Aquella bomba fétida que condenó a Deulofeu (y no a Piqué) con Luis Enrique

Una broma del central en la primera pretemporada del aún técnico del Barça le salió cara al delantero, que fue cedido al Sevilla y luego traspasado al Everton. Este verano podría volver

Foto: Gerard Deulofeu celebra el 0-2 de España a Francia en París. (Reuters)
Gerard Deulofeu celebra el 0-2 de España a Francia en París. (Reuters)

Lo que es el fútbol. En el amistoso que España disputó contra Francia en París, todos los ojos estaban puestos (descarado el poder mediático de algún agente) en el joven delantero galo Mbappé. Sin embargo, el gran protagonista del partido fue el español Gerard Deulofeu (Riudarenas, Girona, 1995) al que Julen Lopetegui incluyó en su lista para sorpresa especialmente de quienes ya le habían perdido la pista. El catalán, que esta temporada juega en el MIlan cedido por el Everton, saltó al campo en el minuto 67 y en apenas 9 provocó el penalti que generó el 0-1 de David Silva y se encargó de marcar el 0-2, gracias, eso sí, al videoarbitraje.

Unos días después de ser literamente rescatado por Lopetegui y exhibirse en la Selección, Deulofeu vuelve a ser noticia, pues, según informó 'Mundo Deportivo', el FC Barcelona tiene previsto pagar al Everton los 12 millones que cuesta la opción de recompra que se guardó cuando lo traspasó al equipo inglés por 6. Gerard juega esta temporada en Italia, donde el actual seleccionador también mira. "No estaba teniendo continuidad en su anterior equipo, pero con su llegada al Milan ha cogido un protagonismo importante", explicó Julen. "Está a buen nivel y ha progresado en las cosas que entendíamos que tenía que progresar", añadió el técnico guipuzcoano sobre un futbolista al que conoce perfectamente de la Sub 21.

[Leer más noticias del FC Barcelona]

Deulofeu debutó en Primera División el 29 de octubre de 2011 en el Camp Nou, curiosamente con la misma edad (17) y el mismo día (pero 17 años después) en el que lo hizo el exmadridista Raúl González. Sin embargo, y quizás porque, como bien dijo Lopetegui, "tenía que progresar en algunas cosas", el delantero no logró hacerse un hueco en la primera plantilla azulgrana. En 2013 fue cedido al Everton y en mayo del año siguiente el Barça anunció la que parecía su vuelta definitiva. Pero no fue así y el 14 de agosto se hizo oficial una nueva cesión, esta vez al Sevilla FC.

Deulofeu se va de Carlos Sánchez durante el partido que enfrentó a Milan y Fiorentina. (Reuters)
Deulofeu se va de Carlos Sánchez durante el partido que enfrentó a Milan y Fiorentina. (Reuters)

Al margen de que Luis Enrique confiara más o menos en él o le viera más o menos preparado para formar parte de su equipo, unos días antes de hacer las maletas rumbo al Pizjuán pasó algo que quizás marcó el destino de Deulofeu en el Barça. Ocurrió durante el viaje del equipo catalán a Helsinki para disputar un partido de la primera pretemporada del técnico asturiano. Alguien dejó caer una bomba fétida en la parte trasera del avión, la zona que ocupaba la Prensa que entonces aún formaba parte de la expedición del Barça. La broma, que lógicamente no hizo ninguna gracia a los periodistas ni tampoco a las azafatas, llevaba el sello de Gerard Piqué, aunque otro Gerard, Deulofeu, también andaba metido en el ajo.

Piqué y Deulofue, con España en París. (EFE)
Piqué y Deulofue, con España en París. (EFE)

El caso es que la gamberrada llegó a oídos de Luis Enrique, quien, quizás para marcar territorio, hizo la cruz a Deulofeu, aunque no a Piqué, por más que fuera su nombre el que saliera en los medios. Cuestión de galones. Bueno, o de otra cosa. De hecho, y según contaron los periodistas que cubrieron aquel amistoso contra el HJK Helsinki, al central le sentó mal que la Prensa se quejara y no dudó en repetir la broma en la zona mixta después de un partido en el que Deulofeu entró en el minuto 58, con 0-5 en el marcador, y por más que lo intentó no pudo lucirse.

La anunciada salida el próximo mes de junio de Luis Enrique puede volver a abrir las puertas del Barça al delantero catalán. De momento, su protagonismo con España le ha servido para volver a colocarse en el mapa. Con Messi, Luis Suárez y Neymar sabido es lo complicado que es hacerse sitio en el Camp Nou. Aunque también es cierto que el único relevo al tridente es Paco Alcácer y, tal y como desmotró en París, Deulofeu tiene esas cualidades, más individuales que colectivas, que tanto requieren a veces partidos como, por ejemplo, el de este sábado en Málaga, donde el Barça dejó escapar la posibilidad de liderar y depender de sí mismo para ganar LaLiga. .

Por cierto, Piqué desveló hace no hace mucho una novatada que le gastó a Deulofeu cuando éste subió al primer equipo: "En una cena iba a sentarse, le quité la silla, se pegó una hostia y me echaron la bronca". La broma de la bomba fétida en el avión a Helsinki tuvo aún menos gracia, sobre todo porque quien acabó pagando el pato no fue Gerard Piqué, sino Deulofeu.

Puede sonar ventajista, pero quizás con ambos en La Rosaleda, Luis Enrique tendría hoy al Barça empatado a puntos con el Real Madrid. A diferencia de Zidane, que rota y su equipo juega mejor (y también gana), el asturiano no puede hacer lo mismo. Su dependencia de la llamada 'MSN' es absoluta. Fichajes como los de André Gomes o el mencionado Alcácer no mejoran lo que tiene o tenía en casa, empezando por Sergi Roberto y acabando por Deulofeu, ambos en los planes de Lopetegui y quién sabe si el segundo también en los del nuevo técnico culé.

A mi bola

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios