Calladita tienes más gracia
  1. España
  2. Ideas ligeras
Ángeles Caballero

Ideas ligeras

Por

Calladita tienes más gracia

En 2021 sigue habiendo gente que opina que las mujeres donde mejor están es con otras mujeres. Hablando de sus cosas y siempre en voz muy baja

placeholder Foto: La Chocita del Loro. (EFE)
La Chocita del Loro. (EFE)

Las mujeres que se dedican al humor suelen ser bastante pesadas. Todo el día dando la matraca con las discriminaciones, lo mal que se pasa si no eres Beyoncé, el rollo de depilarse, lo que duele el láser y la regla, la tripa blandengue tras los embarazos, los cuerpos no normativos, lo 'curvy', la llorería en general y lo inclusivo.

Pero es mucho peor si no les da por el victimismo, porque es entonces cuando les da por mofarse de ellos. Esos que les rompieron el corazón y las hicieron sufrir. Cómo les gusta vengarse y recrearse. Qué pesadas. Yo por eso no pago. Uff. No, qué va. Qué mal rollo. Si las hay hasta lesbianas.

Hay lugares idóneos para ser ocupados por una mujer. No los ha escogido ella, más bien ha sido un hombre el que lo ha decidido y el mundo ha funcionado así durante mucho tiempo. Lugares como el pesebre o la cocina, cerca de la habitación de los niños, de la tabla de planchar. Hay otros que no estaban pensados para ellas, en los que ha habido que entrar como se ha podido. A veces con sigilo, a veces a empujones.

Foto:  La Chocita del Loro, en la Gran Vía de Madrid. (EFE)

Hay un tramo de la Gran Vía lleno de sitios estupendos. Es el que va de la Plaza de España a Callao, la acera en la que había un restaurante de comida rápida donde yo me arranqué a bailar durante un cumpleaños, un teatro en el que vi tocar a Marlango, un Museo del Jamón donde devoré el bocata de después, una tienda de cosmética en la que me he dejado los dineros, un cine de esos de los de antes.

En medio hay un local, plagadito de fotos en el escaparate, que se llama La Chocita del Loro. Las imágenes consisten en un conjunto de señores que trabajan en el negocio de la risa. No puedo opinar, jamás he entrado porque el monólogo es un género que me tensa. No por mi superioridad moral con respecto al humor, sino porque me pongo en el lugar en el que está el reo, pidiendo clemencia y carcajada a un público que ha pagado para salir del local con agujetas en el estómago, y lo paso regular. El monólogo, la magia y la tuna. Mis tres plagas bíblicas.

placeholder Ana Morgade presentará la nueva temporada de 'El club de la comedia'.
Ana Morgade presentará la nueva temporada de 'El club de la comedia'.

Estos días, dos de los responsables del local se han cubierto de gloria con sus declaraciones. Empezó el festival Laura Sánchez Vegas, su directora, cuando contó en la cadena SER: "Hemos pasado a un punto en el que mucho del humor que hacen las mujeres es como de víctimas o muy feminista, y el público que va, que es muy variopinto, no lo suele comprar. Sí que intentamos que haya mujeres, pero es complicado porque el humor es diferente".

“Como de víctimas” revela una tesis argumental aplastante. También el hecho de pensar que todas las mujeres llevan unas vidas sospechosamente parecidas y hacen exactamente el mismo tipo de humor. Por ejemplo, a quién no le ha pasado que ha confundido a Lina Morgan con Mary Santpere y a esta con Beatriz Carvajal. Lina, mi referente en esta y otras vidas. Beatriz, que se sentó en las rodillas de mi padre en una función de teatro y solo se oía a mi madre chillando de la risa.

Francisco Carretero: "El nivel de las cómicas que hay en España necesita un tiempo"

Pero la semana fantástica de La Chocita del Loro se encargó de rematarla su gerente, Francisco Carretero, que declaró al diario 'El País' que: "El nivel de las cómicas que hay en España necesita un tiempo, hay que darles uno o dos años para que estén a la altura de los cómicos que hay en La Chocita del Loro".

En 2021 sigue habiendo gente que opina que las mujeres donde mejor están es con otras mujeres. Hablando de sus cosas y siempre en voz muy baja, dando pasitos cortos, no mostrando ni mucha alegría ni tampoco mucha congoja, monas pero no despampanantes, porque eso abruma y despista. Lugares en los que es mejor pasar desapercibida, mejor calladas porque están como ausentes. Algo así. No sé si me explico.

Foto: Paula Púa. (Mica Rolón)

Pero veamos el lado positivo del asunto. Prefiero mil veces la sinceridad de los dueños de ese cortijo de Gran Vía que a los farsantes. Esos que almibaran las palabras, dicen cosas como: “Cualquiera os dice nada”, “es que estáis imparables”, “queda claro que el verdadero sexo débil es el hombre” o “sois infinitamente mejores que nosotros”. Todas estas frases suelen ir acompañadas por un “jo, jo, jo” mientras sonríen de medio lado, buscando nuestra complicidad. Es esa una risa jocosa, engolada, irritante. Justo todo lo contrario que la de Loreto Valverde. Otra cómica. Otra plasta, vamos.

Beyoncé Comedia Mujer
El redactor recomienda