Vox reclama tarjetas de visita tras exigir la supresión de los gastos "protocolarios"

El grupo municipal de Boadilla hace la solicitud un mes después de presentar su Plan de Reducción del Gasto No Esencial, en el que pedía eliminar hasta las ayudas a las víctimas del terrorismo

Foto: Vox ha pedido suprimir las ayudas a la AVT en Boadilla mientras Abascal hace política con el terrorismo. (EFE)
Vox ha pedido suprimir las ayudas a la AVT en Boadilla mientras Abascal hace política con el terrorismo. (EFE)

El grupo municipal de Vox en el Ayuntamiento de Boadilla (Madrid) reclamó en el pleno del pasado mayo lo que denominó un “plan de reducción de gasto innecesario”. En el mismo, entre otras medidas, los de Santiago Abascal pedían un duro ajuste presupuestario con el fin de encarar la crisis económica surgida como consecuencia de la pandemia del coronavirus y de la aplicación del estado de alarma.

El plan incluía, en concreto, la supresión de las subvenciones públicas municipales a asociaciones no mercantiles o no vinculadas al empleo, la seguridad, la alimentación o la vivienda, a las que consideraba esenciales. Entre estas receptoras tradicionales de ayudas, había casi 200 entidades que hasta el momento percibían fondos del consistorio, como la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) o la Asociación de Mayores, a quienes el Ayuntamiento de Boadilla ha venido destinando cada año 130.000 y 10.000 euros, respectivamente, según explican fuentes municipales.

Vox también reclamaba en el mencionado plan la suspensión de "todas las partidas presupuestarias de publicidad, atenciones protocolarias y representativas, dietas de personal directivo y no directivo, gastos de locomoción, distribución de información de interés municipal" con el mismo fin de reducir el gasto público innecesario.

Sin embargo, solo un mes después de presentar esta moción en el pleno, el portavoz del grupo, Juan Pineda, ha solicitado al ayuntamiento un conjunto de gastos que podrían encuadrarse precisamente en este concepto. Se trata, específicamente, de la impresión de tarjetas de visita para que los dos miembros del partido en Boadilla puedan identificarse. También ha pedido banderas de España, enseñas del municipio con estandarte, carteles para las puertas de sus despachos y letreros con el logo del grupo para incluir en el directorio. Una retahíla de elementos que pueden perfectamente definirse como gastos protocolarios, publicitarios o de representación, precisamente los que el propio grupo había reclamado retirar para ahorrar en estos momentos de crisis económica y sanitaria.

Desde Vox, por su parte, aseguran que el Ayuntamiento les echó a otro edificio y que lo único que piden es que se ponga un cartel en la puerta. "Hemos solicitado abonar de nuestro bolsillo las tarjetas y el cartelito; esto y un boli es lo mínimo que necesitamos para trabajar", añaden. "Yo me llevo mi ordenador personal para trabajar, el Ayuntamiento no me proporciona ninguno; hemos rechazado la secretaria que nos ofrecieron, no tenemos asesor ni lo queremos, apenas hemos gastado dos paquetes de folios porque todo lo imprimimos desde mi despacho profesional", argumenta Pineda por su parte.

El Confidente
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios