El coautor del libro de Pedro Sánchez y su misterioso fichaje por el Real Madrid

Carlos Ocaña, el coautor del libro de Pedro Sánchez, entró a trabajar en el Real Madrid en julio de 2012, meses después de salir del Ministerio de Industria y sin más currículum que ese

Foto: Pedro Sánchez saluda a Florentino Pérez durante el reciente encuentro en la Casa de América. (EFE)
Pedro Sánchez saluda a Florentino Pérez durante el reciente encuentro en la Casa de América. (EFE)

Este domingo se celebra la Asamblea de Socios Representantes del Real Madrid, donde es de suponer que su presidente, Florentino Pérez, se dará su habitual paseo militar. "Este club no pertenece a ninguna empresa, entidad ni particular, sus únicos dueños son sus socios", ha dicho en más de una ocasión el también presidente de la constructora ACS. "Seguiremos trabajando para que su destino siga en manos exclusivamente de sus socios", suele añadir para jolgorio de sus incondicionales, aunque sabido es que hoy por hoy el 'dueño' del Real Madrid se llama Florentino y se apellida Pérez. Ejemplos de que esto es así hay muchos, pero aporto uno de rabiosa actualidad, como suele decirse en el argot periodístico.

Su nombre les sonará pues ha sido y sigue siendo noticia por ser el coautor junto a Pedro Sánchez de un libro en el que se reproduce gran parte del trabajo posdoctoral que el presidente del Gobierno presentó en noviembre de 2012 en la Universidad Camilo José Cela. Además, según algunas informaciones, el economista Carlos Ocaña Orbis, mano derecha del exministro socialista de Industria Miguel Sebastián entre los 2008 y 2011, fue quien redactó "buena parte" de la tesis de Sánchez, algo que él ha desmentido a través de un comunicado difundido por la Agencia EFE.

Ocaña era conocido de Sebastián antes de que ambos llegaran al Ministerio de Industria, pues le había acompañado en la Oficina Económica de Presidencia del Gobierno e, incluso, en la campaña electoral que llevó a cabo el exministro como candidato del PSOE para la alcaldía de Madrid. Otros medios van más lejos y aseguran que Sánchez y Ocaña "plagiaron en la tesis párrafos enteros" de informes del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, "con solo pequeños retoques (como sustituir o cambiar el orden de una o dos palabras) para disimular su autoría".

Tal y como informaba hace unos días Rafael Méndez, "Ocaña, conocido como Cocana —la abreviatura de su correo electrónico en el ministerio— no contesta a las llamadas de El Confidencial", algo por otro lado muy habitual en el Real Madrid, donde la comunicación consiste en realidad en incomunicar. Sin embargo, lo que es evidente es que Florentino Pérez fichó a Carlos Ocaña, no para ACS, pues probablemente no le hubiera sido posible por una cuestión de compatibilidades con sus anteriores cargos, pero sí para el Real Madrid, donde, como puede comprobarse en el organigrama del club, figura como secretario de los Comités Ejecutivo, Económico, Compras y Dirección, además de 'project manager'.

La pregunta es evidente: ¿qué experiencia tenía Ocaña para dar el salto que dio dentro del propio Ministerio de Industria, al que llegó nada más acabar la carrera, y una vez que se fue al paro entrar nada menos que en el Real Madrid? En su currículum destaca que fue miembro del Consejo de Administración de Paradones y de Red.es, aunque estos cargos van implícitos al que tenía en el citado ministerio. También refleja que es consultor externo de GLG, un dato que para quienes conocen el sector saben que no es nada relevante pues hay cientos de ellos en España y muy pocos operativos, aunque quizás lo necesitara para rellenar los meses que pasan entre su salida del Ministerio de Industria y su sorprendente llegada al Real Madrid.

Por si no lo sabían, y es aquí donde quizás se encuentre la explicación que apuntan los especialistas económicos, durante la época en la que Sebastián estuvo al frente de Industria se promovió el despegue de la energía termosolar, área en la que ACS era un actor destacado por sus numerosas inversiones. Gracias a la normativa impulsada por el citado exministro, el grupo que preside Florentino Pérez pudo poner en marcha numerosas centrales y logró encabezar la lista de grupos que más instalaciones de este tipo situaron en el registro creado a tal efecto por el Ministerio de Industria. Ya saben, piensa mal y acertarás.

Florentino Pérez, durante su intervención en la Asamblea de Socios del Real Madrid del año pasado. (EFE)
Florentino Pérez, durante su intervención en la Asamblea de Socios del Real Madrid del año pasado. (EFE)

Aquella demanda a Gay de Liébana

Cabe recordar que en diciembre de 2016 la Audiencia Provincial de Madrid desestimó íntegramente la demanda interpuesta por Florentino Pérez y ACS contra el diario 'As', su director, Alfredo Relaño, y el economista José María Gay de Liébana por intromisión ilegítima contra el honor. De este modo, anuló la sentencia emitida en primera instancia por el juez Francisco Serrano Arnal, que daba la razón a los demandantes, y condenó al pago de las costas del litigio a Florentino y ACS, quienes presentaron una demanda a raíz de una entrevista con Gay de Liébana en septiembre de 2014.

La Audiencia Provincial, en un extenso fallo de 20 folios y elaborado por tres jueces, fue contundente con respecto a la sentencia anterior que daba la razón a los demandantes: “La insuficiente fundamentación jurídica (…) parece asumir sin más el relato de la demanda sin hacer referencia a prueba alguna que conduzca a alcanzar la conclusión de que se ha vulnerado el derecho al honor (…)”. Y fue más contundente aún a la hora de negar que lo publicado supusiera una intromisión en el derecho al honor de Florentino Pérez: "Nos encontraríamos ante un panorama en el que el derecho al honor de Florentino Pérez debiera ser no sólo superior al del común de los mortales, inmune a la más leve crítica, sino extraordinariamente reforzado en relación con el de cualquier personaje de relevancia pública”.

Por si no lo recuerdan, todo vino porque Gay de Liébana dio su opinión sobre algunas de las contrataciones del Real Madrid: “Se fichó a James y a ACS se le asignó (en Colombia) una gran obra, una autopista, por la que va a facturar 696 millones de euros (…). Luego tenemos el tema de Chicharito. El día que se anunció conocimos la maqueta del nuevo aeropuerto de México DF: 9.000 millones de dólares que buscan constructora (…). Y también se habla de que en Costa Rica se van a abordar unos grandes proyectos (…) de obra pública, y Keylor Navas está en la portería del Madrid”.

Lo cierto es que sobre esta relación de estos hechos ya habían aparecido informaciones en diferentes medios de comunicación en fechas anteriores a la publicación de la entrevista, algo que también el juez tuvo en cuenta, pues Florentino Pérez y ACS solo demandaron a Gay de Liébana y al diario 'AS', e incluso un socio del Real Madrid preguntó por ello en la Asamblea del club. ¿Lo hará alguien este domingo sobre el caso Carlos Ocaña, un gabinetero sin ninguna experiencia en la empresa privada que llegó al Real Madrid procedente de un sector en el que casualmente tenía y sigue teniendo intereses su presidente? Ahí lo dejo.

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios