Es noticia
Menú
Por qué Macarena Olona podrá ser la Giorgia Meloni española
  1. España
  2. Maten al mensajero
Pilar Gómez

Maten al mensajero

Por

Por qué Macarena Olona podrá ser la Giorgia Meloni española

Con un Vox a la baja en las encuestas, la exdiputada del partido de ultraderecha emerge como una líder capaz de emular a sus colegas europeas: "Mujer, cristiana y española"

Foto:  La exdiputada de Vox, Macarena Olona. (EFE/Xoán Rey)
La exdiputada de Vox, Macarena Olona. (EFE/Xoán Rey)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

"¿Es justo que un cachorro de perro no pueda ser quitado del seno de su madre y eso se pueda hacer con un hijo de una madre desesperada que lo vende y es comprado por dos hombres ricos?". Esta es la reflexión que lanza Giorgia Meloni, líder del partido de ultraderecha Hermanos de Italia. Si las encuestas no mienten, esta mujer, que se presenta como "madre, cristiana y defensora de la familia natural", será la próxima presidenta de Italia tras las elecciones del 25 de septiembre, donde su partido parte como favorito indiscutible.

placeholder Olona durante el camino de Santiago que ha hecho junto a simpatizantes. (EFE/Xoán Rey)
Olona durante el camino de Santiago que ha hecho junto a simpatizantes. (EFE/Xoán Rey)

En España se dio a conocer tras participar en un mitin de Vox en Andalucía junto a Santiago Abascal y Macarena Olona. No dejó a nadie indiferente y no solo porque habla gritando, sino porque enarboló todo el ideario de la extrema derecha. No dudo en atentar contra la inmigración, el aborto, la libertad sexual, las políticas contra la violencia de género… A su lado, el macho alfa de Vox se hizo pequeño y quizás Olona por primera vez soñó con ser grande.

En el partido de Abascal aún están encajando el golpe que supuso el "olonazo". El abandono de uno de sus activos más importantes ha evidenciado que son víctimas de los mismos vicios que venían a erradicar: candidata paracaidista que acaba en Andalucía por las envidias de Espinosa de los Monteros y a la que Abascal obliga a quedarse en la oposición por aquello de los valores. El resultado también es un clásico. La lideresa desterrada del círculo de poder abandona por motivos de salud. Deja la política por unos instantes porque realmente hizo política desde el mismo momento del adiós.

Foto: Macarena Olona. (EFE/Javier Lizón) Opinión

El camino de Santiago que recorre Olona es una prueba personal y colectiva para medir sus fuerzas. Detrás lleva mucho más de lo que se ve. No importa que no haya sido masiva la respuesta a su llamamiento para acompañarla en este "vía crucis" porque cuenta con la bendición de grupos religiosos y mediáticos que ven en ella la madera para pulir a una Meloni española. Vox nunca ha conectado con las mujeres. Más del 60 por ciento de sus votantes son hombres.

Foto: Giorgia Meloni. (EFE/Alessandro Di Meo) Opinión

Meloni creció aupada por los medios y los programas de radio y televisión que la invitaban a todos sus debates porque les daba audiencia. Su discurso era duro, pero su complexión menuda y agradable matizaba su devastadora lengua. Navegó cómoda bajo la etiqueta de "centroderecha" junto a Matteo Salvini. Ahora ella es la que manda. Olona tiene un ejemplo que seguir: es también "mujer, cristiana y defensora de la familia natural". Suficiente para presidir Italia.

En España, por el contrario, Vox anota a la baja. La entrada en el Gobierno de Castilla y León y el liderazgo de Feijóo en el PP han supuesto un parón en las expectativas. Abascal se veía como vicepresidente, ahora un poco menos. El calendario juega en su contra. Las elecciones autonómicas son un terreno pantanoso para una formación sin estructuras y con falta de personal. El debate político está en Europa y la crispación social busca un bálsamo en el "hombre de Estado" que Feijóo representa. Vox ha pasado a ser irrelevante. La contienda es Sánchez-Feijóo y no hay espacio para nadie más. El gallego está logrando reunificar el voto de la derecha, aunque sea para echar a Pedro de la Moncloa. Ni el PSOE azuza ya el fantasma de la coalición PP-Vox. Han pasado al ataque personal contra Feijóo.

Y mientras, Olona sigue su senda sin despejar su futuro. Solo tiene que esperar el momento y la oportunidad porque las ganas las tiene. Aquel abrazo en Marbella con Meloni pudo ser el principio del fin de su carrera en Andalucía, pero también el inicio de una escisión de Vox. Veremos a quién encumbra Federico Jiménez Losantos.

"¿Es justo que un cachorro de perro no pueda ser quitado del seno de su madre y eso se pueda hacer con un hijo de una madre desesperada que lo vende y es comprado por dos hombres ricos?". Esta es la reflexión que lanza Giorgia Meloni, líder del partido de ultraderecha Hermanos de Italia. Si las encuestas no mienten, esta mujer, que se presenta como "madre, cristiana y defensora de la familia natural", será la próxima presidenta de Italia tras las elecciones del 25 de septiembre, donde su partido parte como favorito indiscutible.

Federico Jiménez Losantos Extrema derecha Partido Popular (PP) Santiago Abascal
El redactor recomienda