¿Por qué Florentino Pérez fichó a Lopetegui si tenía libre a Luis Enrique?

Luis Enrique salió contra Croacia con seis jugadores del Real Madrid. Como para pedirle jugar como el Barça si puede golear como el Madrid... ¡Qué pena lo que pasó en el Mundial!

Foto: Luis Enrique da órdenes desde la banda del Martínez Valero, de Elche. (Reuters)
Luis Enrique da órdenes desde la banda del Martínez Valero, de Elche. (Reuters)

Hace tiempo que en el fútbol profesional español se sostiene la tesis de que mientras el FC Barcelona fabrica —o al menos hasta hace poco lo hacía— jugadores para el FC Barcelona, el Real Madrid fabrica jugadores para todos los equipos, menos, paradójicamente, el Real Madrid, aunque por supuesto siempre hay excepciones, como en la actualidad sucede con Carvajal, Nacho, Marcos Llorente o el recién repescado Mariano. Recuerdo una anécdota que me contaron sobre Héctor Bellerín, quien al llegar al Arsenal procedente de las categorías inferiores del Barça comentó que en Londres había descubierto que había otra manera de jugar al fútbol. Y eso que él se marchó para estar a las órdenes de Arsène Wenger, un entrenador que siempre ha dado prioridad a tener el balón y no a correr detrás de él.

Lo comenté tras conocerse la primera lista de Luis Enrique como seleccionador español: el exentrenador del Barça convocó a seis madridistas —Carvajal, Nacho, Ramos, Ceballos, Isco y Marco Asensio—, todos titulares ante Croacia y a quienes se suman otros cinco con pasado blanco: Albiol, Marcos Alonso, Diego Llorente, Morata y Rodrigo. De ellos, seis salieron de la llamada Fábrica, si bien Rodrigo jugó unos meses en el Juvenil A tras llegar procedente de la cantera del Celta. Por contra, Luis Enrique solo ha llamado para los partidos contra Inglaterra en Wembley (1-2) y Croacia en Elche (6-0) a dos azulgranas, a saber, Sergio Busquets y Sergi Roberto, a quienes se puede sumar Thiago Alcántara, pues también él es producto de la cantera azulgrana. Solo Busi repitió.

Es decir, solo tres jugadores salidos de La Masía por los nueve que estuvieron en la Selección que en 2010 se proclamó campeona del mundo con Vicente del Bosque, curiosamente un exmadridista como jugador y entrenador, en el banquillo. A falta de Gerard Piqué y tras 'olvidarse' de Jordi Alba y, en mi opinión, también del ahora bético Marc Bartra, la defensa de Luis Enrique es cosa de madridistas: Carvajal, Nacho y Ramos, además de Marcos Alonso, con pasado blanco, formaron la zaga en Wembley. En Elche, el único cambio fue el valencianista Gayá —a quien ya le echó el ojo en su día Florentino Pérez— por el lateral izquierdo del Chelsea.

Es evidente que había que probar a los dos sustitutos de Alba, el gran ausente. Las alternativas, a excepción de un Sergi Roberto al que acabó utilizando en los minutos finales contra Inglaterra, aunque en el centro del campo, tampoco tenían denominación de origen Barça. Es normal que si donde se inicia el juego de posición no tienes jugadores que lo conozcan y, sobre todo, lo entiendan, el equipo juegue a otra cosa. A partir de ahí, pueden darse partidos como el del Martínez Valero, donde a España, que empezó con dudas, le salió todo y a la Croacia de Modric, nada.

Luis Enrique saluda al croata Iván Rakitic en el estadio Martinez Valero, de Elche. (EFE)
Luis Enrique saluda al croata Iván Rakitic en el estadio Martinez Valero, de Elche. (EFE)

Se habla mucho del estilo, pero este depende en primer lugar de los futbolistas que estén sobre el terreno de juego y de cuál sea su disposición. Con Sergio Busquets como piedra angular y ese eslabón con los Xavi, Iniesta y Cesc que es Thiago para recordar de dónde venimos, el gran acierto de Luis Enrique en el centro del campo ha sido Saúl, un futbolista que, según palabras del propio entrenador asturiano, "no solo tiene una gran capacidad técnica, sino también un físico descomunal".

El 'todocampista' del Atlético de Madrid es un arma de distracción masiva, pues tácticamente es un incordio para los rivales, a quienes sorprende con sus llegadas desde atrás y su capacidad para hacerles daño entre líneas. Saúl repitió contra Croacia y volvió a ser Saúl, gol incluido. No así Thiago, que cedió su puesto al madridista Ceballos, marginado —con razón o no— por Zidane, y que con Lopetegui también ha cogido aire en el Real Madrid.

