Promesas literarias de 2015: el peor año de la narrativa española del siglo XXI

Nuestro colaborador comenta las novedades más interesantes que se publicaron en el año que termina, y sentencia que no fue una cosecha especialmente memorable

Foto: Librería La Central de Madrid
Librería La Central de Madrid

Me atrevería a decir que 2015 ha sido el peor año de todo el siglo XXI para las letras españolas; doce meses de aburrimiento, clonación controlada y falta de ambición. Los años literarios no los programa nadie, no nos llegan compensados, y dependen del cruce de casualidades que se produce entre lo que tantas editoriales deciden publicar y tantos escritores aciertan en dar por acabado. Si 2014 nos dejó grandes libros '(Brilla, mar del edén', de Andrés Ibáñez, por ejemplo), 2015 nos deja sólo libros interesantes. Promesas.

'También esto pasará', de Milena Busquets
'También esto pasará', de Milena Busquets

Promisoria sigue siendo la joven Aixa de la Cruz (Bilbao, 1988), que publicó este año una colección de cuentos, 'Modelos animales' (Salto de Página), satisfactoria pero con la que no vamos a liderar la nueva narrativa española: hace falta un poco más. 'También esto pasará' (Anagrama), de Milena Busquets (Barcelona, 1972), fue uno de los libros del año para los que sólo leen cuatro libros al año; pero la verdad es que no estaba tan mal. A pesar de su toque Bridget Jones, 'También esto pasará' contiene una verdad sincera sobre algo tan grave como ser hija de la alta burguesía catalana, y otra sobre algo tan moderno como renegar de las relaciones amorosas tradicionales.

También de Nere Basabe (Bilbao, 1978) podemos seguir esperando un gran libro, pues en 'El límite inferior' (Salto de Página) mimetizaba con cierta solvencia la narrativa -a mi juicio, un tanto espesa- de Rafael Chirbes para hacer una novela indiscutiblemente meritoria. 'El comensal' (Caballo de Troya), de Gabriela Ybarra (Bilbao, 1983) ha sido, por su parte, uno de los libros del año para los que sólo leen diez libros al año; y efectivamente tampoco estaba mal. Veremos qué caminos sigue la autora, una vez gastada la baza biográfica (el libro trata de la muerte de su abuelo a manos de ETA).Y buenas historias, y prosa estricta, encontramos en la novela-en-cuentos 'Con el frío' (Aristas Martínez), de Alberto Torres Blandina (Valencia, 1976).

Un paso más allá ha dado Sara Mesa (Madrid, 1976), que con su segunda novela en Anagrama, 'Cicatriz', ha conseguido uno de los pocos libros del año 2015 que puede valer la pena regalar en Reyes. Acaban de darle el Premio Ojo Crítico, lo cual no empaña en lo más mínimo su calidad. La enfermiza relación entre una joven aspirante a escritora y un admirador que le obsequia  artículos de lujo robados es anómala en las letras nacionales, mucho más interesadas en la prosa brillante que en la construcción de conflictos atractivos.

En la misma línea dramática, ajena al mérito de metáforas y músicas, se sitúa 'El protegido' (Malpaso), de Pablo Aranda (Málaga, 1968). Una estructura muy precisa y trabajada nos lleva a los barrios bajos de Málaga, entre traficantes y modestos asalariados; baste decir que me leí este libro de un tirón.

Tiene gracia que la traducción del español al español de 'El Quijote' de Andrés Trapiello sea lo más rompedor que se ha publicado en 2015

Buscando propuestas más innovadoras, tiene gracia que sea 'El Quijote' lo más rompedor que se ha publicado en 2015. 'El Quijote' de Andrés Trapiello. El veterano autor (León, 1953) desenreda semánticamente nuestra obra capital para darnos un Quijote de andar por casa, traducido del español al español. Por cosas así, dan premios en Argentina.

Finalmente, la narrativa española alza un poco el vuelo con 'Los turistas' (Galaxia Gutenberg), de Jorge Carrión (Tarragona, 1976), cierre de su trilogía iniciada con la estupenda 'Los muertos', y que contiene un poema de cuarenta páginas por el que también darían premios en otros países.

Recuperaciones, diarios, traducciones

La mejor prosa española del año la encontraremos en 'Diario de un noctámbulo' (Planeta), de Francisco Umbral. Es muy descorazonador que un Paco Umbral de veintipocos años siga escribiendo mejor que ningún otro autor nacional de los publicados en los últimos doce meses.

También del pasado nos ha llegado el 'Diario' de Jaime Gil de Biedma, ahora ampliado con varias decenas de páginas inéditas. Para muchos, la soberbia edición de Lumen puede ser la ocasión adecuada para acercarse a él.

'10.04', de Ben Lerner, es esa novela ilusionante que abre nuevos caminos a la narrativa y que hace muy bien lo que en España nos queda regular

'10:04', de Ben Lerner
'10:04', de Ben Lerner

Cuatro obras traducidas merecen figurar en este desencantado recuento. '10.04' (Reservoir Books), de Ben Lerner, es esa novela moderna, ilusionante, que abre nuevos caminos a la narrativa y que hace muy bien lo que en España suele quedarnos regular (quizá Miguel Ángel Hernández se acerca a este tipo de propuestas con la reciente 'Un instante de peligro'). 'Instrumental' (Blackie Books) son las memorias del popular pianista británico James Rodhes, un testimonio estremecedor sobre la pedofilia y el poder de la pulsión artística para curar heridas. Los 'Cuentos completos' (Malpaso) de EL Doctorow, fueron de lo mejor que, en el género breve, se publicó en el último año.

Finalmente, les invito a conocer la obra del húngaro László Krasznahorkai, publicada íntegramente en Acantilado. En primavera volvió a las librerías españolas con 'Y Seiobo descendió sobre la tierra', descomunal proeza intelectual -con páginas muy brillantes sobre la Alhambra- de alguien llamado a conseguir el premio Nobel si acaso el premio Nobel recupera -milagrosamente- el juicio.

Mala Fama
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios