Agosto es un mes muy malo para invertir en bolsa

El único motivo que justifica no invertir en vacaciones es porque se tenga la sana intención de pasar un verano tranquilo. Pero ese no es un motivo económico o financiero.

Foto: Una playa en verano. (EFE)
Una playa en verano. (EFE)

Mark Twain, el famoso escritor norteamericano, era muy aficionado a invertir en bolsa. Un día le preguntaron cuál pensaba que era el peor mes para estar en los mercados. Respondió: “yo creo que agosto es un mes muy malo. También lo son septiembre, octubre, noviembre, diciembre,..” y continuó así hasta mencionar todos los meses del año.

No deja de sorprenderme que haya tanta gente que trabaja en los mercados y diga que los veranos son malos para la bolsa. No existe ninguna estadística que corrobore esta afirmación. Hay veranos buenos y hay veranos malos. Es lógico que los inversores tengan la sensación de que los veranos son bajistas. Cuando la bolsa te estropea las vacaciones no lo olvidas. Por el contrario, cuando el verano es tranquilo o alcista solo te acuerdas de aquel maravilloso viaje o de lo mucho que descansaste en la playa. En los mercados hay tendencia a recordar más los momentos malos que los buenos. La gente recuerda “aquel verano que hubo una devaluación en China” o “como cayó la bolsa el verano que estalló la guerra de Irak”. Pero ningún inversor se acuerda de “aquel verano del año tal en el que no pasó absolutamente nada y los resultados empresariales fueron especialmente buenos”.

No invierta o deje de invertir porque viene el verano. Hágalo en función de una estrategia definida o una determinada visión del mercado. O porque se lo diga un asesor competente. Pero no porque empiecen las vacaciones. El único motivo que justifica no invertir en vacaciones es porque se tenga la sana intención de pasar un verano tranquilo. Pero ese, siendo un motivo muy respetable y cargado de sentido común, no es un motivo económico o financiero.

Y, ya que hablamos de asesores competentes, desconfíe – y es el segundo consejo – de aquellos cuya respuesta a la pregunta sobre qué va a hacer la bolsa en verano es que va a ser un verano ”volátil”. Aunque el concepto “volatilidad” se asocia con inestabilidad, en los mercados la volatilidad se refiere al concepto estadístico de “desviación típica” (respecto al comportamiento histórico de un activo). En otras palabras, un verano puede ser muy volátil y el mercado subir mucho. O bajar mucho y que eso haga que aumente la volatilidad. Decir que habrá mucha volatilidad es la forma más típica de no mojarse. Personalmente prefiero que un analista o gestor reconozca en un momento dado que no sabe lo que va a hacer la bolsa a que me diga que va a ser “volátil”.

Personalmente estoy de acuerdo con Mark Twain en que las estaciones no afectan al comportamiento de los mercados y centro mi posicionamiento en la situación económica, política o financiera, no en la temperatura ambiente. En mi opinión en el corto plazo – este verano - el mercado va a seguir moviéndose al ritmo del conflicto que mantiene Estados Unidos con el resto de sus socios comerciales. Y hasta que no se despeje la situación no veremos un mercado claramente alcista. El movimiento será parecido al de los últimos meses (salvo imponderables que son impredecibles por definición)

Dicho esto, si bien puede que sea cierto que las guerras comerciales no las gana nadie, también lo es que de momento en bolsa la ganan los norteamericanos. Y creo que va a seguir siendo así en verano. Comparen la evolución de la bolsa norteamericana frente a la china o las europeas y sabrán a que me refiero. Esa mejor posición negociadora de los norteamericanos – aparte de la incompetencia política de los europeos - es uno de los motivos por los que sobre pondero Estados Unidos desde hace tiempo y por lo que mantengo la sobre ponderación (aunque estemos en Julio).

También hace tiempo que soy de la opinión de que estamos en plena revolución industrial y que esta es, en concreto, la revolución digital. Y se llame como se llame quien la lidera son los Estados Unidos y, más concretamente, las empresas representadas en el índice tecnológico Nasdaq, motivo por el que sigo sobre ponderando este sector aunque ahora haga más calor que hace unos meses.

Como de lo que se trata es de tener una estrategia para el verano lo dejo ahí, aunque también influye mi opinión positiva a largo plazo respecto a la renta variable. Pero, dicho lo anterior, y si bien sigo pensando que Donald Trump es un hábil negociador – lo de parecer un patán y dar miedo creo que es parte de su forma de negociar -, tampoco descarto que se le pueda ir el tema de las manos y que esto pase de ser una negociación con China a convertirse en un conflicto comercial a gran escala. Pero eso puede pasar en agosto, septiembre, octubre, noviembre, etc. Puede pasar en cualquier mes del año. En ese momento habría que tomar la debidas precauciones, estemos en invierno, verano o en plena primavera.

Que disfruten de sus muy merecidas vacaciones.

Telón de Fondo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios