2017, el renacimiento de los fondos asesorados

El factor fundamental para el despegue de estos vehículos de inversión han sido los buenos resultados

Foto: Un ejecutivo haciendo cuentas. (iStock)
Un ejecutivo haciendo cuentas. (iStock)

A mediados de 2015 la CNMV ya había aprobado más de 50 fondos con asesores en sus folletos. La mayoría asesorados por EAFIs, pero también por otras empresas de servicios de inversión y personas físicas o jurídicas no supervisadas. Era el momento para explicar cuál es la función del asesor del fondo.

Sin embargo, ha sido en 2017 cuando esta figura realmente ha florecido. Tanto en patrimonio como en partícipes. A comienzos de este año Francisco García Paramés estaba asesorando el fondo Cobas Selección mientras esperaba que la CNMV le aprobara su nueva gestora. Era el más conocido del creciente número de fondos, sicavs y compartimentos asesorados, tanto españoles como extranjeros.

No obstante, el factor fundamental para el despegue de estos vehículos de inversión han sido los buenos resultados. Muchos de los primeros fondos asesorados han entrado en los rankings a largo plazo y han recibido muy buenos ratings de las más prestigiosas empresas de calificación de fondos.

Las buenas rentabilidades no son casualidad. La figura del asesor introduce mayor responsabilidad con los resultados y mejor alineación de intereses con los partícipes. Normalmente el vínculo entre el asesor y su fondo es superior al que se genera entre los fondos y los empleados de las gestoras. Los asesores saben que tendrán que dar la cara por sus decisiones y no podrán escudarse en un comité, el jefe o la política de la entidad financiera.

A través de recomendaciones de compra y venta los asesores seleccionan los valores en los que invierten los fondos y diseñan en todo momento las carteras de inversión siguiendo su propio criterio. Las mesas de operaciones de las gestoras son quienes ejecutan las operaciones para los fondos previa comprobación de que las recomendaciones cumplen con la normativa y la política de inversión del folleto.

Muchos de los primeros fondos asesorados han entrado en los 'rankings' a largo plazo y han recibido muy buenos 'ratings'

En definitiva, la figura del asesor ha permitido una mayor especialización consiguiendo aumentar la competencia y la oferta de calidad en el sector. Sin necesidad de crear una gestora propia, los asesores pueden centrar su esfuerzo en el análisis de las inversiones y dirigir la política de inversión de los fondos de manera independiente.

Por otro lado, esta evolución también contribuye a dar visibilidad a los profesionales. Se acabó la Edad Media en la que los autores de los resultados de los fondos eran desconocidos que trabajaban en las cocinas de los grandes grupos bancarios sin ninguna visibilidad. El Renacimiento del sector está permitiendo que puedan exponer sus obras para que sean los partícipes los que juzguen su trabajo. La persona que selecciona las inversiones es ahora el principal motivo para elegir un fondo.

Rumbo Inversor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios