ABRE SU SEGUNDO RESTAURANTE JBJ SOUL KITCHEN

Jon Bon Jovi, un artista que da de comer a los pobres

El artista de Nueva Jersey tiene una fundación sin ánimo de lucro con diferentes proyectos para el beneficio de la sociedad

Foto: Jon Bon Jovi en la inauguración de su segundo restaurante.
Jon Bon Jovi en la inauguración de su segundo restaurante.

“Todo el mundo debería ser capaz de comer en un restaurante, especialmente en una sociedad donde una familia de cada cinco vive en la pobreza y donde un estadounidense de cada seis no puede comprar comida”. Es el último trabajo de Jon Bon Jovi, quizás uno de los que más éxito personal le reporte. El artista norteamericano ha abierto un restaurante en su estado, Nueva Jersey, en el que la gente sin recursos podrá ir a comer gratis con la condición de que laven sus platos cuando terminen. La noticia, anunciada en EEUU por medios como la 'CBS', comienza a moverse por el mar de internet sin contextualizar que es el segundo que abre de este tipo (también en Nueva Jersey) y que no es la primera vez, ni la segunda, que una de las caras más guapas del rock se pone una careta de buen samaritano: hace poco su conciencia le dictó tener un gesto especial con España. ¿Son acciones hechas con el corazón o con vistas a su propia imagen (y bolsillo)?

[Sevilla confirma que Axl Rose gana más que AC/DC con esta unión]

El restaurante se llama JBJ Soul Kitchen y responde al nombre de la Jon Bon Jovi Soul Foundation que arrancó hace diez años. Esta es sólo una actividad más de las que lleva a cabo su organización, en este caso una de las más originales porque no sólo ‘ayuda’ del modo anteriormente comentado, también hay una escuela de cocina, un banco de alimentos para los sin techo, una escuela para niños en situación de riesgo y un centro de orientación para los problemas de la vida cotidiana. Acciones parecidas a las que lleva realizando durante más de una década en la ciudad de Philadelphia a través de diferentes proyectos.

Jon Bon Jovi, un artista que da de comer a los pobres

El gesto con España, ¿por qué?

Sin que fuera la Jon Bon Jovi Soul Foundation, sino su banda Bon Jovi, el vocalista, guitarrista y compositor que gastara decenas de botes de laca hace un par de décadas, decidió también ayudar a sus fans españoles hace justo cuatro años, cuando el 27 de junio de 2013 dio un concierto en el Vicente Calderón en el que sólo cobró los gastos que ocasionaba la celebración de tal magno evento. Él no cobró ni un euro. Al igual que en su restaurante los pobres reciben el mismo trato que los que tienen dólares para pagar (así lo asegura él mismo), en aquel concierto el montaje, set list y calidad fue igual que el del resto de shows que dio por Europa. Eso sí, los españoles pagamos entre 18 y 39 euros, menos de la mitad que el resto. “Cuando estábamos diseñando la gira de presentación de nuestro último disco, 'What about now', hicimos un estudio y vimos que, debido a la situación económica, España no entraba en la hoja de ruta. Sin embargo, no quería dejar tirados a los fans de un país que me encanta y me ha tratado tan bien durante 30 años”.

[Así empezó todo: cuando negros y blancos se atrevieron a tocar juntos]

Si lo del restaurante puede dejar dudas sobre si lo hace más por su propia reputación que por el beneficio de la sociedad, menos lugar a la sospecha deja su gesto con los casi 50.000 asistentes al show en Madrid de hace tres años, cuyas entradas se agotaron en un mes. (Por cierto, cómo debía de poner a España el estudio financiero de Bon Jovi para tener que hacer esta excepción, algo que no ocurrió ni con Lisboa. A los portugueses se les cobró como a un europeo más).

Jon Bon Jovi, un artista que da de comer a los pobres

Cuando llamó “imbécil” a Justin Bieber

Más datos que desnudan la personalidad de esta singular rockstar según diversas entrevistas en esta última década. Se casó a los 27 años con su novia del instituto, Dorothea Hurley, con la que aún continúa, habiendo tenido sólo un romance reconocido (y duradero) entre medias -no tengo una amante ni otra familia por ahí. Nunca leerás algo así sobre mí”-. Reconoce que “no he sido ni seré un santo” y que probó las “drogas muy pronto, pero aprendí también temprano... Siempre he pensado que no tengo la estabilidad mental como para manejar las drogas”. Su inteligencia habla de él en este aspecto y en su negocio, acertando en cada paso que da a partir de la siguiente mentalidad: “Hay artistas que olvidan que su primera obligación es la de entretener a su público. Townshend era uno de esos y así acabaron The Who. El año que viene haré discos que venderán más millones, podré comprarme dos mansiones en vez de una”, decía en 2010, tres años antes de insultar a Justin Bieber: “En todas las generaciones de músicos hay uno de éstos. Así se pierde el respeto de la audiencia, que ha trabajado mucho para pagarse las entradas y darte el derecho de quitarles dos o tres horas de su vida. O, en el caso de este niño, 80 minutos. Eres imbécil, ponte a trabajar”.

[Si mi rollo es el rock, ¿por qué me gusta lo último de Beyoncé?]

Tiene clara su visión sobre el negocio y lo que desea el público, quizás por eso sea de los pocos músicos capaz de llenar estadios en cualquier continente, también de los pocos que promueve actividades pensando en los que menos tienen. ¿Le gusta a su público que sea un hombre solidario? Seguro. ¿Qué ha de hacer una estrella para que no le llamen oportunista o le juzguen a la hora de hacer una obra caritativa? Que lo haga en privado, de lo contrario se asocia a la idea empresarial del departamento de Responsabilidad Social Corporativa. Pero, ¿está mal dar publicidad a su restaurante y sus obras? Se puede pensar, simplemente, que Jon Bon Jovi ha proporcionado momentos de felicidad y placer a millones de personas con su música a lo largo de más de tres décadas y que desde hace diez años ha intentado dar otros motivos para sonreír a quien no tiene dinero en su bolsillo para verle cantar. También hay quien puede pensar que sólo lo hace porque se podrá comprar “dos mansiones en lugar de una”.

“Cuando acabas una gira es como si cerrases un capítulo de tu vida y llegas a sentir una especie de vacío interior muy fuerte. Necesitas algo en lo que creer, algo a lo que aferrarte”. (John Francis Bongiovi Jr).

Área Rock
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios