El problema de los comités de inversiones

Cuando el mercado da la razón temporalmente a una de las partes, ésta se envalentona, convence a los indecisos y puede provocar un cambio de estrategia en el peor momento

Foto: .
.

Durante la primera mitad de 2008 los cuatro gestores de renta fija de la entidad en la que trabajaba teníamos la misma opinión respecto a la evolución futura de los tipos de interés. Los tipos oficiales del BCE habían subido desde el 2% en 2005 al 4% que alcanzaron en junio de 2007. En ese nivel se habían parado las subidas.

Unánimemente esperábamos que los próximos movimientos de tipos fueran a la baja debido al estallido de la crisis subprime. Los diferenciales de crédito llevaban muchos meses ampliándose sin parar y esperábamos como mínimo una fuerte ralentización de la economía, sino recesión.

En consecuencia decidimos mantener unas duraciones elevadas en los fondos que gestionábamos. No obstante, esta posición la debíamos defender con uñas y dientes en el comité de inversiones, al que también asistían nuestros jefes y éstos no compartían nuestra visión. Uno de ellos insistía recurrentemente en que pensaba que la economía seguiría creciendo a un ritmo fuerte y que el BCE debía seguir subiendo tipos para contener la inflación.

El 3 de julio de 2008, el BCE decidió subir tipos al 4,25% para combatir una inflación que había alcanzado el 4%. Esto provocó un fuerte revés para los fondos en rentabilidad. Para todos, pero para los nuestros mayor debido a las elevadas duraciones medias de nuestras carteras.

El comité de inversiones posterior fue dramático para nosotros. El jefe que llevaba meses con una visión contraria a la nuestra llegó con un “os lo dije”, “estaba claro” y “a esta subida de tipos le seguirán algunas más”. Los demás jefes que asistían a la reunión le daban la razón. Además, argumentaron que los partícipes no estaban preparados para perder dinero en fondos de renta fija. En consecuencia, nos hicieron reducir drásticamente la duración de todos los fondos a niveles de fondos monetarios.

El 15 de septiembre quebró Lehman Brothers y en octubre el BCE bajó los tipos un 0,50% hasta el 3,75%. En mayo de 2009 los tipos oficiales llegaron al 1%. Durante toda la bajada nuestros fondos tuvieron duraciones de monetarios. Una pena.

Fuente: Banco Central Europeo
Fuente: Banco Central Europeo

Hoy lo relevante no es quién tuviera finalmente razón. Lo importante es que podamos aprender del caso, que se repite muy a menudo en los comités de inversiones porque es muy habitual que haya opiniones enfrentadas. Cuando el mercado da la razón temporalmente a una de las partes, ésta se envalentona, convence a los indecisos y puede provocar un cambio de estrategia justo en el peor momento.

Otro problema de las decisiones colegiadas es que no se suelen asumir los errores del colectivo como propios porque la estrategia no ha sido la que cada uno habría seguido en todo momento. Es decir, nadie dice que esos resultados fueron consecuencia de su análisis o sus decisiones.

En mi opinión, la solución es que conduzca uno. Debe haber alguien con nombre y apellidos que se responsabilice a largo plazo de los resultados, sean éstos buenos o malos. No pueden tener todos las manos en el volante, ni conducir por turnos porque en cada cambio de turno se variaría de rumbo.

Me ha recordado este caso la reciente decisión de una entidad de subir las duraciones de sus fondos. Después de mantener durante años las duraciones bajas o negativas han decidido cambiar de estrategia cuando los tipos están más negativos que nunca. En estos niveles solamente se puede ganar dinero revendiendo los bonos a una rentabilidad todavía más negativa a otros inversores.

Es como el juego de la patata caliente, a alguien le tiene que explotar. Si hay inversores que ganan revendiendo bonos con rendimientos negativos, necesariamente otros deberán perder más de lo que han ganado los primeros. En esta situación, no tiene sentido que quien no quiso participar en este juego, entre ahora que la patata está mucho más hinchada y es más difícil ganar dinero. Algo me dice que las personas que decidieron mantener las duraciones bajas y las que en esta tesitura deciden subirlas no son las mismas.

Rumbo Inversor
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios