La Copa envenenada del Pontellas: 18 horas de bus, 4.500 € de gastos y sin ingresos

El caso del modesto club gallego demuestra la improvisación y el populismo del nuevo formato de Copa ideado por Rubiales. La presidenta del CD Pontellas así lo denuncia

Foto: Plantilla del CD Pontellas de la temporada 2019-2020. (Foto @Alex7Fdez)
Plantilla del CD Pontellas de la temporada 2019-2020. (Foto @Alex7Fdez)

Una de las novedades de la Copa del 'Rubi', como al presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF) le gustaría que se llamara la Copa del Rey, es la participación de 20 clubes de categoría regional. Este es el caso del CD Pontellas, el equipo de fútbol de la parroquia porriñesa con poco más de 2.000 habitantes que le da nombre. Su ascenso por primera vez a Tercera División y el hecho de hacerlo como campeón le dio el billete para participar en el nuevo formato de una Copa envenenada para los modestos por la improvisación y el populismo de todo lo que hace Luis Rubiales.

Así, el conjunto gallego jugará el próximo 13 de noviembre una eliminatoria a partido único en Tolosa y, en el caso de clasificarse, el 18 de diciembre —sí, el mismo día en el que la propia RFEF ha colocado el Barcelona-Real Madrid— se enfrentaría como local a un equipo de Primera División. El problema es que, como comenta su presidenta, Marta Costas, "la RFEF nos envió una circular con la normativa de la competición, algo muy genérico, pero no nos han dicho si vamos a cobrar algo por participar o si vamos a tener alguna ayuda. A estas alturas nadie nos ha explicado nada y de momento solo tenemos gastos".

La distancia entre Pontelles y Tolosa es de 731 kilómetros y ya tienen calculado que el viaje en autobús les costará en tiempo 9 horas, y otras tantas de vuelta, y en dinero alrededor de 4.500 euros, un buen pellizco en un presupuesto que ronda los 175.000. Además, en caso de clasificarse tendrán que jugar en otro campo, pues el suyo de San Campio no puede albergar un partido así, una gestión que tienen cerrada, aunque Marta prefiere esperar a hacerla pública.

Lo que sí quiere denunciar la presidenta, siempre con el máximo respeto y la humildad de un club modesto, es que "tenemos que buscarnos la vida y esta no es la forma de hacer las cosas. Los restantes clubes están en la misma situación. Esto es muy bonito, pero deberían haber hablado primero con nosotros para conocer al menos nuestras necesidades, hasta dónde podemos llegar económicamente y a la hora de disponer de un campo en el que podamos jugar los que se clasifiquen para la primera ronda de la Copa". Lo dicho, improvisación, demagogia y populismo. 'Rubialismo' en estado puro, de ahí su guerra contra LaLiga por su necesidad de recaudar.

Y es que, como explica Costas, "el equipo que juega como local hace caja y no tiene gastos, mientras que los que tenemos que viajar no hacemos caja y tenemos gastos. Incluso desconocemos los gastos del arbitraje: cuánto dinero es y quién los paga". Además de no saber tampoco el sistema de premios de la competición copera, la presidenta del CD Pontellas comenta que "algún club podría renunciar, pues en cierto modo jugar esta competición ha sido una imposición y se daría la paradoja de que podría ser sancionado. Aunque este no va a ser nuestro caso. Quiero que estos chicos jueguen este partido porque se lo merecen. Es un premio para ellos".

Marta no es solo la única presidenta de un club de fútbol en Galicia, sino que la vicepresidenta, la tesorera, la secretaria y algunas vocales también son mujeres. Asumió la gestión por petición popular y en un momento complicado para el CD Pontellas. Recuperó a la que había sido secretaria del club y se rodeó de su círculo de amigas. Aunque este asunto merece otro artículo, el caso de Costas demuestra lo mucho que las mujeres pueden aportar al fútbol, tanto por su sensatez y perseverancia como por su capacidad para alcanzar el consenso.

Luis Rubiales, durante la Asamblea de la Federación Española de Fútbol (RFEF) en la que se aprobó el nuevo formato de Copa. (EFE)
Luis Rubiales, durante la Asamblea de la Federación Española de Fútbol (RFEF) en la que se aprobó el nuevo formato de Copa. (EFE)

"No solo lo decimos por nosotros, sino también por los que vengan por detrás", dice Marta en su charla con El Confidencial. "Que se tomen medidas para el año que viene. Que intenten tenernos cerca a la hora de tomar decisiones que nos afectan directamente. Estamos agradecidos, pero que se reúnan con nosotros y nos hagan partícipes de estas iniciativas, sobre todo porque formamos parte de la mayoría de equipos que hay en el fútbol español".

Los partidos que se jugarán el 13 de noviembre, además del Tolosa CF -CD Pontelles, son: CD Becerril-Urraca CF, Comillas CF-CD Barquereño, FC Andorra-CE Andratx, UD Fraga-CD Peña Azagresa, C.A. Antoniano-Atlético de Porcuna, CFCB Ramón y Cajal-El Palmar, Melilla CD-AD Lobón, CD El Alamo-CD Pedroñeras y CF Intercity-UD Gran Tarajal. Como comentaba al principio, los ganadores jugarán la primera ronda de la Copa del Rey contra diez equipos de Primera. Y lo harán el 18 de diciembre, precisamente la fecha en la que la RFEF, con la oposición de LaLiga, es decir, el mundo al revés, ha fijado el Clásico.

Y encima se juega el Clásico

"A los clubes de Tercera y Segunda B les han engañado. Van a jugar la Copa del Rey sin nadie y un Clásico el mismo día", declaró el presidente del Getafe, Ángel Torres. "Sinceramente, no creo que el Clásico nos reste público", opina su homóloga del CD Pontellas. "Estamos seguros de que en caso de clasificarnos y jugar contra un Primera llenaremos el campo. Pero sí es verdad que a nivel de televisión y de repercusión mediática no será lo mismo".

Ya es triste que, como en casi todo desde la llegada de Rubiales a la Federación, el fútbol español no solo no avanza, sino que retrocede peligrosamente. Porque ahora es la Copa, pero antes fueron la Selección, la Liga, el fútbol femenino, la Segunda B y la Tercera, el fútbol sala, el VAR, los sindicatos de futbolistas, la dimisión de un vicepresidente acusado de corrupción que sigue cobrando, los despidos improcedentes, la fuga de patrocinadores... Y esperen a la Supercopa de enero en Arabia Saudí. Porque cerrada está, aunque haya pánico a hacerlo oficial, de ahí que se quiera esperar a después de las Elecciones para no perjudicar a Pedro Sánchez. Demasiados frentes como para preocuparse por la Copa envenenada del modesto Pontellas, ¿verdad, Rubiales?

A mi bola
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios