Es noticia
Menú
El Gobierno 'alimenta' a Rubiales con 2,4 millones de Agricultura y Pesca ante la inacción de Iceta
  1. Deportes
  2. A mi bola
Kike Marín

A mi bola

Por

El Gobierno 'alimenta' a Rubiales con 2,4 millones de Agricultura y Pesca ante la inacción de Iceta

Mientras el ministro de Cultura y Deporte no toma ninguna medida contra el presidente de la RFEF, su homólogo de Agricultura, Pesca y Alimentación cerró un acuerdo para patrocinarle

Foto: Iceta saluda al Rey, en presencia de Rubiales. (EFE)
Iceta saluda al Rey, en presencia de Rubiales. (EFE)

Hay apariencias que engañan y basta una cita clásica para corroborarlo: "Protestar en nombre de la moral contra los 'excesos' o 'abusos' es un error que apunta a una complicidad activa. No hay 'abusos' o 'excesos', simplemente un sistema omnipresente". Sirva esta sentencia de Simone de Beauvoir para intentar explicar por qué la inacción del ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, convierte al Gobierno de España en cómplice de todo lo destapado sobre la gestión de la Federación Española de Fútbol (RFEF) por parte de Luis Rubiales. Un presidente que parece que aún tiene agarraderas en Moncloa, aunque no con la misma fuerza que cuando promovió las destituciones de las dos primeras mujeres que estuvieron al frente del Deporte español, María José Rienda e Irene Lozano, dos episodios que, por cierto, es lógico que a uno y otros preocupe lo que sobre ellos pueda llegarse a revelar...

Foto: Luis Rubiales, durante su comparecencia de prensa. (EFE/Rodrigo Jiménez) Opinión

Es verdad que ahora, con José Manuel Franco y Albert Soler al frente del Consejo Superior de Deportes (CSD), 'Rubi' ya no se envalentona tanto, ni tampoco tiene tanto feeling con Sánchez, "mi amigo Pedro", como le gustaba presumir. Sin embargo, lo cierto es que todas las noticias publicadas en El Confidencial de momento no le han pasado factura por más graves que parezcan. Desde la que burló las normas para que la RFEF le pagara un piso de lujo, motivo suficiente para inhabilitarle tras la denuncia presentada por un club de la Primera RFEF, a pactar con Gerard Piqué, jugador en activo del FC Barcelona, un pelotazo de 24 millones por llevarse la Supercopa a Arabia, en lo que todos los expertos señalan como un claro conflicto de intereses, o vetar un informe interno de su Comité Ético que no veía bien lo de Arabia Saudí.

Claro que lo peor de todo es que a la incomprensible inacción del ministro de Cultura y Deporte, que, dicho sea de paso, ha permitido al entorno de Rubiales intentar correr un tupido velo, se ha unido que, tal y como informó la semana pasada 2Playbook, "el Gobierno se ha aliado con la RFEF tras fichar a la marca Alimentos de España como patrocinador hasta 2024". Según este mismo medio, "el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación aportará 2,4 millones de euros por el acuerdo, por el que la Selección realizará campañas para promocionar el producto español". Aunque, después de todo lo destapado, Rubiales aseguró que dejaría de hacerlo, cabe recordar que el presidente de la RFEF se lleva el 0,15% de todos los ingresos, a excepción de los que provienen de subvenciones.

placeholder Los ministros de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y de Cultura y Deportes, Miquel Iceta, junto a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida. (EFE/Mariscal)
Los ministros de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y de Cultura y Deportes, Miquel Iceta, junto a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida. (EFE/Mariscal)

¿El dinero de Agricultura es una subvención?

Y aquí surge la gran pregunta: ¿acaso el dinero que llega de un ministerio no es dinero público y, por tanto, una subvención? En cualquier caso, ¿el Gobierno no solo no inhabilita a Rubiales, sino que el ministro Luis Planas 'alimenta' su cuestionada gestión? Por más que el acuerdo pudiera ser anterior, la noticia que se publicó en la propia web federativa tiene fecha de 27 de abril y en ella se anuncia que "la RFEF y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación van de la mano en la promoción de los alimentos de España y los valores del deporte".

Es decir, que después de una semana en la que las exclusivas de este diario habían dejado en evidencia esos "valores" y puesto a los pies de los caballos al presidente de la RFEF por unos comportamientos calificados por el secretario de Estado para el Deporte de "poco éticos", resulta que la Selección española de fútbol hará de embajadora en el Mundial Qatar de los alimentos 'made in Spain'. ¿Cómo se come esto?

El fin de Alimentos de España es posicionar al sector agroalimentario y pesquero español, tanto a nivel nacional como internacional y, tras el acuerdo con la RFEF, se situará entre el segundo y el tercer escalafón de sus patrocinadores y podrá contar con su logo en espacios físicos y en campañas. Eso sí, como apuntaron fuentes federativas a 2Playbook, "el acuerdo incluye las selecciones masculinas y femeninas", de ahí que también vaya a estar en la Eurocopa 2024, parece que lo único importante para este Gobierno tan preocupado por el género —el femenino, se entiende— pero muy poco por los números. Así, normal que Rubiales se quite la gorra...

placeholder Rubiales, junto al presidente del CSD, José Manuel Franco, tras aprobarse los estatutos de la nueva liga profesional de fútbol femenino. (EFE/J.J. Guillén)
Rubiales, junto al presidente del CSD, José Manuel Franco, tras aprobarse los estatutos de la nueva liga profesional de fútbol femenino. (EFE/J.J. Guillén)

De nuevo tensa la cuerda con el femenino

Y es que, por si no los sabían, hace unos días la RFEF anunció la convocatoria de la Asamblea General para el 30 de este mes de mayo, con objeto, entre otras cosas, de modificar el régimen retributivo del presidente, aunque en el último punto del orden del día puede leerse que "de acuerdo con las normas de la FIFA y la UEFA", también se someterán a aprobación de los Estatutos de la LPFF, la nueva liga profesional de fútbol femenino. Esta ha sido calificada como tal por el único órgano que, según la ley española, ostenta competencia al respecto, como es el CSD, quien ya aprobó los estatutos.

Foto: Rienda y Rubiales, junto al ministro José Guirao y las chicas de la selección sun 19 de fútbol. (Sefutbol) Opinión

Quizás, como se trata de un tema femenino, el ministro Iceta se anime a tomar medidas, algo que no ha hecho con el resto de escándalos que han salido (y seguirán saliendo), considerados algunos de ellos ilegales por expertos en la materia y no 'solo', que ya es triste decirlo, poco éticos. Por cierto, la citada Simone de Beauvoir, además de una filósofa y escritora francesa, era una activista femenina a la que no solo lo sucedido con María José Rienda e Irene Lozano le habría servido para confirmar su teoría de que los excesos y los abusos forman parte de un sistema omnipresente... e impresentable.

Hay apariencias que engañan y basta una cita clásica para corroborarlo: "Protestar en nombre de la moral contra los 'excesos' o 'abusos' es un error que apunta a una complicidad activa. No hay 'abusos' o 'excesos', simplemente un sistema omnipresente". Sirva esta sentencia de Simone de Beauvoir para intentar explicar por qué la inacción del ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, convierte al Gobierno de España en cómplice de todo lo destapado sobre la gestión de la Federación Española de Fútbol (RFEF) por parte de Luis Rubiales. Un presidente que parece que aún tiene agarraderas en Moncloa, aunque no con la misma fuerza que cuando promovió las destituciones de las dos primeras mujeres que estuvieron al frente del Deporte español, María José Rienda e Irene Lozano, dos episodios que, por cierto, es lógico que a uno y otros preocupe lo que sobre ellos pueda llegarse a revelar...

Real Federación Española de Fútbol Luis Rubiales Miquel Iceta Consejo Superior de Deportes (CSD) Ministerio de Agricultura José Manuel Franco Moncloa