La Supercopa de Arabia vuelve a casa: mejor con mascarilla que con burka
  1. Deportes
  2. A mi bola
Kike Marín

A mi bola

Por

La Supercopa de Arabia vuelve a casa: mejor con mascarilla que con burka

La competición que enfrentaba a los campeones de Liga y Copa y el año pasado ganó un equipo que no había sido ni lo uno ni lo otro se disputará esta vez en Andalucía (para disgusto de algunos)

placeholder Foto: Una aficionada del Real Madrid, en la final de la Supercopa de España disputada en Yeda, Arabia Saudí. (EFE)
Una aficionada del Real Madrid, en la final de la Supercopa de España disputada en Yeda, Arabia Saudí. (EFE)

¿Recuerdan? Que si la única competición que se puede exportar fuera de España es la Supercopa, "y no es que lo digamos nosotros, sino que lo dice la FIFA y lo que pasa es que LaLiga ha intentado la quiebra de la Federación y le molesta que la hayamos evitado". Que si "este nuevo formato era inevitable porque el antiguo era inviable, salvo que fuera un Madrid-Barça, y era eso o la desaparición del torneo".

Pero hay más. Que si "antes de tomar la decisión de la sede se consultó con los capitanes de los cuatro equipos implicados". Que si "la distancia entre Madrid y Yeda es de cinco horas y cuarto y la diferencia horaria de solo dos, con lo que la aclimatación no será tan complicada como cuando es de cinco o seis". Que si "los ingresos habrían sido los mismos en cualquier otro país y, además, el dinero que se obtendrá será destinado íntegramente al fútbol modesto y al femenino".

Foto: Una 'aficionada' del Real Madrid, durante la final de la Supercopa de Arabia. (EFE)

Y, por supuesto, que si “el fútbol se puede utilizar como herramienta de cambio y transformación de una sociedad, y las mujeres podrán acudir con plena libertad y sentarse donde quieran”. Que si “el Mundial de 1982 se lo dieron a España en el 64, cuando las mujeres tenían que pedir permiso para abrir una cuenta en el banco y el fútbol vino y ayudó a abrir fronteras”. Y, además de la promesa de crear un torneo femenino en Arabia Saudí, que si "esta es la Supercopa de la igualdad" y, fíjense ustedes, que "hemos podido comer y viajar por todo el país con plena libertad".

Pues bien, aunque la versión oficial es y será "la inseguridad internacional que provoca la pandemia del Covid-19", la realidad es que a Arabia Saudí no le interesa una competición sin público en los estadios, de ahí que haya declinado albergar la Supercopa de España y esta vaya a regresar al lugar del que nunca debió salir, sobre todo para ir donde fue, un país "donde no se respetan los derechos humanos y las mujeres están oprimidas", como denunció la que fuera editora de igualdad de Radio Televisión Española, quien, por cierto, se negó a pujar por los derechos de retransmisión, y por una única razón: dinero, sin importar su procedencia.

Un millonario contrato de tres años

El contrato por tres años que firmó la Federación Española de Fútbol (RFEF) con Arabia Saudí fue por unos 120 millones de euros, la mitad a repartir entre los clubes participantes, y con un presunto acuerdo de confidencialidad que impedía revelar las cifras exactas que ingresarán los cuatro clubes y, sobre todo, la RFEF. Quizás porque sabido es que su presidente se lleva un porcentaje de los ingresos y bastaría una calculadora para saber exactamente cuánto le correspondió. "No puedo decir nada muy negativo de Arabia. Detalles siempre hay, también en España", llegó a declarar Rubiales a su regreso de Yeda, para hacerse acreedor no solo de las lógicas críticas, sino también merecedor del sobrenombre del famoso arqueólogo británico Thomas Edward Lawrence.

placeholder Imagen de la entrega de trofeos de la final de la Supercopa de España disputada este año en Arabia Saudí. (EFE)
Imagen de la entrega de trofeos de la final de la Supercopa de España disputada este año en Arabia Saudí. (EFE)

Sin embargo, la Supercopa de España 2020 no se celebrará en Arabia, sino en Andalucía, y los cuatro clubes que la disputarán, es decir, el Real Madrid, ahora sí, como campeón de Liga, el FC Barcelona, subcampeón, y Real Sociedad y Athletic Club, finalistas de una Copa que aún no se ha disputado y precisamente iba a disputarse en La Cartuja, ya tienen conocimiento oficial del cambio de sede.

Según han informado varios medios, Córdoba y Málaga han pedido las semifinales y la RFEF ha convocado una asamblea extraordinaria para el próximo jueves, 17 de diciembre, en la que se concretará dónde se disputarán los encuentros —el 13 y 14 de enero, las semifinales y el domingo 17, la final— y celebrar un sorteo que, casualmente, el año pasado deparó unas semifinales con Real Madrid y Barça por separado, aunque la final la acabó disputando el Atlético de Madrid contra su eterno rival y en la que, como ya es tradición, perdió en los penaltis.

De Amnistía Internacional a Ana Muñoz

Como era de esperar, organismos como Amnistía Internacional trataron de impedir la disputa de la Supercopa de España en Arabia, aunque dentro de la propia RFEF también hubo voces como la de Ana Muñoz, nada menos que la máxima responsable del departamento de integridad, que estaban en contra y ahora directamente ni están. Además, cabe recordar, porque nunca está de más hacerlo, que mientras la RFEF se opuso a que LaLiga pudiera disputar partidos en Miami, primero el Girona-Barcelona y después el Villarreal-Atlético, en su primer verano en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas Rubiales ya se llevó la Supercopa de España a Tánger, para después hacerlo en el invierno de 2020 a Arabia. Todo muy coherente, sí.

En estos tiempos en los que se presume de transparencia precisamente para no serlo y se miente a cara descubierta, por más que sea obligatorio el uso de la mascarilla, la propaganda no se cansa de repetir que de esta pandemia saldremos más fuertes. Sin embargo, como bien apunta el filósofo Daniel Innerarity, la única certeza es que lo que se dice salir, saldremos menos. En el caso del fútbol español, al menos sabemos que, sin la Supercopa en Arabia Saudí, también saldremos un poco más decentes. Sí, mejor con mascarilla en La Cartuja que con burka en Yeda...

Real Federación Española de Fútbol Arabia Saudí Luis Rubiales FIFA LaLiga