El portero que colgó las botas, pero se hizo ficha para poder votar... ¿a quién?

El portero que colgó las botas, pero se hizo ficha para poder votar... ¿a quién?

Sus compañeros de plantilla, que no de vestuario, lo confirman. Queco Piña, empleado de AFE, solo fichó por la RSD Alcalá para poder mantenerse como asambleísta de la RFEF

Foto: Queco Piña, en el partido que en 2016 enfrentó al Huesca contra Las Palmas. (EFE)
Queco Piña, en el partido que en 2016 enfrentó al Huesca contra Las Palmas. (EFE)

"Se ha hecho ficha, pero solo para entrenar porque dice que está fuera de forma. Que si falta algún portero, se mete, pero que solo viene para entrenar. Viene un día a la semana y ya está. No viene más...". Así, con una socarrona carcajada final, confirma un jugador de la Real Sociedad Deportiva Alcalá la fraudulenta situación de Queco Piña, a saber empleado del sindicato AFE y de la Mutualidad de Deportistas Profesionales, además de asambleísta de la Federación Española de Fútbol (RFEF), para lo cual necesitaba precisamente fichar por algún equipo, aunque fuera de Tercera, ya que se requiere estar en activo.

La pregunta es retórica, pero ¿se imaginan a quién iba a votar Queco Piña en las elecciones a la presidencia de la RFEF que debían haberse celebrado este lunes, pero que han sido aplazadas? Sí, a Luis Rubiales, el candidato que vende transparencia y regeneración, aunque, como buen delfín de Ángel María Villar que era hasta que éste cayó, su presunta alternativa no deja de ser más de lo mismo, si no peor. Es de suponer que cuando Juan Luis Larrea, el otro candidato, lea esto y conozca el fraudulento voto del portero 'fantasma' del Alcalá se lo reproche a su oponente, aunque a buen seguro que tampoco contaba con él entre los 78 que augura tener.

Según puede leerse en la Wikipedia, Sergio Piña Cousillas (A Coruña, 19 de julio de 1980) es un ex futbolista español que jugaba como guardameta. Se formó en las canteras de Deportivo y Celta y se retiró en 2017 en la Sociedad Deportiva Huesca. En la temporada 2002-03 fichó por el Ourense, equipo gallego también del grupo I de la Segunda División B, y en la 2004-05 por el Racing de Ferrol, de donde se marchó al Alicante. En 2012 volvió al Celta B, pero antes de finalizar el año cerró su fichaje por el Orihuela. Más tarde fichó por el Leganés y posteriormente por el mencionado Huesca, donde, teóricamente al menos, colgó las botas. De hecho, en octubre del año pasado el Leganés anunció que Queco Piña se convertiría en el preparador de porteros, aunque lo que realmente hizo fue entrar a trabajar en AFE y en la Mutualidad de Deportistas Profesionales, así como hacerse ficha con el Alcalá para poder estar en la Asamblea de la RFEF.

Como más o menos sabrán, Luis Rubiales, que dejó la presidencia de estas dos organizaciones para aspirar a suceder a Villar, recurrió al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) que las elecciones se celebraran el mismo día que había un partido de Liga, concretamente el Villarreal-Athletic de este lunes 9 de abril, lo que impedía que De Marcos, jugador del equipo bilbaíno y asambleísta, no pudiera votar o, mejor dicho, votarle. Aunque, claro, después de ver cómo le ha salido lo del recurso al TAD, cualquiera sabe. Hasta Javier Clemente, el inseparable amigo de Larrea -y enemigo acérrimo de Tebas, por cierto- bromeó con ello en el diario 'AS': "¡Os imagináis que a De Marcos le da un tirón y no va a Villarreal!".

El papel de Tomás González Cueto

"Intentamos por la buenas (sí, como lo leen, "por las buenas") que LaLiga quitara ese Villarreal-Athletic, pero nos dijeron que no y decidimos pedir al TAD que se cambiara la fecha del partido", asegura Rubiales tras el nuevo ridículo de unas elecciones interminables, para a continuación confesar que consultó con Tomás González Cueto, "que ha sido 17 años miembro del TAD y la Comisión de Juntas Electorales", y ahora forma parte de su equipo. Sí, Tomás González Cueto fue el miembro del TAD que protagonizó varias polémicas por su supuesta falta de imparcialidad, sobre todo a raíz de un proceso contra, miren por dónde, Ángel María Villar, pues éste contrató a un abogado del bufete Jiménez Parga en el entonces él también trabajaba.

Si algo no puede evitar Rubiales es mostrar su animadversión hacia el presidente de la LaLiga, Javier Tebas, algo que crea recelo en algunos de quienes supuestamente van a votar al ex presidente de AFE, pues sabido es que la RFEF está condenada a entenderse con la patronal del fútbol profesional. "Puso un partido aposta, no se ha escondido. No he hablado con él. Le llamé para intentar un acercamiento, pero me dijo que cuando sea presidente que le llame", dijo Rubiales en 'Radio Marca', donde también señaló a José Ramón Lete: "El secretario de Estado para el Deporte quizá podía haber llamado antes a LaLiga y haberle pedido a Tebas que fuera un poco más democrático".

Luis Rubiales, con Tomás González Cueto a su derecha. (EFE)
Luis Rubiales, con Tomás González Cueto a su derecha. (EFE)

Piña y su no fichaje por la Real

Pero volviendo a Quico Piña y su voto fraudulento que deja en entredicho al 'democrático' Rubiales, la verdad es que yo solo me acordaba de él de cuando estuvo a punto de fichar por la Real Sociedad en mayo de 2010, con el equipo donostiarra en Segunda y sin sus dos porteros, Asier Riesgo y Claudio Bravo, disponibles. Bueno, de hecho Piña llegó incluso a ser presentado, si bien 24 horas después la RFEF se negó a tramitar su ficha al tener licencia de aficionado, lo que le imposibilita ser fichado por un equipo profesional fuera de los periodos normales de mercado. Además, el portero gallego tenía un contrato privado con el Alicante hasta junio del que por lo visto no se acordaba. Vamos, que su fichaje 'fantasma' por el Alcalá le pega.

El ya ex director deportivo de la Real, Lorenzo Juarros, tuvo que salir a dar explicaciones tras el ridículo del fichaje fallido de Queco Piña, uno más en su caso. La portería nunca fue el fuerte de Loren como director deportivo, pues esta misma temporada, antes de ser despedido -aunque fuera disfrazado de dimisión- ya la armó al renovar a Toño Ramírez por una temporada más para luego fichar a Miguel Ángel Moyà del Atlético de Madrid y encontrarse con tres porteros, pues a estos dos hay que sumar al argentino Rulli, devaluado tras su nefasta temporada. Por no hablar, claro, de que Loren no quiso a André Onana cuando el joven camerunés abandonó a coste cero la cantera del FC Barcelona y acabó fichando por el Ajax para convertirse a sus 22 años recién cumplidos en uno de los guardametas más codiciados del mercado.

A mi bola

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios