Si mi rollo es el rock, ¿por qué me gusta el último disco de Beyoncé?

La artista norteamericana ha sacado un disco, 'Lemonade', en el que incluye dos temas que se escapan del pop para adentrarse en sonidos menos comerciales

Foto: Beyoncé, en una de sus actuaciones.
Beyoncé, en una de sus actuaciones.

- "Muy buenas. Esto... ¿habéis escuchado algo del último disco de Beyoncé, 'Lemonade'?"

El silencio fue peor que las miradas, confundidas entre la seriedad de una ironía y la ironía de hablar en serio. No fue sencillo por mi parte romper el hielo para introducir a Beyoncé en una conversación con un par de melómanos del rock.

La culpa la tuvo Virginia Díaz y su programa '180 grados', de Radio 3, quien el martes pasado pinchó un tema de rock psicodélico (minuto 49:45 del programa) que iniciaba con un órgano que en mi cabeza evocó rápidamente al desaparecido Ray Manzarek (The Doors). Pronto, una potente voz femenina recordó que segundos antes Virginia y su colaboradora habían estado hablando de algo relacionado con Beyoncé -iba conduciendo y no prestaba excesiva atención a los comentarios-... "Venga, ¿que este tema es de Beyoncé?", pensé. Cuando hacia la parte final del tema aparece el rapero norteamericano Kendrick Lamar, se despejaron todas mis dudas y tuve dos sensaciones: una de rabia porque esas rimas 'estropearon' el tema que me estaba transportando a las espirales y colores que mi estereotipada imaginación tiene de la década de los sesenta y otra de alivio: Beyoncé no habrá compuesto, espero, una de mis canciones favoritas de 2016 (hay un 'status' que mantener...). Me encantan Def Con Dos y no me canso de escuchar 'Walk This Way' (Aerosmith) o 'Mal rollo' de Obús (junto a Dúo Kie), pero, en este caso, ese final de hip hop no lo encajé bien.

La canción en cuestión se llama 'Freedom' y es la décima de un disco del que he leído más críticas sobre sus letras que sobre su música. Al parecer, es una venganza por unos supuestos cuernos sufridos por parte de su marido, Jay-Z, y una reivindicación del papel de la mujer negra en la sociedad estadounidense. Las notas del pentagrama son secundarias… ¿Así es el pop?

"Desconfío del que no le guste Led Zeppelin"

De música no he encontrado muchas citas más allá de las descripciones de las mencionadas letras y las decenas y decenas de colaboraciones que tiene este álbum de 12 temas; entre ellas, destaca la de Jack White, quien compuso junto a la artista de Texas una canción a partir de un 'sample' de Led Zeppelin. 'Don't Hurt Yourself' es un reflejo del misticismo sonoro de White quien, por cierto, hace tiempo dejó para el recuerdo la siguiente frase: “No confío en nadie al que no le guste Led Zeppelin”. Por consiguiente, a Beyoncé le gusta Led Zeppelin. Un punto a su favor y al mío a la hora de continuar con mis compañeros melómanos esta conversación de 'Beyoncé feat rock'.

Si mi rollo es el rock, ¿por qué me gusta el último disco de Beyoncé?

Para rematar, les comento que el año pasado, en Argentina, Jack White interpretó junto a Robert Plant el zeppeliano corte 'The Lemon Song', casualmente de la década de los sesenta. “Curioso, ¿no? Y Beyoncé ha puesto a su álbum 'Lemonade'... Yo creo que es un claro homenaje a Led Zeppelin, pero enmascarado para no defraudar a sus fans”. Tal planteamiento casi les hace escupir involuntariamente su cerveza. Y antes de que pudieran hablar comenté que, al fin y al cabo, el grupo favorito de otra 'popstar' como Lady Gaga es Iron Maiden (para quienes pidió trabajar en un concierto de Florida como una más entre el personal de la gira, y les planchó las camisas con las que luego actuarían) o que Juanes comenzó en la música con una banda de black metal, o que Michael Jackson se apoyó en Van Halen y Slash para crear dos de sus himnos, 'Beat It' y 'Black or White', respectivamente.

¿El disco de 'rock' más escuchado de 2016?

Después del 'triple' que me había lanzado con 'The Lemon Song', terminé mi discurso con una reflexión: “¿Sabéis qué? 'Freedom' o 'Don't Hurt Yourself' posiblemente sean de los temas de rock creados recientemente que más difusión vayan a tener en todo el mundo. Y por una parte está bien esa expansión de la guitarra entre los amantes de otros géneros musicales, y más con esta embajadora, pero por otro piensas en la cantidad de canciones de rock, similares a las que hay en 'Lemonade', que nunca tendrán una oportunidad así”. No es ni bueno ni malo, es así.

Si mi rollo es el rock, ¿por qué me gusta el último disco de Beyoncé?

A mis compañeros, simplemente, les propuse que si después de escuchar 'Freedom' querían más creaciones recientes de ese estilo, buscaran Rival Sons y, sobre todo, Blue Pills, una nueva banda sueca liderada por la imponente voz de Elin Larsson y con una sensacional puesta en escena. Quizá de los millones de personas que escuchen por todo el Globo el 'Lemonade', a alguna le dé por bucear en busca de grupos de este estilo... Pensar en esto es lo que más me gusta del último disco de Beyoncé.

PD: Además de estos dos temas, el resto del disco no contiene rock. 'Freedom' se puede escuchar en el minuto 49:45 del programa.

Si mi rollo es el rock, ¿por qué me gusta el último disco de Beyoncé?

Área Rock
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios