El sufrimiento de Griezmann en el Barcelona o cómo vive el fin de la inocencia

Como aprendió cuando llegó a Zubieta, en la vida hay contratiempos y hay que contar con ellos. ¿Aguantará el reto y se ganará a la grada y al vestuario azulgrana?

Foto: Antoine Griezmann ha marcado cuatro goles esta temporada, todos en LaLiga. (Reuters)
Antoine Griezmann ha marcado cuatro goles esta temporada, todos en LaLiga. (Reuters)

El Barcelona no es lo que esperaba Antoine Griezmann. Su deseo de jugar en uno de los dos clubes más grandes del mundo no está siendo tan excitante como imaginaba. Estos primeros meses en la Ciudad Condal están siendo duros para un futbolista con alma de niño que no se imaginaba encontrar chinas en su camino.

Su negativa a recalar en el club azulgrana en 2018, hecha pública en el documental 'La Decisión' producido por la gente de Gerard Piqué, ha influido en que tanto en el vestuario como en la grada su decisión de 2019 de fichar por el Barça haya sido recibida con frialdad, incluso con indiferencia. La posibilidad, con negociaciones televisadas en directo, de fichar a Neymar el pasado verano provocó que el francés incluso fuera recibido con un grado de antipatía que aumentó probablemente con la imposibilidad de repescar al brasileño, para cuyo fichaje adelantaban dinero a crédito los más pudientes del vestuario, encabezados por Piqué y Messi.

Deportivamente está en proceso de adaptación al modelo de juego posicional y combinativo de Ernesto Valverde después de triunfar en el fútbol directo y de contraataque del Atlético de Simeone. Mantiene el esfuerzo y el compromiso defensivo en el Barça, haciendo repliegues hasta su propia área, pero en la fase ofensiva Griezmann es muchas veces un islote en la zona que le indica el entrenador y entra poco en juego.

La sociedad Messi-Griezmann aún no funciona. (Reuters)
La sociedad Messi-Griezmann aún no funciona. (Reuters)

La calidad y la jerarquía de Griezmann están fuera de toda duda. Por su trayectoria se justifica la inversión que ha hecho el Barça por él (oficialmente el abono de la cláusula de rescisión de 120 millones; extraoficialmente, otros 15 millones adicionales en forma de opciones sobre Saúl o Giménez). La duda es si el astro francés tendrá paciencia para aguantar estos primeros meses que realmente están siendo duros. Así se lo ha trasmitido a los amigos que mantiene en el Atlético.

La relación con Leo Messi

Su relación con Leo Messi se ha mirado con lupa desde el primer día que le preguntaron al 'crack' argentino por su fichaje y el rosarino contestó gélidamente. Luego el propio Griezmann ha reconocido que no charlan mucho porque los dos son hombres de pocas palabras. A partir de ahí se analiza cómo es su relación sobre el césped y a vista de todos todavía no conectan como era previsible, porque los jugones siempre se encuentran, como sin querer, hasta con los ojos cerrados. El francés y el argentino aún no han llegado a la zona de fluidez que se produce en toda sociedad como la que tiene Messi con Luis Suárez hace años y con Ansu Fati desde hace semanas.

La inversión del Barça es de futuro y Griezmann está llamado a ocupar su sitio cuando Leo decida dejarlo. Habrá que ver si soporta estos meses de adaptación y sigue el plan a largo plazo. Porque a corto plazo pueden llegar cantos de sirena del París Saint-Germain que persuadan a Grizzi y que permitan la repatriación a Can Barça de Neymar.

El FC Barcelona acordó pagar 15 millones de euros extra por Griezmann para cerrar el caso con el Atlético. (EFE)
El FC Barcelona acordó pagar 15 millones de euros extra por Griezmann para cerrar el caso con el Atlético. (EFE)

Lo de Griezmann no ha sido el cuento de hadas que se esperaba el Principito forjado en Zubieta y adiestrado para la lucha en el Cerro del Espino por el Profe Ortega, que lleva la manija de los entrenamientos. El Cholo convence a los figuras que defendiendo a 70 metros de la portería contraria se encuentran más cerca de protagonizar el contraataque. Era muy alabada la disciplina defensiva de Grizzi en el Atleti, pero ese fue uno de los motivos para que se marchara al Barça, como lo verbalizó Arda Turan, que consiguió correr menos de azulgara, pero pasó sin pena ni gloria por el Camp Nou.

Igual Antoine se arrepiente de haberse marchado del Metropolitano, donde era el mejor pagado de España después de Messi, pero por más que se empeñara Simeone, su regreso al Atleti se antojaría harto complicado porque no le volverían a pagar lo mismo y porque el cupo de caprichos del Cholo en los fichajes de ida y vuelta parece cubierto con Diego Costa, Filipe y Tiago.

Griezmann es un chaval inocente que disfruta del juego. Le gustan los videojuegos, la NBA, el mate y divertirse con sus amigos como el adolescente eterno que igual hace el bailecito del Fortnite que se echa confeti al marcar en el Camp Nou. Antoine no se esperaba las dificultades que se ha encontrado en su llegada a Can Barça y estas trabas le están provocando un sufrimiento inesperado. Pero, como aprendió cuando llegó a Zubieta, en la vida hay contratiempos y hay que contar con ellos. ¿Aguantará el reto y se ganará a la grada y al vestuario? ¿Pasará de pantalla en el Fortnite del Barça? Veremos…

Mata-dor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios