El 'tiki-taki' de Koeman evidencia la degradación que vive el Barcelona
  1. Deportes
  2. A mi bola
Kike Marín

A mi bola

Por

El 'tiki-taki' de Koeman evidencia la degradación que vive el Barcelona

El holandés utiliza (y lo de menos es que lo hiciera erróneamente) el término con el que peyorativamente se califica al juego del Barça y demuestra que si sigue en el cargo es porque no le pueden echar

Foto: Koeman, durante el partido del FC Barcelona contra el Granada. (EFE)
Koeman, durante el partido del FC Barcelona contra el Granada. (EFE)

"Si ves la lista, los convocados... ¿Qué hay que hacer? ¿Jugar 'tiki-taki', 'tiki-taki' donde no hay espacio?". En otras circunstancias, estas declaraciones de Ronald Koeman tras el empate 'in extremis' del FC Barcelona ante el Granada (1-1) a buen seguro que le habrían costado el puesto al holandés e incluso habría sido considerado un despido procedente. Sin embargo, la ruina, no solo económica, sino también deportiva, en la que se encuentra el club catalán no se lo permite a sus dirigentes por más que quieran, aunque el vicepresidente económico de Joan Laporta dijera hace unos días que echar al entrenador "no es un problema de dinero".

Foto: Leo Messi llora en su despedida del FC Barcelona. (REUTERS)

De hecho, que Eduard Romeu asegurara que "el compromiso con Koeman y el apoyo a su labor es total", para añadir que "le digo que no lo vamos a despedir", le convierte en cómplice de la degradación que supone que el mismísimo entrenador del Barça ridiculice la manera de jugar que ha dotado de una identidad al equipo azulgrana, además de llevarle a ganar más títulos que nunca. El tiki-taka, convertido en 'tiki-taki' por Koeman, lo cual es sin duda lo menos relevante, es un término utilizado por una gran parte de la prensa y, por contaminación, de los aficionados.

Esta batalla hace tiempo que se dio por perdida, pero lo que parecía impensable es que se trasladara a dentro del propio club. "Yo odio el tiki-taka. Lo odio", llegó a declarar Pep Guardiola, para dejar claro que este término no solo es peyorativo, sino que quienes lo usan no entienden en qué consiste el llamado juego de posición. Es decir, jugar a diferentes alturas, buscando al tercer hombre u hombre libre, con conducciones para atraer al rival y pases para desordenarlo, creando superioridades desde la salida de atrás con el juego del portero, la importante influencia de los interiores para entrar por dentro y aparecer por fuera...

placeholder Un aficionado del FC Barcelona sostiene una pancarta de agradecimiento a Guardiola. (EFE)
Un aficionado del FC Barcelona sostiene una pancarta de agradecimiento a Guardiola. (EFE)

"El tiki-taka es pasarse el balón por pasar, sin ninguna intención", añadió Guardiola. "Y esto no sirve para nada. No os creáis lo que dicen: ¡el Barça no tenía nada de tiki-taka! ¡Eso es un invento! ¡No hagáis caso!", suplicó el técnico catalán, a quien escuchar a su excompañero Ronald hacer referencia al 'tiki-taki' habrá horrorizado. La verdad es que mientras Pep fue claramente el mejor alumno que pudo tener Johan Cruyff, Koeman encabeza el grupo de los Eusebio, Bakero, Sergi o Ferrer, todos ellos muy lejos de entender en qué consiste realmente este fútbol en el que no se dan pases por el simple hecho de darlos, sino que existe un porqué, que además hay que saber explicar a los futbolistas.

El origen, en Cappa y Clemente

El origen del término tiki-taka data de 1994, cuando Ángel Cappa escribió un artículo en 'El País' que llevaba por título 'El tiki y el toque'. Fue Javier Clemente quien, desde su más profundo desconocimiento de lo que se estaba hablando, quiso ridiculizar esa expresión convirtiéndola en el tristemente famoso 'tiki-taka'. El propio Cappa se lo explicó a Luis Miguel Hinojal en una entrevista publicada por la revista 'Líbero'. "Todo parte de una confusión que persiste todavía (...). Era la confusión de creer que un equipo toca como una concesión al público, con un fútbol despreocupado por el resultado. Y se trata justamente de lo contrario: el toque es la esencia de este juego porque es colectivo", explicada el técnico argentino.

Si algo extrañaba a Cappa era que "a pesar de todo lo que han ganado el Barcelona, la Selección española y de lo que están haciendo en favor del fútbol y de rescatar la esencia del juego, aún persiste la duda, la desconfianza". Pero, guste o no, esto es así. Si algo se valoró en su momento de los triunfos obtenidos, tanto por el Barça de Guardiola como por las selecciones de Luis Aragonés primero y Vicente del Bosque después, es por cómo los conquistaron.

Foto: Koeman, con Nagelsmann al fondo, durante el Barça-Bayern. (REUTERS)

Y precisamente por ello, hablar del tiki-taka es un atentado contra la esencia misma del Barça y del juego que más éxitos ha dado el fútbol español, además de una falta de respeto a entrenadores y preparadores como Paco Seirul.lo o Joan Vilà, además del propio Guardiola, el mencionado Cruyff y, por supuesto, el también holandés Rinus Michels. Es normal que Koeman pueda equivocarse en el uso del castellano, de ahí lo de llamarle 'tiki-taki', pero lo que no puede es ir en contra de un modelo de juego que, hasta no hace mucho, parecía sagrado. Claro que también lo parecía la renovación de Messi, y miren dónde ha terminado...

Ronald Koeman Joan Laporta Pep Guardiola Juanma Lillo