Sainete Ramos: con Luis Enrique es más fácil jugar con España que con Andorra
  1. Deportes
  2. A mi bola
Kike Marín

A mi bola

Por

Sainete Ramos: con Luis Enrique es más fácil jugar con España que con Andorra

Mientras el asturiano, que suma ya 58 jugadores y 22 debutantes en 21 partidos, regala minutos al capitán español, Ilde Lima sigue vetado pese a la intervención de su Gobierno

placeholder Foto: Sergio Ramos habla con Luis Enrique durante un partido de España. (EFE)
Sergio Ramos habla con Luis Enrique durante un partido de España. (EFE)

Denunciamos su situación en noviembre del año pasado, a menos de un mes de cumplir los 41. Idelfons Lima (Barcelona, 1979), conocido por ser el jugador que más partidos ha disputado con la selección de Andorra, 128 durante más de 22 años, fue vetado por su federación después de que, en su doble condición de capitán y presidente de la Asociación de Futbolistas Andorranos, criticara que el protocolo Covid no contemplara hacer pruebas PCR a los jugadores antes de entrenarse.

"La federación dijo que no me podía quejar de lo que hacían y que si quería volver tenía que dejar de ser presidente de la asociación y pedir disculpas", declaró el veterano futbolista. "Me han sancionado sin abrirme un expediente disciplinario y esto solo puede hacerlo un órgano jurídico deportivo. No sé si estoy en Andorra o en Corea del Norte", incidió Ilde, que acusa a la Federación Andorrana de Fútbol de coartarle sus derechos fundamentales de reunión y formar parte de una organización sindical.

Foto: Ilde Lima, durante el partido de Andorra contra Georgia en noviembre de 2018. (REUTERS) Opinión

Tras debutar con Andorra en 1997, el ahora central del Inter Club d'Escaldes acumula un total de 40 encuentros entre las seis fases clasificatorias para la Copa del Mundo que ha disputado, cifra que le convierte en el primero de los que todavía están en activo y cuarto de una lista liderada por Vitālijs Astafjevs (47 partidos con Letonia), Peter Jehle (46 con Liechtenstein) y Anders Oper (42 con Estonia). Además, con un partido más igualaría al finlandés Jari Litmanen, único jugador que ha defendido a su selección durante cuatro décadas. Lima tiene —o tenía— en su mano superar a todos, pero su camino al récord se ha vuelto a complicar cuando todo parecía solucionado.

placeholder Ilde Lima celebra un gol con Andorra. (Francesc Rucarols)
Ilde Lima celebra un gol con Andorra. (Francesc Rucarols)

El jugador y su federación alcanzaron un acuerdo por el que Ilde estaba dispuesto a retirar su demanda criminal por coacciones a cambio de poder retirarse como internacional sobre el césped. Se logró gracias a la mediación del Gobierno de Andorra. Es decir, que el asunto se ha convertido en una cuestión de estado. Sin embargo, Koldo Álvarez, seleccionador y excompañero suyo, no le convocó para los recientes partidos de la fase de clasificación para el Mundial de Qatar, los tres saldados con derrotas, ante Albania (0-1), Polonia (3-0) y Hungría (1-4). "Espero y confío en que Ilde pueda volver a jugar y acabar su carrera deportiva como él quiere, dentro del campo", había declarado Koldo en rueda de prensa, de ahí la sorpresa cuando volvió a dejarle fuera de su lista.

"La imagen de Andorra está quedando muy dañada y espero que alguien se dé cuenta de que esto no puede ser así. Son hechos muy graves y no descarto la vía judicial", no se cansa de repetir Ilde, apoyado públicamente por varios sindicatos de futbolistas y que hace una comparación de lo más recurrente: "Imagínate que a Sergio Ramos lo apartaran por decir que hagan pruebas a los jugadores de la selección española". Efectivamente, esto es impensable en una selección en la que el peso del capitán está por encima del seleccionador y no digamos ya de un presidente al que puso firme. El agravio con lo que sucede a Lima en Andorra es evidente.

Cuatro minutos para sumar 180 partidos

Precisamente Ramos fue protagonista en el último partido de España, contra Kosovo, aunque por un motivo completamente opuesto al del capitán de Andorra. "Yo decido y pongo a los que considero que están mejor", dijo Luis Enrique con su habitual soberbia. "Sergio sabe sumar y ser un líder, y eso es muy difícil porque el ego de los jugadores lo absorbe todo, pero él lo tiene controlado", añadió el asturiano para intentar explicar los cuatro minutos que el capitán del Real Madrid disputó con el único objetivo de engordar sus internacionalidades.

placeholder Ferrán Torres es felicitado tras el segundo gol de España a Kosovo. (EFE)
Ferrán Torres es felicitado tras el segundo gol de España a Kosovo. (EFE)

"No es decisión mía, es del técnico", se limitó a responder Ramos, quien, con sus 180 entorchados, superó al omaní Ahmed Mubarak y ya solo tiene por delante al egipcio Ahmed Hassan a cuatro partidos. El central sevillano ha alcanzado esta cifra en 16 años y cinco días y ya es también el futbolista que más tiempo lleva vistiendo la camiseta de España. En La Cartuja superó a Iker Casillas, que lo hizo durante 15 años y 364 días. "Siempre es importante sumar, sea un minuto, un partido, medio tiempo... y conseguir el objetivo, que era sumar estos tres puntos", dijo Ramos para quien le quisiera creer y antes de conocerse que, para completar el sainete, había vuelto a lesionarse.

Claro que este caso no es el único que deja claro lo barato que se ha convertido jugar un partido con la Selección española. Así, y tal y como informaba el diario 'Marca', Luis Enrique ha utilizado ya 58 jugadores en 21 partidos, aunque en cuatro de ellos el banquillo lo ocupó de manera interina Robert Moreno. "Un volumen notable, pues Luis Aragonés, por ejemplo, utilizó 58 en los 54 partidos que dirigió a España. La comparación se sostiene porque Aragonés, como el asturiano, tuvo que afrontar un proceso de transformación profunda", explica Miguel Ángel Lara, autor del mencionado informe.

Además, el contador de debutantes con Luis Enrique se coloca en 22 con los estrenos de Bryan Gil, Pedri y Pedro Porro. Es casi un 38% de jugadores nuevos, un porcentaje muy alto para un seleccionador con tan pocos encuentros. Otro ejemplo, en sus 20 partidos al frente de la Selección, saldados por cierto con 14 victorias, 6 empates y ninguna derrota, Julen Lopetegui mantuvo un plan de alineaciones mucho más estable y utilizó a 44 futbolistas, de ellos 12 debutantes.

Foto: El defensa de la selección española Sergio Ramos, durante el partido contra Kosovo. (EFE)

Y es que, por más que Luis Enrique pretenda quedar siempre por encima de los demás, especialmente los periodistas, y mostrarse como un entrenador que no se deja influir "según lo que quiera Pepe, Lucas o Manolo", lo que hace es precisamente eso. Estar pendiente de lo que se dice, para hacer justo lo contrario. De ahí las vueltas que da a sus listas, con algunas convocatorias que rozan lo extravagante, alineaciones difícilmente comprensibles o decisiones como la de sacar a Sergio Ramos cuatro minutos ante Kosovo para que siga sumando internacionalidades y encima se lesione. Lo dicho, que, visto lo visto, jugar con España es más fácil que hacerlo con Andorra...

Ilde Lima Sergio Ramos Luis Enrique Andorra FIFPro Real Federación Española de Fútbol