A quienes ya después del partido de Inglaterra apuntaron como novedad que la España de Luis Enrique toca menos o es más vertical, habría que recordarles otra máxima del fútbol: una jugada debe tener el menor número de pases posible, pero ni uno menos de los necesarios. Es decir, que tener y pasarse el balón no es ningún objetivo en sí mismo y si un gol se puede marcar, por ejemplo, en tres pases, mucho mejor que tener que dar 20 o 30. Es cierto que ahora al Real Madrid lo dirige Julen Lopetegui, pero ver a seis madridistas en el once inicial contra Croacia y pretender jugar como lo hace —o al menos lo hacía— el Barça es cuanto menos complicado.

Un estelar Marco Asensio

Quizá, la gran novedad táctica de Luis Enrique ante Inglaterra fue colocar a Rodrigo e Isco por fuera y a Iago Aspas de falso '9'. La titularidad del delantero gallego sorprendió, pero no porque hoy por hoy sea el mejor delantero español que puede desempeñar esa función de falso '9', que en muchas ocasiones el fútbol de posición requiere, sino porque no estaba en la lista inicial y entró tras la baja de Diego Costa, quien, en teoría, estaba llamado a ocupar su posición. "No tengo problema en reconocer mi error", dijo Luis Enrique antes del partido contra Croacia. "Rectificaré mi opinión siempre que crea que va en beneficio del equipo. Iago es de los jugadores que me han sorprendido", añadió.

Los madridistas Ceballos y Asensio celebran uno de los dos goles del balear. (Reuters)
Los madridistas Ceballos y Asensio celebran uno de los dos goles del balear. (Reuters)

Sin embargo, Aspas empezó en el banquillo el segundo partido de la Liga de Naciones y su puesto lo ocupó Rodrigo, con Marco Asensio en la derecha e Isco de nuevo pegado a la cal de la banda izquierda. Luis Enrique ya colocó al malagueño como delantero en su primera lista de convocados, lo cual fue toda una declaración de intenciones sobre desde dónde quería utilizar al madridista. Claro que si alguien destacó en Elche fue Asensio. Con dos goles desde fuera del área, a pierna cambiada y sorprendiendo al portero croata, y una gran asistencia a Rodrigo en el 4-0, el balear demostró el pedazo de futbolista que es.

Por último, aunque en realidad debí empezar por él, Luis Enrique no lo pudo decir más claro en la sala de prensa de Wembley: "Dudar de De Gea es ridículo". Normal, pues, que el nuevo seleccionador decidiera mantener bajo palos al guardameta del Manchester United, por quien tanto suspiró Florentino, a pesar de toda la presión que desde diferentes micrófonos y teclados se le metió para que apostara por Kepa Arrizabalaga, el portero más caro de la historia del fútbol, pero sin experiencia siquiera en la Champions. No la tuvo en Bilbao y esta temporada tampoco la tendrá con el Chelsea.

Del mismo modo que Luis Enrique no ha tenido ningún problema en reconocer públicamente su error con Iago Aspas, yo tampoco lo tengo en reconocer el mío con Luis Enrique. Después de ver los partidos contra Inglaterra y Croacia, me he dado cuenta de que pretendía de él algo que no puede ofrecer. Se agradece, y mucho, su buen talante y sus hasta ahora impecables ruedas de prensa. Pero, lo dicho, del entrenador asturiano no se puede esperar lo que no te va a dar. Como la cabra tira al monte, Lucho tira a lo blanco y reniega de lo azulgrana. Y eso que le tildaban de antimadridista...

Y, claro, la pregunta es: ¿por qué Florentino Pérez en lugar de fichar a Lopetegui y, con la complicidad de su amigo Luis Rubiales, cargarse el Mundial 2018 para España, no llamó a Luis Enrique, quien, además, estaba sin equipo? No en vano, el asturiano dirigió en Elche a un equipo con seis madridistas, mayoría absoluta en la Selección después de tantos años de 'dictadura' culé, y la destitución de Julen provocó que, como quedó claro en Wembley y ante la subcampeona del mundo, la Selección no fuera campeona en Rusia, tal y como pudo y debió serlo. ¿O alguien lo sigue dudando cuando tienes estos jugadores?

A mi bola

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios