Por qué Messi no le tuerce el morro a Valverde cuando le deja sin jugar

A diferencia de lo que sucedió con anteriores entrenadores del Barça, especialmente Luis Enrique, pero también Guardiola, Messi se deja dosificar por Valverde y avala su continuidad

Foto: Valverde, junto a Messi, en la banda del Camp Nou. (EFE)
Valverde, junto a Messi, en la banda del Camp Nou. (EFE)

Líder destacado de LaLiga, con cinco puntos de ventaja sobre el segundo, el Atlético de Madrid, y el doble sobre el tercero, el Real Madrid, a quien también supera claramente en goles a favor: 58 por 34. En octavos de la Champions tras una fase de grupos en la que dejó por detrás a Tottenham, Inter y PSV Eindhoven y con la lección aprendida de lo sucedido la temporada pasada en Roma para no confiarse ante el Olympique de Lyon. Y clasificado esta misma semana para las semifinales de la Copa del Rey -en las que se medirá al Madrid- después de remontar el 2-0 que encajó en el Sánchez Pizuán y endosarle un 6-1 al Sevilla en el partido de vuelta.

Estas son las credenciales de Ernesto Valverde al frente del FC Barcelona, aunque el equipo realmente lo lidera Leo Messi, quien con sus magistrales jugadas e infinitos goles compensa la falta de juego en la mayoría de los partidos. Muy lejos de la excelencia lograda en este sentido por Pep Guardiola, pero haciendo gala de una gestión mucho más llevadera tanto para el vestuario como la para afición que la de su antecesor en el banquillo del Camp Nou, el histriónico Luis Enrique, el Txingurri es más práctico que académico, aunque a él eso le da igual y tampoco puede decirse que le vaya mal.

"Aquí no tenemos dudas de que Valverde es el entrenador del Barça para esta y para la siguiente temporada", dijo Josep María Bartomeu en una entrevista concedida al diario 'Sport' las pasadas Navidades. El presiente no solo hizo esta afirmación con la boca pequeña, pues el único que en el club catalán puede decir algo así con la boca grande es Messi, sino que si por él y por su Junta directiva fuera, Valverde no seguiría a partir del 30 de junio. "Hablaremos con él, por supuesto, dentro de un tiempo. Así lo acordamos", añadió el presidente azulgrana, para concluir con una mentira piadosa: "Es un entrenador en el que confiamos mucho".

Como es sabido, Valverde cumple su segunda temporada como entrenador del Barça y en su contrato figura una tercera opcional. Si durante el mes de mayo ninguna de las dos partes denuncia lo acordado, automáticamente seguirá al menos un año más. Sin embargo, si antes del mencionado plazo club o entrenador deciden, y así lo comunican, que quieren interrumpir su relación contractual, quien lo haga deberá pagar una indemnización que, según informó 'Mundo Deportivo', tampoco es importante, sino más bien simbólica.

Así las cosas, la continuidad de Valverde a día de hoy parece clara, pero más incluso que por sus resultados, porque cuenta con el beneplácito de Messi, a quien tiene contento e implicado incluso cuando le deja en el banquillo o en la grada, algo que hasta el momento nadie había conseguido. Según cuentan en las entrañas de Can Barça, el motivo es que Leo tiene en gran consideración, tanto personal como profesionalmente, a Valverde y prueba de ello es que solo coloca por delante de él al citado Guardiola y al añorado Tito Vilanova como los mejores entrenadores que ha tenido.

Messi celebra con Jordi Alba el 2-0 ante el Sevilla en Copa. (Reuters)
Messi celebra con Jordi Alba el 2-0 ante el Sevilla en Copa. (Reuters)

Aún así, el Txingurri sigue sin dar pistas sobre su continuidad. Hasta en tres ocasiones le preguntaron recientemente sobre su renovación, pero él se limitó a contestar que "no entiendo demasiado toda esta historia, con esta intriga. Si hay que decir algo, ya se dirá. Yo tengo contrato en vigor y ya veremos". Ahora bien, lo que el técnico sí quiso dejar claro es que "hay una buena sintonía y nada que ocultar".

Leo ahora sí se deja dosificar

Como decía antes, el juego del Barça dista mucho del que debiera, aunque la gran labor de Valverde es cómo está sabiendo dosificar a Messi sin que el argentino le ponga malas caras. Al igual que hizo en el partido de ida en la anterior eliminatoria copera, ante el Levante y en el que los azulgrana perdieron 2-1, Valverde dejó a Leo fuera de la convocatoria para el partido del Pizjuán. Y eso que en el anterior encuentro, contra el Leganés en LaLiga, solo jugó la última media hora. Sin embargo, lejos de enfadarse como le pasó con Luis Enrique e, incluso, con Guardiola, Messi es el primero que parece estar más comprometido que nunca.

"Se decía que tirábamos la Copa, pero de ninguna manera", dijo el '10' tras la remontada ante el Sevilla y sin saber aún que su rival sería el Real Madrid. "Este equipo quiere luchar por las tres competiciones, es nuestra obligación. No tiramos nada”, insistió el argentino. Este es si duda el mejor apoyo que puede tener Valverde, el de su gran estrella, implicada al cien por cien y con hambre de títulos a pesar de todos los que lleva ganados.

"Conoce bien el sistema de juego del Barcelona y gestiona los partidos de una manera que nos gusta", se atrevió a decir Bartomeu sobre Valverde. Una osadía por su parte, pues lo primero no lo parece y lo segundo no le compete a él juzgarlo. Además, como bien dice Ernesto, "todos sabemos cómo es esto, puedes firmar tres años que, vamos, a las tres semanas depende de cómo vaya pueden estar hablando de tu continuidad". "Dependemos de los resultados", sentenció, aunque en el Barça estos los garantiza Messi, al mismo tiempo el mejor salvoconducto del Txingurri para pensar que la próxima temporada seguirá en el banquillo del Camp Nou, donde a veces ahora también se sienta Leo... sin torcer el morro.

A mi bola

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios