Klopp, el verdugo de Guardiola, ya dijo una vez no a Florentino: ¿lo haría dos?

El técnico del Liverpool, único equipo capaz de ganar esta temporada al City, rechazó la propuesta del presidente del Real Madrid para sustituir a Ancelotti, pero está siempre latente

Foto: Jürgen Klopp y Pep Guardiola se saludan ante de un Manchester City-Liverpool. (Reuters)
Jürgen Klopp y Pep Guardiola se saludan ante de un Manchester City-Liverpool. (Reuters)

Y en la vigesimotercera jornada de la Premier, el Manchester City de Guardiola perdió. Lo hizo en un campo tan emblemático como Anfield, frente a un histórico como el Liverpool, en "un partido histórico del que se hablará en veinte años porque es posible que el City no pierda otro esta temporada" y ante un técnico, Jürgen Klopp, autor de la sentencia anterior, que puede presumir de tener a favor el balance de enfrentamientos con Pep: seis victorias, tras el 4-3 del pasado domingo, un empate y cinco derrotas, incluyendo sus duelos en la Bundesliga al frente de Borussia Dortmund y Bayern de Múnich, respectivamente.

No, no es de extrañar que Klopp fuera uno de los nombres que Florentino Pérez sondeara para el banquillo del Real Madrid cuando al término de la temporada 2014-15 decidió prescindir de Carlo Ancelotti. Sin embargo, el alemán quería tomarse un año sabático al estilo Guardiola en Nueva York tras abandonar en su caso el Dortmund y declinó el ofrecimiento. Quién sabe, quizás el ahora técnico de los 'reds' también se temiera lo que le acabó sucediendo a Rafa Benítez, pues cuando unos meses después le llamó el Liverpool, no lo dudó y firmó un contrato hasta 2022, hoy por hoy algo impensable en el Real Madrid.

El no de Klopp llevó a Florentino a decantarse por la opción que no solo le había planteado sino que también avalaba su director general, José Ángel Sánchez. Esta no fue otra que la del mencionado Benítez, quien es posible que poco más de dos años después aún tenga pesadillas con su paso por el Real Madrid. Como desveló David Ruiz, una llamada de Florentino en plena pretemporada, pidiéndole que aflojara un poco en la aplicación de su metodología, fue la primera señal que recibió Rafa de que las formas y el fondo de hacerse las cosas en el Real Madrid habían experimentado un giro de 180 grados durante su ausencia.

Efectivamente, si en su primera y larga etapa blanca era impensable que Ramón Mendoza o Lorenzo Sanz llamaran a capítulo al entrenador y decirle cómo debía gestionar su labor a pie de campo, esta sería la primera de las muchas medias verdades que el ahora técnico del Newcastle escucharía de boca de Florentino. Lo más duro para Benítez no fue que le echaran a los seis meses de regresar a la que consideraba su casa, algo que entra dentro del trabajo de entrenador, sino que le penalizara su condición de madridista, algo de lo que también podría hablar mucho Vicente del Bosque. "Aquí sí que te valoran y no hay cosas raras por detrás. En Inglaterra respetan la profesionalidad y el trabajo, no como en algunos sitios", dijo Benítez tras cobijarse en la Premier.

Jürgen Klopp, junto a Carlo Ancelotti, durante su etapa al frente del Borussia Dortmund. (Reuters)
Jürgen Klopp, junto a Carlo Ancelotti, durante su etapa al frente del Borussia Dortmund. (Reuters)

Un técnico que prefiere el heavy metal

Pero, volviendo a Klopp, su propuesta de juego casa con la que puede considerarse que más le va al Real Madrid, sobre todo mientras jugadores como Cristiano o Bale tengan que jugar sí o sí. Actualmente no hay equipo que esté más a gusto jugando a alta intensidad que el Liverpool. "No hay otra alternativa más allá del fútbol ofensivo. De lo contrario, estarás en el área esperando ganar la lotería", asegura el alemán. "Yo prefiero el heavy metal. Yo quiero fútbol de lucha, lo que en Alemania llamamos fútbol inglés", dijo Jürgen en otra ocasión.

Poco antes de despedirse del Dortmund, un periodista preguntó a Klopp si estaba aprendiendo español, en alusión a su posible llegada al Real Madrid. “Una cerveza, por favor”, respondió sarcásticamente. Algunos medios también apuntaron su nombre como uno de los posibles recambios de Zinedine Zidane en caso de que el Real Madrid hubiera perdido la última final de la Liga de Campeones. "No es fácil ser entrenador del Real Madrid", dijo Benítez. "Tú lo tienes que hacer todo perfecto. Si algo va mal, o si el presidente piensa que algo va mal, entonces estás en problemas".

Esta temporada, el equipo blanco tiene LaLiga prácticamente imposible tras los 19 puntos de ventaja que le saca el FC Barcelona al término de la primera vuelta, además de los 10 del Atlético y los 8 del Valencia, si bien con un partido menos, el que los blancos tienen pendiente de disputar en el campo del Leganés, precisamente su rival en los cuartos de final de la Copa del Rey esta semana y la que viene. Esta eliminatoria, junto a la de octavos de la Champions contra el Paris Saint Germain, marcarán el futuro de Zidane en el banquillo del Bernabéu..

De aquí que Klopp vuelva a ser uno de los entrenadores con más opciones de recibir la llamada de Florentino Pérez en caso de verse en la delicada tesitura de tener que prescindir del francés. La cuestión es si volvería a decirle que no, pues, como le avisó Benítez, "el presidente del Real Madrid habla con los jugadores y con la prensa todos los días. Ha hecho un gran trabajo en los negocios y el club mejoró en esa parte, pero necesita mejorar en el fútbol. Y el problema en el fútbol es que el Barcelona gana cada vez más". Y eso que esta temporada parecía que dejaría de hacerlo...

A mi bola

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios