Es noticia
Menú
"Operación Cataluña" o la otra salida de Cayetana Álvarez de Toledo del PP
  1. España
  2. Maten al mensajero
Pilar Gómez

Maten al mensajero

Por

"Operación Cataluña" o la otra salida de Cayetana Álvarez de Toledo del PP

Feijóo no cuenta con la diputada, que ha optado por un perfil bajo. El plan pasa por que Alejandro Fernández ocupe su escaño en el Congreso en la próxima legislatura

Foto: Cayetana Álvarez de Toledo. (EFE/Enric Fontcuberta)
Cayetana Álvarez de Toledo. (EFE/Enric Fontcuberta)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Desde que Feijóo tomó el mando del PP, la disidencia no existe. Nadie alza la voz pese a que en privado si se cuestionan decisiones como el "no" al decreto sobre ahorro energético del Gobierno o que se dé por amortizada la renovación del Consejo General del Poder Judicial. Tampoco se escuchan las voces de aquellos que defiende que el PP debe dar la batalla ideológica contra la izquierda. ¿Dónde está Cayetana Álvarez De Toledo? Ni está ni se la espera.

La diputada popular fue el azote de la dirección de Pablo Casado. Sus enfrentamientos con el ex secretario general, Teodoro García Egea, le dieron incluso para escribir un libro sobre el "mando testosterónico". Solo Ayuso odiaba más al "dos" de Génova. Su caída fue un motivo de alborozo, pero desde el primer momento Cayetana entendió que en este PP tampoco había un lugar para ella. Lo intentó pidiendo una ponencia ideológica bajo el argumento de que "más que un congreso de sustitución de un líder por otro, que, también, necesitamos un congreso de profunda meditación ideológica y estratégica". Nadie la escuchó ni pretenden hacerlo a futuro.

Foto: El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, junto al coordinador del PP, Elías Bendodo, y la secretaria general, Cuca Gamarra. (EFE/Rodrigo Jiménez)

Feijóo abordará este año el verdadero cambio en el partido. Hasta este momento ha hecho lo que el tiempo y las estructuras le han permitido, pero la revolución gallega (aunque suene a oxímoron) está por llegar. La lista para las generales será su cuaderno azul. El nombre de Cayetana no entra y ya tiene sustituto en su escaño del Congreso dentro de la futura "operación Cataluña". El movimiento de peones pasa porque el actual líder del PP catalán, Alejandro Fernández, aterrice en la Cámara baja en la próxima legislatura. Encabezaría la candidatura por Barcelona en 2023.

Para completar la jugada se está intentando convencer a la eurodiputada Dolors Montserrat de que se haga cargo del partido en Cataluña. El ofrecimiento es envenenado porque los populares siguen en mínimos desde la aplicación del artículo 155. Feijóo es consciente de que necesita mejorar las cifras para llegar a la Moncloa, pero por ahora no hay síntomas de recuperación sólida ni de cuál es el camino para reconciliarse con una sociedad secuestrada por el independentismo. Y aquí surge otra vez el debate que representa Cayetana y su "guerra cultural".

Ni la tibieza con el indulto a Griñán ha roto el voto de silencio de Cayetana

Cuando Feijóo habló en el Círculo de Economía de Barcelona de "nacionalidad catalana", Cayetana debió sentir nuevamente el yugo de la mediocridad que tanto afeó a los que la repescaron. Experimentaría lo que para una intelectual es otra forma de "bullying". Nadie la "amedrenta" ahora simplemente la ignoran y ella hace lo propio. Ni la condescendencia de la cúpula popular con el previsible indulto al condenado Griñan la ha hecho reaccionar. Es todo contención.

Quizás haya llegado al convencimiento de que lo suyo no es la política o quizás no lo son los partidos o en concreto el PP. No encajó con Rajoy, ni con Casado, ni con Feijóo. En el caso de este último no se le ha dado ni la oportunidad. La paciencia la reserva el gallego para la presidenta de la Comunidad de Madrid. Ayuso sigue siendo Ayuso. Con el "Madrid no se apaga" ha dejado claro que estará en todos los frentes contra Sánchez. Es la trinchera del PP.

¿Puede acabar Cayetana en el equipo de Ayuso? Si quiere seguir en política es una buena opción. El votante madrileño es "cañero" como dicen los "moderados" del PP. La baronesa no rehúye del cuerpo a cuerpo en defensa del liberalismo o de los pactos con Vox. Tampoco deja margen a la duda sobre que España es una nación y nunca cometería el error de hablar de "plurinacionalidad". Ambas simpatizan y les une su admiración por Aznar. En los mentideros del PP madrileño se cuenta que en el pasado compartieron mantel en plena crisis Ayuso-Casado. Hicieron palanca para cambiar el rumbo del partido. El problema es que el nuevo capitán tampoco cumple sus expectativas, aunque callen.

Desde que Feijóo tomó el mando del PP, la disidencia no existe. Nadie alza la voz pese a que en privado si se cuestionan decisiones como el "no" al decreto sobre ahorro energético del Gobierno o que se dé por amortizada la renovación del Consejo General del Poder Judicial. Tampoco se escuchan las voces de aquellos que defiende que el PP debe dar la batalla ideológica contra la izquierda. ¿Dónde está Cayetana Álvarez De Toledo? Ni está ni se la espera.

Cayetana Álvarez de Toledo Moncloa Partido Popular (PP)
El redactor recomienda