Así reaccionó el vestuario del Real Madrid al ver la foto del 'golfista' Gareth Bale

La noticia, y más concretamente la foto en la que se veía a Bale jugando al golf mientras el Real Madrid jugaba en Múnich, no gustó en el club y de manera especial a sus compañeros

Foto: Gareth Bale, el pasado martes por la tarde, jugando a golf en Boadilla del Monte. (El Confidencial)
Gareth Bale, el pasado martes por la tarde, jugando a golf en Boadilla del Monte. (El Confidencial)

La noticia con imagen incluida de Gareth Bale jugando al golf este martes en la Ciudad Banco Santander a la misma hora que el Real Madrid se enfrentaba al Tottenham en la Audi Cup corrió como la pólvora por todos los medios, las redes sociales e incluso los móviles de sus compañeros en la concentración previa al partido contra el Fenerbahçe (5-3). Y es que el hecho de que el galés se dejara ver practicando un deporte cuando, en teoría, no había viajado a Múnich porque, según dijo Zidane, "no se sentía bien", no gustó a un vestuario en el que una cosa es que le llamen 'el golfista' y otra que ya estén un poco hartos de su falta de compromiso.

"No lo sé. Me estás diciendo una cosa que seguramente ha pasado. Estoy aquí, con mis jugadores, y no te voy a comentar eso", respondió Zidane al ser preguntado en la sala de prensa del Allianz Arena por la noticia de El Confidencial. "Ojalá que se haya entrenado ahí... Veremos cuando volvamos. No voy a impedir a alguien hacer una cosa cuando él tiene que ser responsable de sus actos. Veremos lo que ha hecho en Madrid, no voy a entrar en su vida personal y creo que el entrenamiento sí lo ha hecho", insistió el técnico francés, a quien este asunto lógicamente le cansa.

[La única 'preocupación' de Bale mientras el Madrid volvía a perder]

La verdad es que la situación de Bale en el Real Madrid empieza a ser insostenible, con un entrenador que no le quiere y así lo ha dicho públicamente, un presidente que ya no puede protegerle, una plantilla en la que sigue sin estar integrado seis años después de su llegada a Madrid y una afición que, salvo las típicas excepciones de gente sin medio dedo de frente, ya está harta de que le tome el pelo. Si el galés está forzando que el club le dé la carta de libertad, él y su agente sabrán lo que hacen, pero la imagen que está dando no creo que sea buena para sus intereses.

De momento, el mercado chino se ha cerrado y el de la Premier, el otro que podría acogerle, lo hará justo en una semana, es decir, el jueves 8 de agosto. La opción de entrar en la operación Pogba con el Manchester United se antoja como la única viable, aunque, lo dicho, con comportamientos como el del martes jugando al golf mientras su equipo lo hacía, pero al fútbol, lo cual también tuvo gran repercusión en Inglaterra, dudo que en Old Trafford tengan muchas ganas de contar con él, salvo que estén pensando en sacar equipo de golf....

Y es que no es lo mismo forzar a un club a que negocie tu traspaso, como hizo Bale cuando pidió el 'transfer request' al Tottenham e incluso se negó a entrenarse con los 'spurs' para irse al Real Madrid, que hacerlo en sus circunstancias actuales, sin un pretendiente dispuesto a pagarle lo que cobra, más lo mínimo que Florentino Pérez esté dispuesto a recuperar de lo mucho que invirtió en el galés. Cabe recordar que el Madrid cerró su fichaje el 1 de septiembre y por 101 millones de euros, a día de hoy el más caro de su historia, por delante incluso del de Cristiano (94) y del más reciente de Hazard (100 millones), según los datos de Transfermarkt.

Bale, durante los minutos que disputó del Real Madrid-Atletico de Madrid jugado en Nueva Jersey. (EFE)
Bale, durante los minutos que disputó del Real Madrid-Atletico de Madrid jugado en Nueva Jersey. (EFE)

Estar de baja no es tiempo libre

Conocida es la afición de Bale al golf, mayor incluso de la que tiene por el fútbol. Por supuesto que cada uno puede hacer lo que quiera en su tiempo libre, pero no es de recibo que un futbolista profesional, que en el caso del galés cobra alrededor de 15 millones netos por temporada, no esté pendiente de seguir por televisión lo que hace su equipo, además de tirarse tres o cuatro horas en un campo de golf cuando se supone que ha sido baja para ese partido por no encontrarse en condiciones.

Y es que una cosa es la obsesión de Bale por el golf y otra su falta de respeto a sus compañeros y al Real Madrid. "No te voy a decir si es una falta de respeto. No me vas a meter en una posición que no quiero. No te voy a contestar nada más que eso", señaló Zidane cuando directamente le preguntaron por esto en Múnich. Mas es evidente que el caso Bale ya supera al francés.

Hace unos años se llegó a publicar que en el jardín de la mansión que tiene en Gales, a la que se escapa en cuanto puede, el de Cardiff se estaba construyendo una réplica de tres hoyos icónicos del golf. El primero, el famoso green del hoyo 17 del TPC Sawgrass, que terminó hace dos años y le ha quedado de forma bastante similar al real, aunque con un lago más pequeño. El segundo es el Postage Stamp del club de golf Royal Troon, y el tercero, el hoyo 11 del Augusta National. Sobran comentarios.

Quienes han tenido la oportunidad de ver jugar a Bale —al golf, me refiero— aseguran que tiene un nivel "bastante decente", para lo cual aseguran que ha tenido que meter muchas horas en el campo, precisamente lo que hizo este martes en la localidad madrileña de Boadilla del Monte para mejorar su hándicap, que debe de andar sobre el 6. El hándicap es la valoración del nivel de juego de un jugador de golf 'amateur' y hace referencia al número de golpes, generalmente por encima, que realiza en un recorrido respecto al llamado par del campo, es decir, el número de golpes estipulado. Si en el fútbol existiera hándicap, es probable que Bale también estuviera por encima del par. Pero de otro par muy distinto...

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios