La Ciudad del Circo de Las Rozas: sobra decir quiénes son (con perdón) los payasos

Villar regresa junto a su hijo Gorka y no descarten volver a verle como presidente de la RFEF para vergüenza de Lete, presidente del CSD, y papelón de Rubiales, presidente de AFE

Foto: Villar y su hijo Gorka, a la salida de la prisión de Soto del Real. (EFE)
Villar y su hijo Gorka, a la salida de la prisión de Soto del Real. (EFE)

Sí, pasen y lean, parafraseando el conocido eslogan circense, pues cada vez queda más claro que lo que está sucediendo en la Federación Española de Fútbol (RFEF) es un auténtico circo. Mientras su presidente en funciones, Juan Luis Larrea, estaba en Sevilla junto a Javier Tebas, máximo dirigente de LaLiga, el suspendido presidente Ángel María Villar volvió a dejarse ver por la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Y lo hizo junto a su hijo Gorka, al igual que él imputado por el juez Santiago Pedraz y en libertad bajo fianza por los presuntos delitos de corrupción entre particulares, apropiación indebida, administración desleal, falsedad documental y alzamiento de bienes.

Y qué mejor momento que el regreso de los Villar a la Ciudad del 'circo', perdón, del fútbol, de Las Rozas para desvelar a quiénes pidieron llamar padre e hijo cuando fueron detenidos por la Guardia Civil. Aunque pueda parecer algo anecdótico, creo que estos datos resultan reveladores. Así, mientras Ángel no pidió telefonear a su esposa, sino que prefirió hacerlo a Esther Gascón, la secretaria general de la RFEF, y es de suponer para qué -ya saben, trituradoras en marcha...-, Gorka a quien solicitó llamar fue... a su padre. Es decir, que no sólo no sabía que éste también estaba detenido, sino que daba por hecho que no lo iba a estar. Nunca lo habrían acertado, ¿verdad?

Según 'LaSexta', hace unos días Villar ya había vuelto a la sede federativa, de hecho lo hizo por cuarta vez, aunque con la diferencia de que en esa ocasión se encontró con que la cerradura de su despacho había sido cambiada, de ahí que no pudiera acceder a él. Este viernes, padre e hijo acudieron a Las Rozas, Gorka con motivo del VII Congreso Internacional en Derecho del Fútbol para el que estaba acreditado. Villar no se escondió e incluso se le pudo ver hablando con varios empleados federativos, entre ellos el presidente del Comité de Competición, Francisco Rubio, quien también presidió la comisión electoral de las últimas elecciones. De hecho fue recusado por la candidatura de Jorge Pérez y finalmente fue él quien admitió numerosos votos presentados fuera de plazo.

Villar y Lete, en el CSD, junto a El pasado mes de enero, Lete recibió a Villar en el CSD, junto a los secretarios generales de FIFA, Fatma Samoura, y de UEFA, Theodoro Theodoridis
Villar y Lete, en el CSD, junto a El pasado mes de enero, Lete recibió a Villar en el CSD, junto a los secretarios generales de FIFA, Fatma Samoura, y de UEFA, Theodoro Theodoridis

Ojo, que Villar puede volver

Y, sí, aunque suene a broma, resulta que Villar podría recuperar en breve la presidencia de la RFEF si los juzgados de lo contencioso-administrativo le conceden las medidas cautelares que ha solicitado contra la suspensión temporal que le impuso el Consejo Superior de Deportes (CSD). Su presidente, José Ramón Lete, que sigue a verlas venir, tiene motivos para estar intranquilo ante este movimiento, pues Villar ha comprobado cómo los cinco presidentes de territoriales que fueron también imputados por el juez Pedraz a finales del mes de julio, a saber los de Valencia, Murcia, Ceuta, Melilla y La Rioja, aún no han sido suspendidos.

El distinto trato recibido por unos y otros es un argumento a favor de Villar, de ahí que paradójicamente Lete confíe ahora en que el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) acepte el recurso que ha presentado para que se repita todo el proceso electoral. Es decir, que algo por lo que había tenido que haber trabajado desde antes incluso de la detención de los Villar y Juan Padrón, ahora lo necesita para evitar el ridículo más absoluto.

Luis Rubiales, presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles. (EFE)
Luis Rubiales, presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles. (EFE)

Luis Rubiales, ¿el cazador cazado?

Y por si esto no fuera suficiente, resulta que a Luis Rubiales tampoco le gusta tener oposición y aún menos si esta le llega desde dentro de la propia Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), el sindicato que preside desde el 2010, si bien el granadino anda ocupado desde hace meses, primero en hacer campaña a favor de la reelección de Villar y después en la pelea por hacerse él con la presidencia de la RFEF a través de una moción de censura que tiene previsto presentar el próximo viernes 24. Sí, como lo leen, aunque más preocupado está Rubiales con un tema personal, aunque también implica a la AFE, que le trae de cabeza.

Esta ha sido precisamente la gota que ha colmado la paciencia de un numeroso grupo de afiliados al sindicato de futbolistas que han tomado la iniciativa de recoger firmas para reclamar una asamblea extraordinaria con un único punto en el orden del día: tratar la destitución de los miembros de la junta directiva que preside Rubiales, el cual está tan nervioso que no ha dudado en amenazar con acudir a la Justicia.

"Quienes difaman responderán ante un juez". Así comienza el mensaje que desde el sindicato está llegando a todos sus afiliados. Una nota que responde a las llamadas en relación a "una recogida de firmas para pedir el cese de la actual junta directiva" y en la que Rubiales mezcla el derecho de los afiliados con lo que en el comunicado se interpreta como "un incremento de la dureza en los mensajes hacia algunos miembros de AFE", en referencia a las redes sociales.

La falta de transparencia, la gestión de la Mutualidad del Deportista, de la cual hay mucho que contar y por la que los futbolistas deberían preocuparse de verdad, el incremento de los sueldos de los cargos de la AFE o las críticas a un presidente que ha pasado de ser el delfín de Villar a pelear directamente contra él por el sillón presidencial de la RFEF. A la espera de ver qué se sucede en los juzgados de lo contencioso-administrativo con el recurso presentado por Villar, resulta que el cazador puede ser cazado. Y es que Rubiales parece haberse pedido el papel de león de este circo donde los payasos no hace falta decir quiénes son. Eso sí, sin ninguna gracia.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios