Cómo estar siempre preparado para momentos de caídas

Hay dos opciones. El asesor de Avantage Fund explica su tesis

Foto: Un agente de bolsa en el parqué de Wall Street. (EFE)
Un agente de bolsa en el parqué de Wall Street. (EFE)

La semana pasada destaqué las ventajas que tiene invertir sin agotar el presupuesto de riesgo. A raíz del artículo una persona me preguntó qué hay que hacer para mantener la posibilidad de incrementar el riesgo. Hay dos opciones.

La primera y más utilizada es dejar en ociosa (sin invertir) una parte de la cartera o invertirla en activos de muy bajo riesgo y elevada liquidez (depósitos, letras del tesoro, renta fija de elevada calidad y corto plazo, etc). El inconveniente de esta opción es la baja rentabilidad que se obtiene con esta parte de la cartera.

Hay quien utiliza bonos a largo plazo o de alto riesgo de crédito para obtener algo más de rentabilidad. El problema de esta estrategia es que en momentos de caídas generalizadas de los mercados estos bonos bajan en precio y disminuye sensiblemente su liquidez (aumenta mucho la horquilla entre el precio de compra y el de venta). La decisión habitual en esta tesitura es aguantar los bonos hasta que suban, pero cuando lo hacen se suele haber recuperado también la renta variable.

La segunda opción es la que sigue Avantage Fund, el fondo que dirijo. Consiste en invertir prácticamente todo en valores seleccionados uno a uno con nuestros criterios de inversión, mantener una diversificación razonable y cubrir una parte de la cartera.

La diversificación es muy útil para momentos en los que una o varias compañías concretas caen de precio pero el mercado en líneas generales se mantiene estable. Por ejemplo, si un valor que representa el 3% del patrimonio baja un 50%, disminuye su ponderación al 1,5%. En esa situación, si se sigue confiando en el modelo de negocio de la empresa, se puede reajustar la cartera para comprar más títulos y subir el peso otra vez al 3% o aumentarlo hasta el 4% ó 5%.

Las coberturas sobre índices generan liquidez en momentos de bajadas de la bolsa y drenan liquidez en momentos de subidas por la liquidación diaria de márgenes. Este comportamiento natural ayuda, pero además se puede fácilmente reducir la cobertura en momentos de caídas y volver a aumentarla cuando el mercado recupere.

Rumbo Inversor

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios