Conte se relamerá con Morata y Zidane, con Hazard: ¿se cambiarían los cromos?

Real Madrid y Chelsea se enfrentan en Ann Harbor (Michigan) y sus respectivos técnicos tendrán enfrente a dos jugadores cuyos fichajes han pedido a sus clubes

Foto: Morata y Zidane se saludan antes del entrenamiento del Real Madrid en Montreal.
Morata y Zidane se saludan antes del entrenamiento del Real Madrid en Montreal.

"Somos el Real Madrid, incluso en los amistosos". Si algo tiene claro Zinédine Zidane es que, por mucha pretemporada en la que se encuentre su equipo, el Real Madrid no puede permitirse el lujo de perder como lo hizo el pasado jueves ante el Paris Saint-Germain (1-3). Los blancos juegan de nuevo este sábado, a partir de las 21:00 horas y en directo por Antena 3. Será su segundo partido de la International Champions Cup 2016, esta vez ante el Chelsea, que a su vez derrotó al Liverpool (1-0) en este mismo torneo veraniego. De nuevo sin Benzema, que sigue "con sus molestias de espalda", según dijo Zidane después del encuentro ante los franceses, todo hace indicar que Álvaro Morata volverá a ser el 9 del Real Madrid, con lo que el internacional español se enfrentará al equipo que ha ofrecido 60 millones por él. "Necesitamos que Karim pueda tener algunos minutos ante el Bayer de cara a que pueda estar para la Supercopa del 9 de agosto", explicó Zizou sobre su compatriota, con lo que dio a entender que el madrileño será suplente en cuanto empiece lo serio. 

Antonio Conte, exseleccionador italiano y ahora técnico del Chelsea, fue quien pidió el fichaje de Morata para la Juve, aunque su apresurada salida del club turinés no le permitió después entrenarle. Ahora, y por más que el futuro de Diego Costa se haya aclarado con el fichaje de Gameiro por el Atlético, el italiano pretendía contar con Morata para su nuevo proyecto al frente del equipo londinense. De momento, ha pinchado en hueso, pues el Real Madrid se niega a traspasarle, aunque aún queda mercado por delante y sabido es que tampoco el madrileño está muy convencido de quedarse a la sombra de los Cristiano, Bale y el citado Benzema.   

Claro que de igual forma que Conte tendrá delante de sus narices a delantero que pretende, algo parecido le sucederá a Zinédine Zidane con Hazard, una de sus debilidades. "Estoy orgulloso de dirigir a un jugador tan fantástico como él", dijo Conte sobre el belga en su presentación como nuevo entrenador de los blues. Hazard, elegido mejor jugador de la Premier League en la temporada 2014-2015, es, junto al francés Paul Pogba, los jugadores que Zidane ha pedido a Florentino Pérez para mejorar su plantilla, algo que el mismo Zizou reconoce que no es fácil. "La temporada pasada fue la peor. Si algún día dejo el Chelsea, quiero irme siendo campeón", ha dicho recientemente Hazard, aunque, al igual que en el caso de Morata, aún queda verano por delante.   

Hazard celebra un gol con el Chelsea. (EFE)
Hazard celebra un gol con el Chelsea. (EFE)

Un catalán para el centro del campo

"Reitero que tengo la mejor plantilla del mundo, pero hay que demostrarlo en el campo", dijo Zidane al ser preguntado por los posibles fichaje. "Luego, hasta el 31 de agosto, todo puede pasar y el equipo será el que decida lo que tenga que hacer, pero lo importante como entrenador es que estoy contento con lo que tengo, trabajamos muy bien y eso es fundamental", añadió.

Tal y como se pudo ver en el partido de Ohio ante el PSG de Unai Emery, además de Marco Asensio, de quien Zizou asegura que "quiere jugar aquí, por lo que si se queda con nosotros sabe perfectamente lo que hay", otros jóvenes jugadores, en este caso procedentes del Real Madrid Castilla, demostraron a su entrenador que puede contar con ellos a la hora de pensar en completar su plantilla. Este es el caso de Aleix Febas (Lleida, 2 de febrero de 1996), un centrocampista que ha sido internacional en todas las categorías inferiores de España y que bien podría ser la alternativa a Casemiro cuando el brasileño no pueda jugar, lo mismo que sucede con Marcos Llorente, hijo de Paco Llorente, nieto de Grosso y sobrino-nieto de Gento. 

Los jugadores del Real Madrid durante un entrenamiento en el Michigan Stadium en Ann Arbor. (EFE)
Los jugadores del Real Madrid durante un entrenamiento en el Michigan Stadium en Ann Arbor. (EFE)

El hecho de que todo apunte a que el fichaje de Pogba por el Manchester United se cerrará tarde o temprano, ha provocado que hayan aparecido los nombres de Verratti (PSG), Matic (Chelsea), Sissoko (Newcastle) y Matuidi (PSG) como posibles alternativas al francés de la Juve. Sin embargo, el Real Madrid tuvo a tiro a Kanté, que finalmente cambió el Leicester por el Chelsea, y no lo fichó. Es decir, que más que la posición misma de centrocampista, para la cual los citados Llorente y Febas han demostrado estar capacitados, parece que Zidane quiere a Pogba, un jugador menos posicional y con más llegada, de ahí que poco o nada tenga que ver con algunos de esos nombres que han salido como posibles alternativas del mercado. 

Sergio Ramos, James Rodríguez y Luka Modric continuaban este viernes con su puesta a punto con un entrenamiento por separado del resto tras la llegada del Real Madrid a Ann Harbor (Michigan). "Han tenido el mismo proceso de adaptación que el resto de los jugadores, ya trabajan con nosotros, pero tendré que esperar al entrenamiento antes del partido para ver si juegan algo, aunque de lo que si estoy seguro es que lo harán en el tercero frente al Bayern para que estén listos de cara al 9 de agosto con la Supercopa", explicó Zidane.

Es por ello que el técnico galo seguirá contando ante el Chelsea con los teóricos suplentes, entre ellos Jesé, cuyo futuro está en otro equipo donde pueda tener más continuidad. En las últimas horas se habla del PSG, sobre todo después de que su agente viajara hasta Estados Unidos para hablar con el club sobre su situación. Es evidente que en la primera plantilla madridista no hay sitio para todo, aún más si los del Castilla aprietan, como lo hicieron el jueves y a buen seguro volverán a hacerlo este sábado ante el Chelsea. Entre ellos, dos hijos del técnico. "No los veo como padre, aquí soy su entrenador y han trabajado duro, llevan mucho tiempo dentro de la casa, la conocen y por lo tanto han hecho méritos para estar con nosotros", subrayó Zidane. "En casa sí soy su padre".

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios