre resultan atractivas. Y prueba de ello es el excelente nivel que la categoría ha tenido en los últimos años en cualquier entrega de premios. Si además le sumamos que es la razón por la que estrellas como Matthew MacConaughey, Jessica Lange o John Travolta se acerquen a la televisión, de que se exploren nuevos formatos, como ha hecho Louis C. K. con 'Horace & Pete', y de que prácticamente todas las cadenas, sin excepción, intenten adentrarse en este formato con su propia joya, quizá sea el momento de buscarle al género un nuevo nombre, más acorde con su calidad que con su tamaño.

Desde Melmac
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios